Clases esenciales: La membresía importa

La membresía importa – Clase 1: Declaración de fe

Artículo
22.10.2016

Clase esencial

La membresía importa

Sesión 1: ¿Cuál es nuestra declaración de fe?

Sugerencias para la enseñanza de parte de Jamie:

Esta guía didáctica consta de cuatro partes: (1) una descripción de qué hacer con la Introducción a la clase; (2) una sección de Trasfondo acerca de nuestra declaración de fe; (3) un resumen sobre cómo trabajar la Declaración; y (4) un modelo más detallado, en forma de manuscrito, en cuanto a cómo puede enseñarse la clase.

El mayor reto de enseñar la clase de la Declaración de fe es la habilidad para explicarla claramente sin tener que detenerse mucho en los primeros artículos, sino solo en aquellos que serán menos familiares para la mayoría de los asistentes, como los que se refieren al congregacionalismo y al bautismo. Lo que he intentado hacer en este documento es sugerir dónde sería útil una explicación adicional, para ayudar a administrar tu tiempo en la clase. Esto significa que este documento no pretende ser un manuscrito que se lea palabra por palabra, sino más bien un modelo que se puede utilizar como guía. Los marcadores de tiempo que se incluyen te ayudarán a mantener un  buen ritmo durante la clase. El tiempo en negrita es para las clases que se hagan el domingo por la mañana. El tiempo que no está en negrita es para usar en los eventos especiales de fin de semana llamados “weekenders”.

Así es como yo sugeriría usar esta guía de enseñanza: léela dos o tres veces antes de la clase, para que puedas familiarizarte con mi enfoque sugerido. Entonces, cuando ya estés enseñando, usa la sección “Trasfondo” como manuscrito habitual y luego el resumen general para guiarte a través de la Declaración de fe.

Un último recurso que será útil es crear un documento compartido con los ancianos de tu iglesia, en el que podáis apuntar preguntas frecuentes que podáis ir actualizando continuamente. Este es un buen documento para que te familiarices, como parte de tu preparación. Y si te encuentras con preguntas difíciles durante la clase que no estén en este documento de preguntas frecuentes, sería aconsejable añadirlas al mismo, escribiendo también una buena respuesta para dicha cuestión.

Introducción

  • Dad la bienvenida a la gente, describe el proceso de membresía, haz circular una hoja de asistencia a la clase, y entrega los materiales.
  • Preséntate (di tu nombre, dónde vives, algunos detalles de tu familia, trabajo, etc.)
  • Pide a todos que se presenten brevemente: nombre, religión en la que fueron criados en una sola palabra (por ejemplo: bautista, budista, sin religión, etc.). Sé estricto en la brevedad ya que el tiempo es limitado para esta clase.

9:50 / 0:00

Trasfondo

Lo más importante de una iglesia es en lo que cree, por ello comenzamos nuestra clase sobre la membresía con la declaración de fe de nuestra iglesia. Empezaré con algunos breves antecedentes y luego profundizaremos juntos en el documento en sí. Me detendré algunas veces para resolver preguntas. Si tienes una pregunta, avísame en ese mismo momento mientras está fresca en tu mente.

Así que, primero, un poco de trasfondo. Rápidamente: ¿Cuántos de vosotros habéis estado antes en una iglesia que use una declaración de fe? (insertar comentarios adecuados aquí). Básicamente, una declaración de fe es un resumen de las enseñanzas más importantes de la Biblia. No creemos que este documento sea inspirado por Dios, pero creemos que es útil resumir palabras que han sido inspiradas, de tal forma que, como iglesia, todos podamos estar de acuerdo en que estamos entendiendo la Escritura del mismo modo en cuanto a las cosas más importantes. Parte de unirse a esta iglesia implica estar de acuerdo, con el resto de la congregación, en lo referente a las enseñanzas más importantes de la Biblia. Así que, si quieres formar parte, tendrás que firmar la declaración de fe. La clase de hoy está diseñada para ayudarte a entender la declaración de fe, para que puedas determinar si realmente crees estas cosas.

La declaración de fe de nuestra iglesia fue adoptada cuando nuestra congregación se formó por primera vez en 1878 y, básicamente1, se ha mantenido sin cambios. A su vez, fue tomada de la Confesión de Fe de New Hampshire la cual fue escrita en 1833. La confesión de New Hampshire fue articulada como una declaración de fe que podría conciliar a los bautistas más o menos calvinistas2. Si estos términos teológicos no significan nada para ti, no te preocupes. Esta declaración de fe sigue siendo una de las más utilizadas en el mundo, si no la declaración de fe protestante más usada.

Ahora, ¿por qué deberíamos usar una declaración así? Bueno, hay muchas cosas importantes en la Biblia en las que podemos estar en desacuerdo y aun así ser miembros de la misma iglesia de manera generosa y feliz. Pero hay otras cosas en las que debemos estar de acuerdo si vamos a ser una iglesia. Y es ese listado de cosas lo que conformará nuestra declaración de fe. Realmente, de todas las verdades contenidas en la Escritura, solo hay dos categorías de declaraciones que se incluyen en un documento como el que estamos considerando: las cosas que son esenciales para el mensaje del evangelio y las cosas que, sinceramente, tenemos que decidir como iglesia (como por ejemplo, en  qué día deberíamos reunirnos, artículo 15). En este sentido, esta declaración es simple y concisa. Puesto que cada uno debe estar de acuerdo con esta declaración para unirse a nuestra iglesia, no queremos levantar obstáculos innecesarios para la membresía de la iglesia.

Ahora, al entrar en nuestra declaración de fe, no lo haremos en un orden estricto. En lugar de esto, trabajaremos a partir de las afirmaciones que son más comúnmente aceptadas por los cristianos hasta llegar a aquellas que son más características de las iglesias bautistas como la nuestra. En tu guía de estudio, verás cuatro categorías. Vamos a empezar con aquellos artículos que son históricamente cristianos, esto es, aquellos que prácticamente cualquier iglesia cristiana afirmaría en los últimos 2000 años. A continuación, veremos algunos artículos que son evangélicos. Estos son los artículos que nos caracterizan como una iglesia protestante (en contraste con los católicos romanos y ortodoxos).

Y entonces solo tenemos dos artículos que nos separan de otros protestantes. Esto incluiría nuestro artículo bautista sobre quién debe ser bautizado, y nuestro artículo sobre quién es finalmente responsable de tomar decisiones en nuestra iglesia (lo cual nos caracteriza como una iglesia congregacionalista). Debido a estos dos artículos, nos reunimos en iglesias separadas de hermanos y hermanas cristianos que no son bautistas. Pero compartimos una gran unidad con ellos en el evangelio y otros asuntos. Así que dejaremos que un presbiteriano nos predique un domingo por la mañana, y colaboraremos con una iglesia anglicana para evangelizar. Cuando mostramos este tipo de unidad en el evangelio a pesar de las diferencias, creo que traemos gran gloria al evangelio.

Hasta aquí, ¿alguna pregunta?

Resumen general

Los artículos en negrita merecen mayor tiempo. Los artículos que aparecen en cursiva pueden, por lo general, ser pasados por alto sin más explicaciones. Los artículos en letra normal requieren una mínima explicación (a menudo para definir algunas palabras o frases desconocidas).

9:56 / 0:06

Históricamente cristianos

II. Del Dios verdadero: define Jehová.

III. De la caída del hombre: resume brevemente.

IV. Del camino de salvación: explica “completamente por gracia” y la idea de “expiación completa”.

VI. Del carácter gratuito de la salvación.

VII. De la gracia en la regeneración: explica cómo el nuevo nacimiento inevitablemente resulta en un cambio de vida.

(Da vuelta a la página)

XII. De la armonía entre la Ley y el evangelio: explica que nuestro “Mediador” es Jesús y la “iglesia visible” significa la iglesia local.

XIV(b). Del bautismo cristiano y la santa cena: comienza leyendo lo de que el bautismo es un prerrequisito.

XV. Del día del Señor: explica lo que sí y no creemos acerca del domingo.

XVI. Del gobierno civil: no somos anarquistas.

XVIII. Del mundo venidero: el fin viene; el cielo y el infierno son reales.

¿Alguna pregunta hasta ahora?

10:07 / 0:17

Evangélicos

I. De las Escrituras.

V. De la justificación. Explica la diferencia entre un protestante y la comprensión católica romana de la justificación, definiendo el término “imputación”. Es bueno mencionar 2 Co. 5:21.

VIII. Del arrepentimiento y la fe. No es que la gracia de Dios coopere con nuestras buenas obras (somos salvos únicamente por la fe).

IX. Del propósito de la gracia divina. La Biblia enseña claramente la elección (Ef. 1:4) y que el hombre es un agente libre. Los cristianos han intentado conciliar estos aspectos de diferentes maneras a través del tiempo, pero nuestra iglesia no adopta una posición sobre cómo encajan entre sí (solo que ambas son ideas bíblicas). Define el “uso de medios” como algo que se refiere básicamente a la evangelización (Ro. 10:14).

X. De la santificación.

XI. De la perseverancia de los santos: Define “profesante superficial”.

XVII. De los justos y los impíos.

¿Alguna pregunta?

10:17 / 0:27

Congregacionalistas

XIII. De una iglesia evangélica: lo que nos hace congregacionalistas es la frase: “gobernada por sus leyes”, en contraste con ser gobernados por nuestros ancianos, por un oficial denominacional, por un presbiterio, etc. Algunas cosas a señalar:

  • La autoridad final bajo Cristo sobre cuestiones de disciplina y doctrina es la congregación.
  • En el NT, cuando surgen cuestiones de disciplina/doctrina en una iglesia local3, se apela a la congregación, más que al pastor, a los ancianos, o incluso a los apóstoles.
  • Es por eso que votamos sobre cuestiones importantes en las reuniones de nuestros miembros.
  • También vemos aquí que tenemos ancianos (“obispos/pastores”) que lideran a la iglesia.
  • En la clase número 6 veremos cómo la autoridad de los ancianos encaja con la autoridad de la congregación.

Bautistas

XIV(a). Del bautismo cristiano y la santa cena: nuestra declaración de fe define el bautismo como algo que se hace a un creyente. Algunas cosas que señalar:

  • Creemos que el mandato de Jesús de bautizar se aplica solo a los creyentes, no a sus hijos infantes.
  • Para unirte a nuestra iglesia, debes haber sido bautizado como creyente y firmar esta declaración, lo que significa que también crees que el bautismo es solo para los creyentes.
  • Si estás reflexionando sobre este tema, habla conmigo después de la clase y te indicaré algunos recursos útiles4.

¿Alguna última pregunta? Acaba con una oración.

Modelo palabra por palabra

[Para cada artículo, léase el resumen provisto a continuación, y después léase el artículo en sí (excepto donde se indique). Deteneos para hacer preguntas donde se indica.]

9:56 / 0:06

Históricamente cristianos

II. Del Dios verdadero: Empezaremos con el artículo 2, donde decimos lo que creemos acerca de Dios. “Jehová” es, por cierto, una manera de principios del siglo 19 para traducir el nombre del Dios del pacto, “YHWH”, que en tu Biblia probablemente se traducirá como “El Señor”.

III. De la caída del hombre: Básicamente, todos hemos pecado. No porque Dios nos forzara a ello, sino porque eso es lo que somos. Amamos más al pecado que a Dios.

IV. Del camino de salvación: Pero, es completamente por su gracia, que Dios nos ha provisto un Salvador, Jesucristo, quien vivió una vida perfecta y murió en nuestro lugar, recibiendo el castigo que merecíamos por nuestros pecados.

[Lee el artículo IV] Las frases clave aquí son “puramente por gracia”, es decir, no hacemos nada para ganar nuestra salvación. Y “su muerte, hizo plena expiación por nuestros pecados”, es decir, Cristo se ofreció a sí mismo en la cruz no solo como un ejemplo para nosotros, sino como nuestro sustituto, para recibir el castigo de Dios que nosotros merecíamos.

VI. Pasa al artículo 6, Del carácter gratuito de la salvación5.

VII. De la gracia en la regeneración: [leáse primero] En otras palabras, cuando somos salvados, nacemos de nuevo. Y ese nuevo nacimiento resultará inevitablemente en una vida cambiada. No porque tenemos que hacerlo, sino porque ahora queremos obedecer a Dios.

XII. Ahora da la vuelta a la página y vamos al artículo 12, “De la armonía entre la Ley y el evangelio”. [Léase primero] Nuestro Mediador es Jesucristo; la “iglesia visible” significa simplemente la institución de la iglesia local.

XIV(b). Ahora pasa a la segunda parte del artículo 14. Llegaremos al bautismo en un minuto, pero empezando en: el bautismo “es requisito previo a los privilegios de la relación con la iglesia y a la participación en la Santa Cena, en la cual los miembros de la iglesia por el uso sagrado del pan y del vino conmemoran juntos el amor de Cristo demostrado en su muerte; precedido siempre de un examen personal solemne del participante”. En otras palabras, debes ser bautizado para unirte a una iglesia local y participar de la cena del Señor; algo en que prácticamente todos los cristianos están de acuerdo.

XV. Del día del Señor: no creemos que sea pecado trabajar en día domingo (aunque algunos en nuestra iglesia lo creen), pero sí creemos que el domingo debe ser apartado para la adoración a Dios, por lo que nos reunimos el domingo, como lo han hecho siempre los cristianos.

XVI. Del gobierno civil: [léase primero] En otras palabras, no somos anarquistas. Creemos que el gobierno es establecido por Dios, y oraremos por quien esté en el poder, tal y como el Nuevo Testamento nos enseña.

XVIII. Del mundo venidero: el último artículo nos habla de la realidad de un juicio final venidero. No hay ninguna declaración aquí acerca de la cronología de los últimos tiempos, simplemente que el final se acerca. Sin embargo, para unirte a esta iglesia, debes creer al igual que nosotros en la realidad del cielo y el infierno.

¿Alguna pregunta hasta ahora?

10:07 / 0:17

Bien. Ahora vamos a aquellas declaraciones de índole evangélica:

I. De las Escrituras.

V. De la justificación. Creemos que Dios declara justos a los pecadores, es decir, que los justifica. Y, mientras que la iglesia católica romana enseña que solo somos justificados una vez que llegamos a ser perfectos6, los protestantes entienden que la justicia por la cual somos justificados es la perfecta justicia de Jesús. Es, a través de la fe, que su perfecta justicia se nos da o, más precisamente, como este mismo artículo establece, es imputada a nosotros. Piensa en 2 Corintios 5:21, “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”.

VIII. Del arrepentimiento y la fe. Y aquí hay otro desacuerdo muy crucial con la iglesia romana. No es que la gracia de Dios coopere con nuestras propias buenas obras para “terminar el trabajo” por así decirlo, sino que somos salvados solo por la fe.

IX. Del propósito de la gracia divina. El siguiente artículo describe la idea bíblica de la elección. Y verás la exploración de la aparente tensión entre la elección de Dios, quien nos ha elegido antes de los siglos (Ef. 1:4), y de lo que este artículo llama el albedrío humano y el uso de “los medios”, es decir, la evangelización. La gente tiene la elección de creer, y necesitan escuchar la palabra de Cristo para creer (Ro. 10:14).

X. De la santificación.

XI. De la perseverancia de los santos. [léase primero] En otras palabras, ¿cómo identificamos a alguien como un verdadero seguidor de Cristo, en contraste con un profesante superficial que profesa a Cristo solo de nombre? Los verdaderos creyentes “perseveran hasta el fin”.

XVII. De los justos y los impíos. Los “justos” son los que son declarados justos por la fe en Cristo; y los impíos son todos los demás. Artículo 17: [léase ahora]

¿Alguna pregunta?

10:17 / 0:27

Entonces veamos el artículo congregacionalista, artículo 13. [Léase primero]

La frase que nos hace congregacionalistas es la que dice “gobernada por sus leyes”. En otras palabras, no somos finalmente gobernados por nuestros ancianos, o por un oficial denominacional, o por un presbiterio. La autoridad final ante Cristo por lo que sucede en esta iglesia es la misma congregación. Es por ello que pedimos a todos nuestros miembros, y no solamente a los ancianos, que estén de acuerdo con nuestra declaración de fe y con el pacto de nuestra iglesia. Es por ello que la congragación  vota acerca de quiénes deberían ser los ancianos, y sobre todos los nuevos miembros, las bajas y los casos de disciplina. Vemos en la Escritura que en la iglesia local, cada vez que había disputas sobre disciplina, es decir, quién debía ser miembro, o sobre doctrina, es decir, lo que la iglesia cree, los apóstoles no apelaron a los ancianos, ni siquiera a otros apóstoles, sino a la propia iglesia local.

Y sin embargo, también se puede ver aquí que una iglesia debe tener ancianos, que es la palabra más moderna para obispo. Veremos en más profundidad cómo la autoridad de la congregación encaja con la de los ancianos en la clase número 6.

Por último, veamos la primera parte del artículo 14 que pasamos antes. [Léase primero]

Cuando Jesús mandó a sus seguidores a bautizar, entendemos que quiso decir que se bautizara a los cristianos, no a los cristianos y a sus hijos infantes. Y para firmar esta declaración, debes estar de acuerdo con nosotros en esto. Si no has sido bautizado como creyente, debes ser bautizado antes de unirte a nuestra iglesia. Y cada miembro de nuestra iglesia debe compartir este entendimiento de que el bautismo es solo para los creyentes. Si este es un punto que no habías considerado antes, o algo con lo que estás batallando, por favor habla conmigo después de la clase y te recomendaré algunos recursos útiles4.

¿Alguna última pregunta?

Muy bien. Así que esa es nuestra declaración de fe. Te animo a seguir examinándola y dinos si tienes más preguntas. Oremos.

 

Referencias:

[1] Las palabras “absteniéndonos de toda labor secular y recreaciones pecaminosas” se retiraron del artículo XV (Del día de reposo cristiano). La redacción original podría ser interpretada en el lenguaje actual como una sugerencia de que las cosas “pecaminosas” se pueden hacer en los días que no sean domingo; algo con lo que, obviamente, no estamos de acuerdo. En su contexto original, “recreaciones pecaminosas” probablemente se entendía como cualquier tipo de actividad considerada inadecuada para un domingo.

[2] Gregory A. Wills, Democratic Religion (New York: Oxford University Press, 1997), 110.

[3] La frase “en la iglesia local” se utiliza aquí para diferenciarla del  Concilio de Jerusalén, un evento único en la historia de la salvación cuando la naturaleza básica del evangelio todavía estaba siendo establecida.  Véase 2 Corintios 2:6 como ejemplo de la posibilidad de votar en una iglesia del NT.

[4] Aquí hay tres recursos sugeridos:

  • El más corto: A String of Pearls Unstrung de Fred Malone, en el que se detalla cómo Fred Malone pasó del bautismo de niños al bautismo de creyentes.
  • El mejor de todos los recursos: el capítulo de Steve Wellum en Believer’s Baptism: Sign of the New Covenant in Christ, editado por Tom Schreiner y Shawn Wright.
  • Lo más profundo: Infant Baptism and the Covenant of Grace de Paul Jewett o el libro completo indicado anteriormente de Schreiner y Wright.

[5] Es importante señalar que simplemente se deja claro que desde nuestra perspectiva humana, el evangelio es ofrecido a todos, en el sentido de Juan 3:16. No tienes que creer en la expiación limitada para unirte a CHBC (pero nuestra declaración de fe de ninguna manera niega esta doctrina).

[6] La iglesia católica romana enseña que solo somos declarados justos una vez que llegamos a ser justos (en el purgatorio).