Respuestas para pastores - Liderazgo

¿Cuáles son las señales de advertencia a tener en cuenta cuando se considera a un hombre como un anciano potencial?

Respuesta
03.08.2016

Por lo general, una iglesia no debería confirmar como anciano a un hombre que no cumpla con los requisitos bíblicos establecidos en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:6-9. Aquí hay varias señales de advertencia que una iglesia debería considerar:

  1. Un espíritu contrario. Si tú dices “negro”, él dirá “blanco”. Un anciano debe construir la unidad, no incitar a la división.
  1. Falta de fruto espiritual. Si un hombre no está pastoreando al rebaño, no comenzará a hacerlo porque le des un título. Un anciano debe ser un hombre que ya esté trabajando arduamente en la edificación del cuerpo de Cristo.
  1. Una esposa que no apoya a su marido. Pastorear bien es una tarea exigente. Se necesita tiempo para enseñar, discipular y ejercer la hospitalidad. ¿Está la esposa feliz de apoyar el ministerio de su marido, aun cuando eso requiera un gran sacrificio de su parte? Si no es así, sería imprudente nombrar a este hombre como anciano.
  1. Un historial de relaciones rotas detrás de él.
  1. Un enfoque en sí mismo. Cada vez que abre su boca, ya sea en una clase de escuela dominical o en una mesa de restaurante, parece tener sus propios intereses en mente y no los de todos los demás. Un anciano debe ser un hombre que siempre esté mirando hacia afuera para el bien del cuerpo de Cristo.
  1. Incapacidad para animar a otros.
  1. Incapacidad para mostrar compasión y ternura. Un hombre puede ser rigurosamente fuerte y bíblico, pero si no puede ser tierno y compasivo será un pobre pastor.
  1. Una tendencia a exagerar y embellecer las cosas. Un anciano debe ser un hombre cuya palabra sea completamente confiable.
  1. Una tendencia a valorar la creatividad y la innovación por encima de la fidelidad bíblica. Esto no quiere decir que la creatividad y la innovación sean cosas malas, pero siempre deben ser herramientas para la fidelidad a la Palabra de Dios.
  1. Incapacidad para admitir que está equivocado.
  1. Incapacidad para someterse a otros líderes.
  1. Una negativa a ser incomodado o a hacer sacrificios para ayudar a los demás.
  1. Un sentimiento de pensar que tiene derecho a tener una oficina.