Respuestas para pastores - Membresía

¿Qué es una «membresía significativa»?

Respuesta
21.01.2019

Respuesta

«Membresía significativa» significa cuatro cosas:

  1. Los miembros de una iglesia deben ser cristianos. En Hechos, aquellos que creyeron en el evangelio se agregaron a la iglesia (Hechos 2:41, 47). Las cartas de Pablo a las iglesias son cartas a los cristianos (Romanos 1: 7, 1 Corintios 1: 2). Si bien ninguna iglesia podrá discernir perfectamente quién es y quién no es cristiano, cada iglesia debería abrir su membresía sólo a aquellos que profesan fe confiables en Cristo.
  2. Los miembros de una iglesia deben ser asistentes regulares . La membresía en la iglesia ayuda a las iglesias a supervisar las vidas de sus miembros. Si alguien no asiste regularmente, la iglesia no tiene forma de saber cómo le está yendo a la persona.
  3. Los miembros ven la iglesia como su contexto principal para la comunión y el ministerio. «Soy miembro de la Primera Iglesia Presbiteriana, pero mi verdadero ministerio es…» esta es una forma no bíblica de comenzar una oración. El Nuevo Testamento está lleno de «unos a otros»  que fueron escritos a los miembros de las iglesias locales. Eso no quiere decir que los cristianos no deben cumplir esos mandamientos entre los cristianos en otras iglesias cuando surja la ocasión. Aún así, el Nuevo Testamento visualiza a los cristianos cumpliendo esos mandamientos principalmente entre un grupo concreto del que son responsables (ejemplo 1 Corintios 12).
  4. Los miembros de una iglesia deben tener ciertos privilegios y responsabilidades bíblicas. Los miembros de una iglesia local deben tener el privilegio de ser admitidos a la Cena del Señor. También tienen la responsabilidad de:
  • Orar por la iglesia
  • Mantenerse en relaciones transparentes con otros miembros de la iglesia en los que ellos cuidan, animan, reprenden, enseñan y aprenden unos de otros (Efesios 4: 15-16).
  • Someterse al liderazgo y la enseñanza de la iglesia (Hebreos 13:17).
  • Promover la unidad en el cuerpo (Efesios 4: 3).
  • Financiar el ministerio de la iglesia (Gálatas 6: 6).
  • Usar los dones espirituales que Dios les ha dado para edificar el cuerpo como puedan (1 Corintios 12:7).