Clases esenciales: Sufrimiento

Sufrimiento – Clase 10: Aplicación del marco en un escenario práctico

Artículo
18.10.2018

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 

Clase esencial
Sufrimiento
Clase 10: Aplicación del marco en un escenario práctico


Aplicación del marco en tu sufrimiento

Introducción y marco

En nuestras clases hasta ahora, hemos estado trabajando de lo teórico a lo práctico. Iniciamos con la respuesta de la Biblia al problema del sufrimiento, avanzamos a algunas clases prácticas acerca de la lucha por la fe, y luego, abordamos cómo el sufrimiento puede dar testimonio del poder del evangelio.

En la mañana de hoy, no añadiré algo a ese conjunto de enseñanzas, porque quiero que nos tomemos una semana para aplicarlo. Y para ello, quiero resumir las clases que hemos visto en un marco básico a utilizar en medio del sufrimiento. Cuando estás sufriendo, hay algunas preguntas que seguramente surgirán. ¿Por qué está pasando esto? ¿Cuánto tiempo permitirá Dios que esto pase? ¿Cómo puedo confiar en él? ¿Qué debería hacer? Para responderlas, quiero que pensemos en un marco de cuatro partes. No entraré mucho en detalle, mientras lo observas, reconocerás el bosquejo del seminario hasta el momento.

  1. ¿De qué manera desafía este sufrimiento mi perspectiva de quién es Dios?
  2. ¿En qué me veo tentado a confiar que no sea Dios?
  3. ¿Cómo puedo luchar por la fe?
  4. ¿Cómo puedo vivir de tal manera que Dios sea glorificado en mi vida a través de este difícil momento?

En los próximos minutos, me gustaría recorrer este marco dos veces. Primero, lo estudiaremos en el contexto de la experiencia de alguien.  Esta persona estará hablando acerca de una época difícil en su vida y de cómo se veían estas cuatro preguntas para él/ella. Luego, las analizaremos más a profundidad con un escenario meramente hipotético.

[Comienza con un testimonio acerca del sufrimiento de un miembro de la iglesia. Idealmente, alguien que ha estado asistiendo a las clases durante las últimas nueve semanas. Hazle estas cuatro preguntas a modo de entrevista, junto con cualquier otra pregunta de seguimiento que sea necesaria].

[Ora por la persona que acaba de hablar].

Habiendo visto nuestro marco una vez, hagámoslo una segunda vez, de forma un poco más detallada, con una situación más hipotética.

Escenario

Durante el resto de nuestro tiempo, hablaremos acerca de Jim. Hace 20 años, cuando se encontraba en su segundo año en la Universidad de Maryland, Jim abandonó los estudios para ayudar a un amigo a comenzar una compañía de fabricación de ventanas en el condado de Prince George. Unos años más tarde, Dios usó a un buen amigo para traer a Jim a la fe en Cristo. Y unos años más tarde, Jim conoció a Natalie en la iglesia y se casaron, tuvieron tres niños y se establecieron en la vida de su iglesia. La compañía de ventanas tenía un éxito moderado, y, por tanto, había sido el único trabajo que Jim conocía.

Pero ha sido un año realmente difícil para la compañía. A principios de este año, uno de los cinco mecánicos de la compañía se hirió gravemente mientras trabajaba. Lo cual, como podrás imaginar, ha devastado el trabajo. Y como resultado, la compañía fue parcialmente culpable por lo que había pasado. Así que, a medida que aumentan los costos judiciales y los pasivos, el negocio se viene abajo y Jim repentinamente no tiene trabajo justo cuando sus hijos comienzan a llegar a la adolescencia. No tiene un título universitario, una verdadera red profesional, tiene una hipoteca que pagar, una familia a la cual proveer y solo una pequeña cantidad de ahorros. Entonces, aunque desde cierta perspectiva, no todo está perdido, seguramente el panorama es bastante sombrío.

Por lo que queda de clase, quiero que pensemos en cómo puede Jim vivir de manera tal que comprenda su sufrimiento correctamente, usando el marco que acabamos de ver.

A. ¿De qué manera desafía este sufrimiento mi perspectiva de quién es Dios? 

P: Quizá recuerdes de una de nuestras clases anteriores que hablamos acerca de la diferencia entre nuestra teología profesada, lo que sabemos acerca de Dios en nuestras cabezas, y nuestra teología funcional, las suposiciones acerca de Dios que se vuelven implícitas en cómo vivimos. ¿Cuáles son algunas de las formas en que Jim puede verse tentado a hacer malas suposiciones acerca de quién es Dios en su teología práctica?

[Cuando aparece la soberanía de Dios]

P: ¿Por qué es importante para un cristiano estar completamente convencido de que todo sufrimiento está dentro del control de un Dios soberano? ¿Puedes pensar en algunos ejemplos de la Escritura de cómo la soberanía de Dios ayudó a alguien a sufrir correctamente? (Génesis 50:20, Salmo 42:7, Hechos 4:28).

«Sería una experiencia muy aguda y penosa para mí pensar que tengo una aflicción que Dios nunca me envió, que la copa amarga nunca la llenó su mano, que mis pruebas nunca fueron medidas por él, ni enviadas a mí bien escogidas en peso y cantidad»[1].

C. H. Spurgeon

[Cuando aparece la bondad de Dios]

P: ¿Con qué clase de actitudes o comportamientos podría tropezar Jim que podrían sugerir que está teniendo dificultades para creer que Dios es bueno?

P: Como cristianos, la verdad de la cruz siempre debería ser el eje de nuestra teología. Si Jesús no murió ni resucitó, nuestra teología debería derrumbarse por completo. En la situación de Jim, ¿qué cosa acerca de Dios sólo podría ser cierto por la cruz?

B. ¿En qué me veo tentado a confiar que no sea Dios? 

P: En la clase 5, hablamos acerca de varias reacciones no bíblicas ante el sufrimiento. Una actitud impasible: la cual denominamos la respuesta atea al sufrimiento; escapar: correr a dioses falsos; la idea de que merecemos algo mejor que esto: que Dios recompensa a los justos en esta vida; el miedo: porque Dios no puede evitar lo que está sucediendo; y «Dios está empecinado conmigo»: quizá él sea bueno, pero no puedo confiar en que sus planes sean buenos para mí. ¿Cuáles son algunas de las formas en que Jim podría verse tentado a confiar en algo que no sea Dios?

P: Considera algunos de los dioses falsos que mencionamos anteriormente. A menudo surgen de forma aparentemente inofensiva en nuestras vidas. Trabaja con una lista de tres. ¿Cuáles son algunas de las formas en que cada uno de ellos podría aparecer en la vida de Jim?

P: Examina la misma lista de tres. ¿Cuáles son algunas de las estrategias/pasajes bíblicos que serían de ayuda para luchar contra estas respuestas falsas al sufrimiento?

C. ¿Cómo puedo luchar por la fe? 

P: Comencemos pensando en las estrategias para luchar por la fe de forma personal como discutimos semanas atrás. Todos ellas son de una forma u otra, maneras de asimilar las Escrituras. ¿Cuáles son algunas de ellas que Jim debería estar poniendo en práctica para luchar por la fe?

P: Ahora, pensemos en cómo ayudar a otros a luchar por la fe. ¿Cómo sería eso?

P: Toma 3-4 de las estrategias mencionadas. ¿Cuáles son algunas de las barreras que crees que Jim probablemente encontrará mientras se esfuerza por luchar por la fe?

P: Para la misma lista de 3-4: ¿Qué consejo le darías a Jim para ayudarle a superar esas barreras y proseguir hacia la fe?

P: ¿Cuáles son algunos pasajes de las Escrituras que le recomendarías a Jim en particular?

D. ¿Cómo puedo vivir de tal manera que Dios sea glorificado en mi vida a través de este difícil momento?

P: Supongamos por un instante: ¿Cuáles son las formas en que Dios podría estar usando esta situación para su gloria?

P: ¿Cuáles son las formas en que piensas que Dios podría estar usando esta situación por el bien de Jim?

P: ¿De qué manera sería útil compartir con Jim estas «razones para su sufrimiento» en este momento?

P: ¿Cuáles son algunas de las cosas con las que Jim debería tener cuidado de no hacer si busca usar esta prueba para dar alabanza y honor a Dios?

P: ¿Cuáles son algunas de las cosas con las que Jim debería tener cuidado de hacer si busca usar esta prueba para dar alabanza y honor a Dios?

Cierra en oración.

 

[1] The Anguish and Agonies of Charles Spurgeon.