Respuestas para pastores - Membresía

¿Cómo puedo guiar a mi iglesia hacia una membresía significativa?

Respuesta
16.02.2019

Respuesta

  1. Proclama el evangelio. Predica sobre la santidad de Dios, la pecaminosidad del hombre, la expiación y la expiación sustitutiva de Cristo, nuestra necesidad de arrepentirnos de nuestros pecados y confiar en Él. Deja en claro que aquellos que no están comprometidos el uno con el otro en amor no tienen ninguna razón para pensar que se han comprometido con Dios en amor (1 Juan 4: 20-21).
  2. Usa una Declaración de Fe y el Pacto de la Iglesia. Exige que los miembros firmen una declaración de fe lo que una iglesia cree y un pacto de la iglesia (cómo vivirán los miembros juntos).
  3. Requiere una clase de membresía. Ayuda a los posibles miembros a saber qué se espera de ellos y qué pueden esperar de la iglesia. Aprovecha esta oportunidad para enseñar a través de la declaración de fe y el pacto de la iglesia, la importancia de la membresía y los aspectos prácticos de cómo funciona la iglesia.
  4. Requiere una entrevista con un anciano o pastor. En la entrevista, pídele a la persona que comparta el evangelio y brinde un informe de su conversión y su discipulado desde entonces. Esto también brinda la oportunidad de conocer gente nueva y hacer preguntas en un ambiente cómodo.
  5. Deja de bautizar a los niños. Un niño pequeño sin duda puede convertirse en cristiano. Pero una iglesia no necesariamente puede discernir si un niño se ha convertido o no en cristiano. Los niños deben tener la oportunidad de madurar y tener la oportunidad de resistir la atracción del mundo. Por lo tanto, no crees confusión bautizando a aquellos cuyas profesiones de fe la iglesia no puede evaluar de manera confiable.
  6. Requiere la aprobación congregacional de los nuevos miembros. La admisión y exclusión de la membresía de la iglesia es un acto de la congregación (esta es una implicación de 2 Corintios 2:6). Así que dirija a la iglesia para que afirme explícitamente a cada miembro que la iglesia reciba y ceda.
  7. Publica regularmente un directorio de membresía exacto. Alienta a los miembros a usarlo como una lista de oración.
  8. Dar supervisión pastoral a los miembros. Trata de asegurarte de que cada miembro mantenga una conversación regular con un anciano o un cristiano maduro de la congregación. Toma la iniciativa para saber qué está pasando en la vida de los miembros.
  9. Cultiva una cultura de discipulado. Alienta a los cristianos más jóvenes a convertirse en discípulos de cristianos mayores y más maduros. Anima a los cristianos más maduros a que acepten a cristianos menos maduros bajo su protección. Alienta a cada miembro de la iglesia a tener múltiples relaciones espiritualmente beneficiosas.
  10. Limita ciertas actividades y áreas de servicio a los miembros. Las iglesias deben considerar la posibilidad de restringir sus reuniones de negocios, de servicio público y de grupos pequeños excepto los de evangelización solo a los miembros.
  11. Revive la práctica de la disciplina correctiva. Una vez que hayas establecido una significativa cultura de membresía, comienza a guiar a la congregación a excomulgar a aquellos que persisten en graves pecados no arrepentidos.

(Este material ha sido adaptado del capítulo de Mark Dever «Cómo recuperar la membresía significativa de la iglesia» en Restaurar la integridad en las iglesias bautistas, ed. Thomas White, Jason B. Duesing, y Malcomb B. Yarnell, III, páginas57-60)