Clases esenciales: Misiones

Misiones – Clase 4: El rol de la iglesia local en las misiones

Artículo
28.03.2019

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 

Clase esencial
Misiones
Clase 4: El rol de la iglesia local en las misiones


Introducción: Dios, las personas y la iglesia local

 1. ¿A quién fue entregada la comisión misionera de Dios?

a. A la iglesia reunida – (Lucas 24:33-48).

«33 Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos, 34 que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón. 35 Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.

36 Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. 37 Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. 38 Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? 39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo. 40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies. 41 Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis algo de comer? 42 Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. 43 Y él lo tomó, y comió delante de ellos.

44 Y les dijo: Éstas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. 45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; 46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día, 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 48 Y vosotros sois testigos de estas cosas».

b. La cadena del envío misionero

i. Dios envía a su Hijo – Juan 3:17:

«Porque no envío Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él».

ii. El Hijo envía al Espíritu Santo – Lucas 24:49:

«He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto».

iii. El Espíritu Santo reúne y alienta a la iglesia – Hechos 9:31:

«Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo».

iv. La iglesia sana envía a su gente –

  • De la congregación en Antioquía leemos en Hechos 13:2: «Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado».
  • Romanos 10:14-15: «14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian las buenas nuevas!».

2. ¿Qué significa para una iglesia local ser esencial en el envío de misioneros? 

  1.  Evaluación
  2.  Enseñanza/capacitación
  3.  Envío y apoyo
  4.  Supervisión y cuidado 

3. ¿Cómo deberíamos pensar acerca de las agencias misioneras?

a. Un medio opcional, pero permisivo de cooperación organizada entre las iglesia.

Filipenses 4:14-16: «14 Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. 15 Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; 16 pues aun en Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades».

3 Juan: «5 Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos, 6 los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor, y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje. 7 Porque ellos salieron por amor del nombre de él, sino aceptar nada de los gentiles. 8 Nosotros, pues, debemos acoger tales personas, para que cooperemos con la verdad».

Parece correcto organizar el apoyo cuando múltiples iglesias financian a un misionero.

b. Solo tal autoridad es delegada a ellos por las iglesias locales (Hechos 15:23-25):

«23 Y escribir por conducto de ellos: Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en Antioquía, en Siria y en Cilicia, salud. 24 Por cuanto hemos oído que algunos han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, 25 nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo».

Evento histórico único de la salvación… hay mucho que no debe repetirse… pero el tema de la autoridad del enviado derivada del que envía, todavía es útil para nosotros.

Hechos 13:2: «Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado».

c. Útil para la coordinación estratégica, la humildad, la supervisión de campo.

d. Siervos de las iglesias locales.

4. ¿Por qué es importante que tengamos claro estos puntos? 

a. Porque la iglesia es la meta y el medio para las misiones (Ef.3:10)

«para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales».

b. Porque el individualismo y el paracaidismo pueden ser problemáticos (Hechos 15:24).

c. Las misiones son intensamente congregacionales, no solo intensamente personales.

5. ¿Cómo se ve esto en Capitol Hill Baptist Church?

a. La enseñanza de la Palabra de Dios es nuestra tarea de misiones más importante.

  • Moldear la visión del evangelio de nuestra congregación como algo glorioso.
  • Organizar las vidas alrededor del evangelio, aquí o en el exterior es secundario.

b. Ser una iglesia bíblica es el medio organizativo.

  • Al confiar, capacitar, edificar, enviar.

c. Deseamos capacitar y equipar a miembros de manera intencional.

d. Movilizamos a los miembros a través de la predicación bíblica y la exposición/instrucción de las misiones.

e. Ayudamos a canalizar e instruir contra el individualismo errado.

f. Capacitamos y enviamos equipos en cooperación con las agencias misioneras.

g. Mantenemos la supervisión bíblica y pastoral.

h. También nos alegra delegar y confiar en quienes trabajan para nosotros.

Conclusión: 

  1.  Las iglesias locales son esenciales para el plan del Nuevo Testamento
  2.  Las iglesias locales reunidas son las entidades mediadoras para implementar la gran comisión de Dios.
  3.  Las iglesias locales son tanto el objetivo como los medios del plan misionero de Dios.
  4. Las iglesias locales son los medios de Dios para bendecirte en tu obediencia misionera.