Clases esenciales: Misiones

Misiones – Clase 12: La visión de CHBC para las misiones

Artículo
28.03.2019

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 

Clase esencial
Misiones
Clase 12: La visión de CHBC para las misiones


Tema: La visión por el compromiso de Capitol Hill Baptist Church con la evangelización global y el lugar de cada uno de los miembros de CHBC dentro de ese patrón.

El punto de partida: La visión de Dios por las misiones.

Antes de decir cualquier cosa acerca del plan para las misiones en CHBC, necesitamos reconsiderar lo que sabemos sobre la visión de Dios para las misiones. No es una visión para nuestra ampliación o éxito. En cambio, comenzamos esta clase hace varias semanas con una declaración inicial acerca de la visión esencial de las misiones.

Como dijo el puritano Thomas Watson: «Glorificamos a Dios cuando somos admiradores de Dios».

El escritor Tom Wells lo explica especialmente bien en su libro A vision for missions [Una visión para las misiones]. Señala:

«Los hombres deben conocer a Dios. Eso es lo único que deben hacer. Y esto significa nada más y nada menos, que Dios es eminentemente digno de ser conocido en toda la longitud, amplitud, altura y profundidad de su carácter. El cristiano es un explorador de Dios. La visión cristiana es la visión de Dios. La visión misionera también es la visión de Dios. No difiere en nada de la visión cristiana. Es la misma visión siendo compartida en lugar de simplemente ser disfrutada. Es la misma visión siendo compartida con hombres que no tienen un gusto natural por ella, con la esperanza de que Dios cree ese gusto para que ellos también puedan convertirse en ‘admiradores de Dios’. Compartir la visión de Dios, ese es el trabajo de las misiones»

Antes de siquiera empezar a pensar en nuestra visión por las misiones en CHBC, necesitamos enfocar nuestras consideraciones en la meta que Dios le ha dado de manera autoritativa a la iglesia. Y la visión que Dios ha dado no es una pequeña. La visión de Dios por las misiones es global en proporción y eterna en su extensión. Como observamos la semana pasada, no es una visión de influencia regional o extensión limitada, sino una bendición mundial.

El profeta Isaías registra las palabras de Dios que hemos considerado. Isaías 49:6:

«Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra».

Y sabemos del libro de Efesios y en otras partes que Dios desea que su visión global se cumpla. Efesios 3:10 nos lo dice claramente:

«Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor».

Y en el libro de Apocalipsis, vemos muchas descripciones de la culminación de la visión de Dios por las misiones. En Apocalipsis 7:9-10 leemos:

«9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10 y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero».

Partiendo de una consideración minuciosa de estos pasajes a lo largo de la Escritura, quedan claros unos cuantos principios básicos. Y necesitamos ser cuidadosos de que, independientemente de los planes y propósitos que podamos tener, encajen en una cosmovisión que ha internalizado estas cosas en esos valores. Por ejemplo, Dios está comprometido con su gloria. Dios desea que su iglesia sea central en la obra del evangelio en todas partes. Dios quiere el mensaje de salvación sea predicado a todos los grupos de gente de todas las divisiones culturales y lingüísticas.

Son principios como éstos los que han moldeado la visión de nuestra iglesia para nuestro compromiso con la evangelización intercultural. Aunque las cosas de las que estaremos hablando el día de hoy pueden parecer en gran parte prácticas y pragmáticas, debes saber que son el resultado de largos años de reflexión en las implicaciones de las pasiones de Dios por las misiones como se revelan en la Escritura.

Entonces, ¿cuál es la visión de CHBC para las misiones? Espero poder decir que nuestra visión es la visión que se encuentra en la Palabra de Dios, pero también entiendo que no es una manera particularmente útil de enmarcar nuestra comprensión. Tal vez el hecho de presentar una lista de algunas de nuestras prioridades te ayude a tener una mejor idea del verdadero funcionamiento de nuestra comprensión de la pasión de Dios por las naciones.

1. Una visión para animar a los misioneros en el campo y para asociarnos con ellos de una manera digna de Dios.

Primero, nos damos cuenta de que hay sabiduría al mirar a los demás.

A. Apoya a algunos misioneros para la gloria de Dios.

B. Apoya a nuestros misioneros espiritualmente, no solo financieramente.

C. Concentra nuestros recursos en una región específica dentro de una entidad específica.
a. ¿Por qué Asia Central?
b. ¿Por qué la IMB?

D. Viajes a corto plazo significativos que son realmente útiles para las personas en el campo.
a. Buscando solicitudes de campo.
b. Buscando maneras de animar a los trabajadores de CP.
c. ¿Por qué tanto cuidado de niños y servicio?

2. Una visión para mantener a la iglesia local como centro de nuestro compromiso misionero:

A. La importancia de tener una visión clara de la vida de una iglesia sana para todos nuestros miembros.

B. Todo miembro de la iglesia está llamado a estar involucrado en la evangelización global… la obra de la iglesia.
a. Enseñamos eso como adoración, o evangelización… Las misiones globales es la obra de la iglesia, así que es la obra de CADA cristiano en la iglesia.
b. Ayuda a los miembros de CHBC a reflexionar sobre su lugar en las misiones de manera intencional.

C. Enviar a personas en equipos de CHBC que funcionen casi como iglesias pequeñas por sí mismas.
a. Ayuda a tener grupos que den ejemplo de la vida de la iglesia en la cultura a la que son enviados.
b. Permite a la iglesia local realmente conectarse con una región específica.

D. Entrenar a personas aquí en CHBC antes de ser enviados.
a. La iglesia hace el envío y, tal vez, es mejor que nosotros hagamos el entrenamiento.

3. Una visión para enfocarnos en la plantación de iglesias entre grupos de gente no alcanzados.

A. Un enfoque particular en Asia Central.
– El área más necesitada en la tierra y un área difícil de trabajar.
– El porcentaje más bajo de cristianos.
– Donde parecen estar la red natural de las relaciones de nuestra iglesia.

B. Un enfoque en la evangelización que resulta en iglesias no en cristianos aislados.
a. Por qué nos asociamos con el trabajo de IMB CP.
b. Por qué nos gusta trabajar con personas con un ojo para ver que las iglesias locales asuman la obra de la evangelización
c. Entendiendo que Dios desea ser glorificado a través de la iglesia.

4. Una visión de las misiones que fluye naturalmente de una amplia cosmovisión bíblica.

A. Un enfoque en la predicación de la Palabra, no en las misiones en sí.
a. Predicando la Palabra, no las misiones.
b. Una gran visión de Dios eventualmente resultará en una pasión por hacerle conocido.
c. Un buen entendimiento del evangelio y de la historia de salvación es una gran preparación para las misiones.

B. Un enfoque en el crecimiento cristiano y la madurez bien formada en general.
a. El mejor entrenamiento para las misiones es prepararnos para ser piadosos y fructíferos aquí.
b. El discipulado personal es un entrenamiento fructífero.

C. Un enfoque en alentar los frutos aquí en D.C. para cada miembro de CHBC.
a. Desarrollar habilidades evangelísticas en bueno.
b. Desarrollar la capacidad de discipular es bueno.
c. Aprender a alcanzar otras culturas es bueno.