Clases esenciales: Teología Bíblica

Teología Bíblica – Clase 10: Éxodo, 1 Samuel y los Salmos

Artículo
04.04.2018

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 

Clase esencial
Teología Bíblica
Clase 10: Éxodo, 1 Samuel y los Salmos


La sabiduría del mundo siempre nos tentará como maestros y estudiantes de la Biblia para que leamos la Biblia buscando el cómo. «Está bien, leí mi pasaje diario, ¿cuál es la lección acerca de cómo vivir mejor?» Seguro que hay un tiempo y lugar para los mandatos y el cómo. Pero lo que realmente necesitamos es un anuncio del evangelio cargado del Espíritu Santo, el mensaje, las buenas nuevas. Kevin DeYoung lo expresa bien: «el secreto del evangelio es que realmente hacemos más cuando escuchamos menos acerca de todo lo que necesitamos hacer para Dios y más acerca de todo lo que Dios hizo por nosotros.»

Lo que eso significa es que siempre debemos considerar cómo un texto nos apunta hacia Cristo o por lo menos a algún aspecto del evangelio.

Esto es lo que nos dice Jesús en Lucas 24:

Lucas 24:44-47

            44 Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. 45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; 46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

Él dice lo mismo en Juan 5:

Juan 5:39-40

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; 40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Lo que vamos a hacer esta mañana es observar varios textos y considera como nos llevan a Cristo. Con cada texto, vamos a hacer varias preguntas:

  1. ¿Cuál es el objetivo del texto? 
  1. ¿Dónde cae este texto en la historia de la Biblia? Retrocedimos en la historia y volvimos hacia adelante. Queremos averiguar bajo cual administración de pacto estamos porque la respuesta a eso nos ayuda a determinar cuáles continuidades y discontinuidades existen entre el texto y nuestro tiempo.
  1. ¿Cómo es que este texto apunta hacia Cristo?
    1. Tipología: David, el templo, sacrificio. Estas son personas divinamente ordenadas, instituciones o eventos que Dios utiliza para apuntarnos hacia Cristo (necesitan la autorización del NT para determinar un tipo)
    2. Tema: la misericordia de Dios, el amor de Dios, nuestro pecado, llamado a alabar.
    3. Historia: por ejemplo, si cuento la historia del exilio solo lo haré desde el regreso del exilio, la insuficiencia de ese regreso, y luego la promesa de Cristo.
    4. Dios/hombre/Cristo/respuesta: imagina que estás leyendo la condenación de Israel en el libro de Jeremías. Utiliza estas como reflexiones para enseñarnos acerca de nuestro pecado, lo cual podemos hacer porque sabemos que aparte de ser el pueblo especial del pacto Israel representa la humanidad. Ellos son una parábola para nosotros.
    5. El Nuevo Testamento crea el enlace.
  1. ¿Cómo leo este texto a través de Cristo? En otras palabras, ¿Qué significa para nosotros? ¿Cómo lo aplicamos?

PRUEBA DE TEXTO

  1. El séptimo mandamiento (Éxodo 20:14)
  • ¿Cuál es el objetivo? No deberías cometer adulterio.
  • ¿Dónde cae esto en la historia de la Biblia? Bajo la administración mosaica. Esta es la ley que Dios le otorgó a Israel para obedecerle y dar ejemplo de una humanidad verdadera a la imagen de Dios.
  • ¿Cómo apunta esto hacia Cristo? Mateo 5:17 nos dice que Él cumplió la ley en tu totalidad. Es decir, su vida y enseñanza cumplieron todo su propósito. Lo cual, entre otras cosas, significa que Él guardó los mandatos de la ley. Jesús nunca cometió adulterio. Su enseñanza también aclara este mandato para nosotros. Por tanto, en Mateo 5:27-28, Él dice, «27Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. 28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.»
  • ¿Qué leo de esto a través de Cristo? ¿Qué significa para nosotros? Primero, Jesús nunca tuvo lujuria, pero nosotros si. Segundo, necesitamos perdón. Tercero, necesitamos seguir en su camino. Observa Hebreos 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. Y Romanos 13:9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Gálatas 6:1-2 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
  • Las notas al margen de tu Biblia deben ser muy útiles. Mis notas al margen tenían varias referencias del AT, luego Mateo 5:27, Hebreos 13:4 y Romanos 13:9.
  1. David y Goliat (1 Samuel 17)
  • ¿Cuál es el objetivo? Israel necesita un hombre designado y escogido por Dios que confía en Dios para rescatarlos de sus enemigos.
  • ¿Dónde cae esto en la historia de la Biblia? En la historia de Israel. Después de la ley mosaica y el establecimiento de la tierra. El pueblo de Dios estaba geográficamente limitado y agrupado en el estado de una nación. Sus enemigos eran otras naciones. Pero también observa un capítulo hacia atrás, donde vemos el rechazo de Saúl y la unción de David como posible rey. Lee 1 Samuel 16:1 Dijo Jehová a Samuel: ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl, habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de sus hijos me he provisto de rey.

Además, vemos que David tiene el Espíritu de Dios en él de una manera especial. Lee 1 Samuel 16:13 13 Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego Samuel, y se volvió a Ramá.

  • ¿Cómo es que esto apunta hacia Cristo? David es un tipo de Cristo, un rey diferente pero ungido. El Nuevo Testamento nos dice una y otra vez que él es el Hijo de David.
  • ¿Cómo leo esto a través de Cristo? No es que necesito fe para vencer los Goliats de mi vida. Es que necesito a David para que venza el Goliat de mi vida, y las buenas nuevas es que tengo uno: Jesús.
  1. Salmo 1
  • ¿Cuál es el objetivo? Hay dos maneras de vivir y el camino de fidelidad a la Palabra de Dios es el camino a la bendición.
  • ¿Dónde cae esto en la historia bíblica? Si miramos hacia atrás vemos eso desde el inicio, el hijo de Dios ha sido llamado a obedecer la Palabra de Dios y así encontrar bendición (Génesis 2:15-17). Pero una y otra vez, el hijo ha desobedecido y por tanto conoce el juicio de Dios. Vemos esto en Adán, Israel, David y Salomón para mencionar algunos. Ezequiel 19:10-14 (en las notas al margen) compara a Israel no con un árbol sino con una viña que originalmente daba fruto pero luego se debilita en el desierto.
  • ¿Cómo es que esto apunta hacia Cristo? Jesucristo es el único hombre verdaderamente bendecido del Salmo 1, que meditaba en la Palabra de Dios día y noche y por eso llevó fruto a las naciones. Él provee bendiciones edénicas de un árbol que tiene fruto (Mateo 3:13-17; 17:1-13. Juan lo llama una vid y dice que debemos unirnos a Él para crecer y dar fruto.
  • ¿Qué leo esto a través de Cristo? ¿Qué significa para nosotros? Hay una posición en la que leo este salmo con tres lentes separados simultáneamente y uno corresponde al «hombre/Cristo/respuesta.»
  • Lente 1: yo y mi estado natural creado y caído. Bendito es el hombre que hace estas cosas. Sí, eso es totalmente verdad. Debo aspirar a dichas bendiciones. Pero lo cierto es que sé que he fallado. La promesa del versículo 5 y el juicio aplican para mí.
  • Lente 2: Cristo hizo esto.
  • Lente 3: Él es la vid, yo soy la rama, voy a permanecer en Él y seguirle.
  • Lente 4: nosotros, la iglesia, somos una comunidad de personas que ha encontrado refugio en Cristo, que ahora obedece la Palabra de Dios y camina en el camino de la justicia. Nosotros nos quitamos lo viejo y ponemos lo nuevo. En ese sentido, este pasaje apunta hacia la necesidad de la disciplina de iglesia que excluye al que no se arrepiente de la reunión a la espera del último día. Como dice Pedro: «Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios» (1 Pedro 4:17).
  • En pocas palabras, reconocer que Cristo es el hombre bendecido nos guarda de predicar un sermón meramente moralista sobre el Salmo 1.