Predicación expositiva

4 razones por las que deberías predicar a través del evangelio de Lucas

Artículo
01.02.2020

La mayoría de los pastores han predicado del evangelio de Lucas, pero solo algunos lo han predicado hasta el final. Considera cuántas veces has escuchado un sermón sobre el hijo pródigo. O considera las historias del nacimiento de Jesús; se predican todos los años durante la navidad.

Pastores, aunque Lucas es el libro más largo del Nuevo Testamento, quiero alentarlos a predicar a través de todo este libro. Plantamos nuestra iglesia en 2014, y elegí a Lucas para nuestra primera serie de sermones. Sabía que, si predicaba un sermón en cada párrafo, todavía lo estaría predicando cinco años después. En cambio, elegí tomar una vista de 30,000 pies y prediqué 15 sermones en los 24 capítulos. En otras palabras, no permitas que lo extenso del libro de Lucas te impida predicar a través de él.

Ya sea que te lleve cinco meses o cinco años, predicar a través de Lucas ayudará a tu gente a ver cómo la historia de Jesús cumple la historia de Dios e Israel para llevar la salvación al mundo entero. Por otra parte, el que prediques a través del evangelio de Lucas ayudará a tu iglesia a:

1. Comprender textos familiares en su contexto más amplio

Una de las trampas comunes de predicar pasajes seleccionados como el nacimiento de Jesús durante el Adviento o el Hijo Pródigo durante una serie de sermones sobre la gracia de Dios es que a menudo extrañamos el contexto. Esto es lo que quiero decir: cuando nos alejamos y vemos todos los hechos en Lucas, deberíamos notar varias similitudes con 1 y 2 Samuel. La historia del nacimiento de Juan el Bautista es similar al nacimiento de Samuel, y la historia del ascenso de Jesús al trono es paralela al ascenso de David al trono. Esto tiene una intención: Lucas presenta a Jesús como el rey de Israel y el rey de toda la creación que ascendió al trono de su Padre, después de haber derrotado a sus enemigos a través de su muerte y resurrección.

El hijo pródigo es otro ejemplo de cómo los textos se entienden mejor en su contexto. Lucas 15: 1–3 proporciona detalles cruciales sobre el escenario de la parábola de Jesús. Dos grupos de personas se habían reunido alrededor de Jesús: los pecadores, los cuales son bienvenidos, y líderes judíos que están enojados. Los predicadores no deben descuidar estos detalles, ni deben ignorar las historias de la oveja perdida y la moneda perdida. Estas tres historias en Lucas 15 funcionan como una sola parábola sobre el gran gozo de Dios al recibir a pecadores arrepentidos. En la escena final de la última historia, el padre suplica al hermano mayor que regrese a la casa. El hermano mayor representa a la nación de Israel y el hermano menor representa a los recaudadores de impuestos y pecadores. Ampliar la vista y predicar todo el libro ayuda a los predicadores y miembros de la iglesia a comprender mejor los textos familiares en su contexto más amplio.

2. Observar la oposición de Dios hacia los altivos y su gracia para con los humildes

Uno de los temas clave a lo largo del evangelio de Lucas es la inversión de los valores del mundo. Los miembros de la iglesia notarán este tema en la canción de María y en los detalles que rodean el humilde nacimiento de Jesús. Lo escucharán en el primer sermón de Jesús cuando declara las buenas nuevas a los pobres en el rollo de Isaías, y en las bienaventuranzas encontradas en su sermón del monte. Lo verán poderosamente ilustrado cuando Jesús sane a los enfermos e invite a «los marginados» a unirse a su comunidad del nuevo pacto.

La sección intermedia larga del libro (Lucas 9-19) a menudo se llama la «narrativa del viaje». En esta sección, Jesús se dirige a Jerusalén y enseña a sus discípulos, a menudo a través de parábolas, sobre la naturaleza al revés del reino de Dios. Jesús explica repetidamente cómo sus discípulos deberían usar su dinero y sus posesiones para el bien de sus vecinos. ¡Olvídate de hacer esa serie de sermones sobre el diezmo y predica a través de Lucas!

Una vez que Jesús finalmente llega a Jerusalén, Lucas registra su conclusión climática (Lucas 20-24) como la última demostración de cómo el reino de Dios da la vuelta al mundo. Jesús lleva a cabo la historia de Dios e Israel no destruyendo a los judíos y romanos, sino al ser ejecutado por los judíos y los romanos. A través de la resurrección y ascensión de Jesús, Dios muestra su feroz oposición al hombre altivo y su asombrosa gracia para exaltar al hombre más humilde, a la posición más honorable.

3. Presenciar a Jesús recibiendo a los pecadores en su mesa

Robert Karris observa: «En el evangelio de Lucas, en cualquier caso, Jesús está en una comida, yendo o viniendo de una comida»[1] Esto comienza en Lucas 5 cuando Jesús come con los pecadores en la casa de Leví, y termina en Lucas 24 cuando el Cristo resucitado come pescado con sus discípulos para demostrar que no es un fantasma. Entre estas dos historias hay alrededor de una docena de referencias a Jesús comiendo o dando parábolas que incluyen un gran banquete (Lucas 14) o una gran fiesta (Lucas 15).

Un par de años después de haber predicado rápidamente a través de Lucas en 15 sermones, quería profundizar en el libro y construir sobre mis estudios anteriores. Elegí predicar a través de estos pasajes de comida, y llamé a la serie de sermones «Comidas con Jesús». Fue un momento gratamente satisfactorio para nuestra iglesia. Las Escrituras nos recordaron recientemente el cómo la hospitalidad puede ser una herramienta poderosa para cumplir la misión de hacer discípulos en nuestra iglesia. Lucas nos invita a presenciar a Jesús dando la bienvenida a los pecadores a su mesa para que podamos recibir a los pecadores en nuestras mesas.

4. Depender de la ayuda del Espíritu a través de la oración

Lucas explica que su propósito al escribir es presentar una cuenta ordenada de todo lo que Jesús «cumplió» o «consumó» (1: 1–4). ¿Cómo pudo hacer esto? Él cumplió la historia de Dios y trajo la salvación al mundo entero debido al poder del Espíritu Santo a través de la oración.

Si predicas a través de Lucas, tu congregación encontrará esta realidad en cada punto importante. La presencia de la oración y el poder del Espíritu Santo se ven, tanto en el nacimiento de Juan el Bautista como el de Jesús. Estos temas aparecen una y otra vez: la dedicación de Jesús en el templo, su bautismo, las tentaciones en el desierto, su primer sermón y la selección de los 12 discípulos.

En Lucas 11, enseña a sus discípulos a orar: «venga tu reino», así como Jesús mismo ora: «no se haga mi voluntad, sino la tuya», mientras suda gotas de sangre en el jardín de Getsemaní. La respuesta de Dios a esta oración conduce a la muerte de Cristo, que a su vez trae salvación al mundo entero. La predicación a través de Lucas provee cuadros impresionantes de Jesús dependiendo del poder del Espíritu a través de sus oraciones.


Traducido por Renso Bello.

Recursos sugeridos sobre Lucas:

1. Comentarios de Darrell Bock: Para la exégesis y predicación versículo por versículo, recomiendo el conocido conjunto de dos volúmenes de Bock.

2. Libros de teología bíblica: Algunos libros de teología bíblica funcionan a través de cada libro de la Biblia, como la Gloria de Dios en la salvación a través del juicio, de Jim Hamilton y El rey en su belleza, de Tom Schreiner 

3. El libro de Tim Chester –  Una comida con Jesús. Me ayudó a prepararme para la serie temática sobre las comidas de Jesús a través de Lucas, mencionadas anteriormente.