Respuestas para pastores - Más temas

¿Cómo puedes reconocer la diferencia entre la contextualización legítima y el compromiso no bíblico?

Respuesta
05.03.2019

Respuesta

La mejor regla práctica para determinar qué es la contextualización bíblica y qué es un compromiso no bíblico es la pregunta: ¿esto hace que la ofensa del evangelio sea más clara? Si es así, es una contextualización bíblica. Si no, es un compromiso no bíblico.

A primera vista, las prácticas culturales como quitarse los zapatos en el interior o no comer con la mano izquierda tal vez no parezcan relacionarse con el evangelio en absoluto. Pero si conformarse a costumbres culturales como éstas acaba con la ofensa cultural,  esto nos permite comunicar el evangelio más directamente. La eliminación de estos obstáculos culturales le da al oyente la oportunidad de escuchar la ofensa del evangelio con mayor claridad. En otras palabras, una buena contextualización brinda a las personas la oportunidad de tropezar con el evangelio, no con la cultura.

Por otro lado, si adoptas prácticas culturales que contradicen las Escrituras, o presentas el evangelio de una manera que minimiza la distinción del evangelio de lo que alguien ya cree, tal «contextualización» es un compromiso disfrazado porque minimiza la ofensa del evangelio, y en esa medida oscurece el evangelio.