Respuestas para pastores - Predicación expositiva

¿Por qué temen los pastores predicar acerca del infierno? ¿Cuál es la solución?

Respuesta
18.08.2016

¿Por qué temen los pastores predicar acerca del infierno?

  1. Es un tema extremo. La sabiduría, a menudo, aconseja moderación, pero no hay nada moderado sobre el infierno. Es una realidad difícil de contemplar, mucho más difícil es proclamarla en una sala llena de gente.
  2. Ha sido utilizado para manipular a la gente en el pasado. No hay duda de que algunos pastores han predicado sobre el infierno con el fin de manipular a la gente para que tomen una decisión apresurada para Cristo, o como un garrote para imponer una agenda moralista.

Pero la dificultad del tema y las posibilidades de abuso no son excusas para que un pastor guarde silencio sobre lo que Dios claramente ha revelado. ¿Cuál es, entonces, la solución?

  1. Habla sobre el infierno tanto como lo hizo Jesús. Jesús frecuentemente advirtió a las personas que temieran al infierno y que huyeran de todos los caminos que conducen al infierno (Mt. 7:13-14, 21-25, Mr. 9:42-28, Lc. 12:4-5, 13:5). Así que debes enseñar lo que Jesús enseñó.
  2. Sé fiel a la Escritura. Si estás predicando a través de los libros de la Biblia te encontrarás con pasajes que hablan claramente acerca de la ira de Dios y el infierno. No pases por alto ni suavices estos pasajes. En lugar de esto, con oración predícalos y ruega a la gente que se arrepienta de sus pecados, que confíen en Cristo y sean salvos.
  3. Confía en el Espíritu Santo. Tu trabajo como pastor no es hacer que la gente sea como tú, sino declarar fielmente todo el consejo de Dios. Por tanto, proclama fielmente todo lo que Dios ha revelado en su Palabra y confía en que el Espíritu Santo traerá buenos frutos usando tu predicación.