9Marks

¿Por qué existe 9Marks?

Artículo
13.10.2014

A demasiados pastores se les ha enseñado a definir el “éxito” desde el punto de vista estadístico y/o emotivo. 9Marks existe para ayudar a los líderes de iglesias a definir el éxito en términos de su fidelidad a Dios, a su Palabra y a su pueblo.

A decir verdad, muchos de estos pastores no están interesados simplemente en las cantidades. Lo que quieren realmente es alcanzar a más y más personas y compartir las buenas nuevas del cristianismo con ellas. El problema es que comienzan a reestructurar la vida congregacional de sus iglesias en torno a alcanzar a otros, a los que están fuera de la iglesia. Así, alcanzar a otros llega a ser lo primordial.

Diferentes modelos
Algunos tratan de alcanzar al mundo mediante programas y evangelización puerta a puerta. Concluyen sus sermones invitando a la gente a “pasar al frente”. Les dicen: “Jesús quiere tener una relación personal contigo; déjale entrar en tu corazón”.

Otros construyen todo alrededor de la idea de ser amigables con los no cristianos. Por tanto, derriban las barreras culturales de la iglesia y apelan a las “necesidades” de las personas, tales como las relaciones, la plenitud y el propósito.

Incluso hay algunos que dicen que las iglesias deben evitar todo discurso sobre distinciones y “encarnarse” en la cultura. Dejemos los suburbios y vayámonos a la ciudad. Involucrémonos en las artes, en las escuelas, y en los comedores comunitarios. Sirvamos y traigamos sanidad.

La pregunta primordial
El problema es que los que promueven cualquiera de estos tres modelos comienzan con una pregunta secundaria. “¿Cómo podemos alcanzar al mundo?” es una buena pregunta, pero no es la pregunta primordial. La primera pregunta que debemos hacernos es: “¿Cómo podemos, como pueblo de Dios, ser fieles a Dios?” Tratar de alcanzar al mundo es parte de lo que significa ser fieles, pero la fidelidad consiste fundamentalmente en escuchar a Dios y obedecer sus mandamientos: “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he enseñado” (Mt. 28:20).

La propuesta de 9Marks es que las iglesias deben comenzar por ser fieles. Esto nos lleva a un enfoque diferente.

La iglesia fiel
Imagina lo siguiente: Un grupo de personas en un salón. Alguien se pone en pie, abre su Biblia y dice: “Esto es lo que Dios dice”. Y luego lo explica. La iglesia canta, ora, comparte el pan y la copa, y se marcha a casa con ganas de compartir la Palabra de Dios con aquellos que nunca la han escuchado.

Esta es, nada más y nada menos, que la imagen de una iglesia fiel.

¿Una iglesia fiel? Eso no parece tener mucha comprensión del mercado. Parece ser igual de emocionante que observar el crecimiento de una semilla. Pero espera, hay más: Las palabras vienen con poder, con el Espíritu Santo y con profunda convicción. Las conciencias son penetradas. Las vidas, cambiadas. El pueblo se va a casa adorando a Dios, odiando el pecado, amándose unos a otros y alcanzando a sus vecinos.

Una iglesia fiel es una iglesia que escucha con humildad, y eso es algo sobrenaturalmente atractivo. Es una iglesia que se distingue como la sal y brilla como la luz. El pueblo hasta comienza verse cada vez más como… hijos e hijas de Dios. ¡Eso sí que es atractivo! Y todo comienza al escuchar a Dios.