Reseñas

Reseña del libro: Predicación Pastoral de Conrad Mbewe

Artículo
14.03.2018

Para aquellos de nosotros que ministra el terreno africano, el nuevo libro de Conrad Mbewe es un recurso muy esperado, algo muy valioso, y ahora un libro de texto esencial para el entrenamiento de pastores. Por mucho tiempo, en el campo misionero hemos tenido que hacerlo con literatura occidental importada. Esto tiene su lugar, y estamos profundamente agradecidos por la gran cantidad de libros disponibles de generaciones de cristianos de occidente. Pero también necesitamos pastores africanos que hagan teología para África, en África ̶ precisamente como Mbewe ha hecho.

He tenido el privilegio de tener una amistad personal con Conrad por muchos años por ser pastores de la misma asociación de iglesias en el sur de África (www.sola5.org). Puedo testificar de primera mano sobre su amor por la iglesia y su corazón pastoral. Por mucho tiempo, nosotros en Sudáfrica hemos estado admirando el ejemplo y la cosecha de frutos del movimiento de Reforma Bautista en Zambia. ¿Quién mejor entonces escribir este libro sobre Predicación Pastoral para la próxima generación de pastores que se necesitan desesperadamente en la iglesia africana?

RESUMEN

En menos de 200 páginas, Conrad cubre mucho terreno en sus argumentos saturados de las Escrituras. Primero, él cubre lo que es la predicación pastoral. Aquí está su definición: «pastoreando el rebaño de Dios a través de la Palabra de Dios». Él también habla acerca de donde debería ser esto hecho, y cómo entrenamos a los hombres para que lo hagan bien. Luego mira hacia los desafíos comunes, y a algunos de los mayores géneros bíblicos que deberían ser cubiertos en un ministerio de púlpito y por qué. Finalmente, él nos aconseja ricamente sobre las verdaderas fuentes de poder espiritual que hay detrás de la predicación pastoral, así como las recompensas prometidas.

Conrad ataca estos temas de la manera que sólo un pastor africano veterano podría. Cada capítulo está lleno de ilustraciones africanas y relevantes, aplicaciones puntuales que resonarán de forma única en los pastores africanos, y  que también serán útiles para cualquier pastor en el mundo.

Él no evade algunos de los mayores desafíos que enfrentamos hoy en día en la iglesia africana, tales como la herejía de la prosperidad, el mito del «hombre de Dios», el sincretismo, la pobreza y la pereza.

CONRAD CITABLE

A continuación algunos ejemplos sobre mis citas favoritas de Conrad:

  • «Los predicadores que no proclaman toda la verdad producen cristianos parciales y a medias que fracasan al vivir vidas que glorifiquen a Dios».
  • «Los cristianos necesitan sumergirse en la Palabra de Dios para que la cultura impía sea eliminada de su pensamiento».
  • «Si Dios te permite llegar a anciano luego de años de predicación pastoral fiel, el gozo de ver un pueblo edificado para Dios y llenando la tierra con el fruto de justicia te hará decir ‘¡valió la pena!’ Luego, cuando suene la final trompeta y toda la vida llena llevada a un final, la visión de todos los resultados de tu ministerio de predicación pastoral verdaderamente te hará gritar, ‘¡valió la pena!».

CONCLUSIÓN

Este libro encantador se lee como una epístola pastoral del siglo 21 de un pastor experimentado. Yo amaba la manera en que Mbewe valientemente llama a la iglesia local hacia el alto llamado de entrenar pastores y no dejar este deber a las escuelas bíblicas. Él afirma que la escuela tiene su lugar, pero hay muchos aspectos del entrenamiento pastoral que sólo puede ser provisto por la iglesia. Por mucho tiempo, hemos estado pasando la pelota en lugar de pasar el bastón. Conrad señala: «la predicación pastoral es atrapada antes de ser enseñada», y el mejor lugar para ser atrapada es la iglesia, no el salón de clases.

Espero que la Predicación Pastoral sea seguida de volúmenes posteriores de Mbewe, ¿tal vez una trilogía sobre el ministerio pastoral? La iglesia africana necesita la sabiduría de hombres africanos como Conrad en otras áreas vitales. Para mencionar algunas: el evangelismo y la plantación de iglesias; la consejería pastoral y el ministerio privado de la Palabra; el liderazgo pastoral y la administración de iglesia; el pastor hacedor de tiendas; una visión de la educación cristiana en África; pastores femeninas, y los trabajos extras del complementarianismo bíblico en el contexto africano y más.

Que gozo es ver a la iglesia africana encontrar su propia voz a través de libros como este.

Gracias, hermano Conrad. ¡Que tu tribu aumente!