Artículos

Lo que los puristas de 9Marks deberían conocer acerca de la plantación de iglesias

9Marks News
26.04.2018

Nota del editor: En 9Marks, hemos apreciado desde hace mucho tiempo a aquellos con quienes tenemos las cosas más importantes en común, pero que están en desacuerdo constructivo con nosotros (Proverbios 27:6). Esperamos que te beneficies de él como nosotros lo hemos hecho.

Cuando Jonathan Leeman me pidió que escribiera un artículo para esta edición, envió el título anterior diciendo: «Vamos, ¿no te gusta el título?».

 Verás, él sabe (y Mark Dever también sabe) que amo la claridad del evangelio y la eclesiología bíblica, pero me preocupa la naturaleza antipráctica que algunas veces vemos en la comunidad de 9Marks.

Este artículo no está en mi lugar, sino en el tuyo, a petición suya, porque saben que tenemos mucho en común. De hecho, las últimas iglesias que he plantado todas utilizaron «A Display of God’s Glory» [Un reflejo de la gloria de Dios] para describir nuestro gobierno. Pero pienso que hay algunos asuntos que considerar en la plantación de iglesias. Así que creé nueve cosas que los puritanos de 9Marks deberían conocer, ¡porque el nueve es un número santo!

  • La predicación no planta iglesias

Tu predicación no es tan importante como piensas, por lo menos en la plantación de iglesias.

Ahora bien, todavía no me odies, recuerda que esto es una conversación acerca de la plantación de iglesias. Permíteme ser claro, predicar las Escrituras de manera exegética y teológicamente precisa es esencial, significativo y vital para la salud de tu iglesia, pero no es lo primero que debes hacer. También debes construir relaciones, compartir el evangelio e iniciar grupos.

Evangelizas para que exista una iglesia, y luego comienzas a predicar a la iglesia de los recién evangelizados.

Sí, predicar y enseñar son marcas de una iglesia bíblica, pero no es cómo se planta una iglesia. La predicación es parte de cómo pastoreas una iglesia, pero primero tienes que plantarla (a través de la evangelización).

Ahora bien, si comienzas con un grupo que es enviado, y ya es una iglesia que se encuentra funcionando, esa es otra historia sobre la predicación, pero es la misma historia sobre la evangelización. El evangelismo tiene que ser un conductor si se trata verdaderamente de una plantación de iglesias y no sólo se está estableciendo un nuevo punto de predicación.

Muchos puritanos aman predicar más que plantar (y algunas veces más que a las personas), lo que lleva a una «plantación» que generalmente trata más acerca de personas que desean una predicación mejor y más reformada.

  • El ministerio práctico y el pragmatismo no son lo mismo

Nunca plantes una iglesia en tu cabeza.

Para los teóricos y teólogos, existe el peligro de adoptar una metodología y formas de plantar iglesias sin una comprensión de su cultura o contexto específico. Necesitamos una visión de las personas a la que Dios nos llama, lo cual significa que debemos conocerlas, y luego desarrollar pasos prácticos para realmente plantar una iglesia entre ellos. Estos pasos prácticos pueden ser tan simples como reunir a cada vecino de tu calle, invitar a la gente a ir a la iglesia, asistir a eventos comunitarios, etc. La plantación de iglesias no puede quedarse en las nubes, tiene que hacer un salto práctico hacia las calles

Y, lo que escuchaste en una conferencia o en un seminario no es siempre igual, ya que se aplica y se vive de manera práctica cuando estás plantando desde la ciudad hasta entornos rurales.

  • Plantas cuando involucras a los perdidos, no sumergiéndote en la cultura de tu iglesia

No puedes vivir y amar como Jesús sin pasar tiempo significativo con las personas que no lo conocen.

Jesús dijo que él vino a «buscar y a salvar lo que se había perdido» (Lucas 19:10), y estamos llamados a unirnos a él en su misión. Como plantador de iglesias, es sorprendente que hacer y proteger tiempo para pasarlo con personas que necesitan escuchar de Jesús sea difícil, pero lo es. Puede ser fácil caer en el modo de enseñar a otros una metodología fantástica acerca de buscar a aquellos que están perdidos, pero pasamos poco tiempo a modelarlo nosotros mismos. Esto puede crear una iglesia de misioneros intelectuales bien equipados, pero completamente inexpertos. Como plantadores de iglesias, con las diferentes demandas de tu tiempo, debes proteger agresivamente el tiempo que pasas con amigos, vecinos y compañeros de trabajo (si eres bivocacional) que aún no conocen a Jesús. Modelar esto y hacerlo junto con miembros de tu plantación de iglesias, moldeará tu cultura sobre la misión.

Muchos puritanos se han sumergido en una cultura de iglesia o religiosa. ¿Alguna vez has notado lo fácil que es para nosotros comenzar diciendo frases que suenan espirituales alrededor de las personas que no tienen inclinación espiritual? Eso es una señal de la cultura de iglesia, no una verdad bíblica, eso es no saber relacionarnos con personas normales

  • El compromiso cultural es crucial y no natural para los inclinados teológicamente

Quieres ser teológicamente astuto y relacionarte con la cultura para plantar una iglesia efectivamente.

Algunas veces, las personas que son más adeptos en el compromiso cultural tienden a tener menos inclinaciones teológicas, pero eso no siempre es una correlación. Frecuentemente, aquellos que han estudiado teología por años se encuentran a sí mismos perdiendo pistas de contextos culturales, y su predicación es distante y divergente.

Plantar bien una iglesia implica hacer una exegesis de la cultura en la que Dios te ha colocado soberanamente. Esto requiere tiempo, energía, esfuerzo e intencionalidad. Debemos predicar a Cristo y las Escrituras con un fiel entendimiento de la teología, pero debemos también comunicarnos en el lenguaje y contexto cultural de nuestro tiempo. Encuentro irónico que aquellos que aman a los puritanos a veces traicionan la práctica puritana de «hablar claramente».

Puedes y deberías estar relacionado con la cultura y ser impulsado teológicamente en tu enfoque del ministerio.

  • No predicarás y discipularás tu camino hacia el evangelismo. Debes dirigir a tu iglesia HACIA el evangelismo involucrándote EN el evangelismo CON ellos

Es un mito que la predicación y la enseñanza siempre producirán una iglesia evangelística. A menudo no es así.

La buena enseñanza en aislamiento rara vez tiene un efecto transformador, aunque las personas todo el tiempo me dicen que ese es su plan. Los sermones de un predicador deben coincidir con las actividades de su vida (1 Timoteo 4:16; 2 Timoteo 3:10). Verte asistir activamente a tu propio evangelismo, pastor, es la ilustración que tus sermones necesitan para crear una nueva cultura. El evangelismo necesita ser contagiado y enseñado.

De hecho, tuve una discusión con uno de los puritanos de 9Marks (¿mencioné que esa era la frase de Jonathan?) acerca de eso. Él estaba frustrado porque estaba enseñando y predicando, discipulando y profundizando, pero la evangelización no aumentaba.

Él estuvo de acuerdo en hacer todo lo que sugerí por unos meses. Así que planificamos días de alcance, comenzamos una nueva serie que facilitaba que los cristianos pudieran traer visitantes (y luego hicimos énfasis en traer un amigo), planificamos un alcance de toda la iglesia hacia la comunidad, organizamos una estrategia de oración, y más.

¿El resultado final? Él no hizo nada que violara su visión puritana (ese fue nuestro acuerdo), y pronto la iglesia empezó a crecer porque se movilizó y Dios estaba bendiciendo.

  • Puedes aprender de las personas que están alcanzando personas

Frecuentemente les digo a las personas que si quieren que su iglesia tenga una mala reputación, comiencen a crecer. Los pastores que dirigen iglesia que no están creciendo encontrarán maneras de explicar el crecimiento de otras iglesias como algo ilegítimo.

Sí, hay falsos convertidos. Sí, hay malas metodologías. No, no queremos depender del momento. Pero, tal vez puedas aprender más preguntando: «¿Qué puedo aprender de alguien que está alcanzando a las personas que yo no estoy alcanzando?».

  • Ama a Jesús. 8. Predica el evangelio. 9. Cuidado con la eclesiología.

De acuerdo, supongo que todos estaríamos de acuerdo con los últimos tres puntos. Y quisiera que supieras que lo estoy contigo en mucho.

Cuando Mark y yo discutimos esto un día, le dije (en, espero, una buena manera) que creía que él estaba creando toda una generación de pastores con una mentalidad teológica, pero prácticamente desinformados, que son menos efectivos de lo que pudieran ser.

Respondió algo así como, que están leyendo todos los libros prácticos (y, gentilmente dijo que muchos de ellos eran míos). Sin embargo, no estoy convencido de que ese siempre sea el caso. (Y Mark, tus libros se venden mucho más que los míos).

Pero, en su respuesta, encontré mi esperanza. Mark está asumiendo que estás obteniendo lo práctico de algún lado. Mi preocupación es que los puritanos de 9Marks no lo están, y necesitan hacerlo.

Por tanto, aprende mejores prácticas, aprende cómo involucrar a los perdidos, aprende cómo dirigir bien a tu iglesia para alcanzar su comunidad, pero no lo hagas removiendo el evangelio, las Escrituras y un entendimiento bíblico de la Iglesia.

Esta es mi exhortación para ustedes… Mis amigos, ¡puritanos de 9 Marks!

Traducido por Samantha Paz.