Clases esenciales: Misiones

Misiones – Clase 2: ¿Por qué las misiones? Una teología bíblica

Artículo
29.03.2019

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 

Clase esencial
Misiones
Clase 2: ¿Por qué las misiones? Una teología bíblica


Objetivo instruccional: Dios mediante, los estudiantes escucharán y entenderán el fundamento para las misiones arraigado en la realidad central de la misión redentora de Dios a lo largo de la historia.

Marco: Historia, literatura, teología.

Tema principal: «Que Dios bendiga a las naciones a través de Cristo»…

Ilustración de la cruz en la colina: Toda la historia se encuentra debajo de la cruz, avanzando con más claridad.

Introducción:

La semana pasada hablamos acerca del combustible para las misiones y consideramos cuál es la motivación de Dios y nuestra motivación: la gloria de Dios. El día de hoy queremos meditar en la importancia de la idea de las «misiones» para la misión de Dios de exaltar su gloria. ¿Es secundaria, es significativa, es central? ¿Es una idea del Nuevo Testamento limitada y parcial o es parte del tema fundamental y central de toda la Biblia?

¿Qué es la teología bíblica? Trazar un tema o idea a través de toda la Escritura, en lugar de preguntar sistemáticamente qué dice la Biblia específicamente respecto de un determinado tema. Al final, ambos terminan siendo bastante similares para mí.

¿Cuál es la «misión» de Dios? Eso es lo que esperamos trazar esta mañana. Qué nos dice Dios en su gran obra revelada a lo largo de las páginas en la Biblia.

Marco bíblico básico:

1. La Biblia presenta al mundo entero como la posesión de Dios.

  1. Génesis 1:1 – «En el principio creó Dios los cielos y la tierra».
  2. Salmo 24 – «De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo, y los que en él habitan».
  3. Hechos 17:26 – «Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación».

2. La Biblia presenta a Dios como la única y verdadera deidad global.

  1. Jer. 10:10a – «Mas Jehová es el Dios verdadero;
    él es Dios vivo y Rey eterno».
  2. Dt. 4:39 – «Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro».

3. El pueblo de Dios llamado de entre las naciones para la bendición y la gloria de Dios entre las naciones.

  1. Génesis 12:3 – «Bendeciré a los que te bendijeren,
    y a los que te maldijeren maldeciré;
    y serán benditas en ti
    todas las familias de la tierra».
  2. Isaías 37:20 – «Ahora pues, Jehová Dios nuestro, líbranos de su mano, para que todos los reinos de la tierra conozcan que sólo tú eres Jehová».

Antiguo Testamento:

4. Génesis

  1. Gn. 3:15 – Protoevangelio
  2. Gn. 12:3 – «y serán benditas en ti todas las naciones de la tierra».
  3. El pacto abrahámico como el marco para el proceder de Dios con la humanidad por el resto de la historia bíblica. (resuelto en Gá. 3:16 – Jesús como la simiente)

5. Éxodo

  1. El rol del pacto y las misiones (léase la cita – Bavinck p. 14)
  2. Cosecha de Rahab y Rut… un anticipo.

6. Los profetas y la preocupación por las naciones en los últimos días

  1. Isaías 2:2-3 – «Acontecerá en lo postrero de los tiempos,
    que será confirmado el monte de la casa de Jehová
    como cabeza de los montes,
    y será exaltado sobre los collados,
    y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán:
    Venid, y subamos al monte de Jehová,
    a la casa del Dios de Jacob,
    y nos enseñará sus caminos,
    y caminaremos por sus sendas.
    Porque de Sion saldrá la ley,
    y de Jerusalén la palabra de Jehová».
  2. Isaías 19:23-25  –  «23 En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto a Asiria, y asirios entrarán en Egipto, y egipcios en Asiria; y los egipcios servirán con los asirios a Jehová. 24 En aquel tiempo Israel será tercero con Egipto y con Asiria para bendición en medio de la tierra; 25 porque Jehová de los ejércitos los bendecirá diciendo: Bendito el pueblo mío Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel mi heredad».
  3. Zacarías 8:23  –  «Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros».

7. Salmos

  1. Salmo 68:31-32 – «Vendrán príncipes de Egipto; Etiopía se apresurará a extender sus manos hacia Dios. Reinos de la tierra, cantad a Dios, cantad al Señor».
  2. Salmo 45:17 – «Haré perpetua la memoria de tu nombre en todas las generaciones,
    Por lo cual te alabarán los pueblos eternamente y para siempre».
  3. Salmo 67:1-3 – «Dios tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga;
    Haga resplandecer su rostro sobre nosotros;
    Para que sea conocido en la tierra tu camino,
    En todas las naciones tu salvación. Te alaban los pueblos, oh Dios;
    Todos los pueblos te alaben».

Observación: Comentarios sobre el judaísmo inter-testamental (no es de nuestro interés puesto que buscamos teología bíblica).

Nuevo Testamento:

8. Los Evangelios

  1. Lucas 2:29-32 – «29 Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz,
    Conforme a tu palabra;
    30 Porque han visto mis ojos tu salvación,
    31 La cual has preparados en presencia de todos los pueblos;
    32 Luz para revelación a los gentiles,
    Y gloria de tu pueblo Israel».
  2. Mateo 24:14 – «Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin».
  3. Mateo 28:18-20 – «18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén».

9. Hechos

  1. Hechos 2:5-12, 41 – «5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de África más allá de Cirene, y romanos aquí residentes tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?… (Pedro predicó el evangelio)…  41 los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas».
  2. El éxito de Dios – Israel había cumplido su propósito de atraer a las naciones para que pudieran escuchar acerca del Mesías. Dios nunca necesita un plan B.

10. Las Epístolas

  1. 2 Co. 5:18-19 – «18Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación, 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. (Somos reconciliados con un propósito… ser sus misioneros).
  2. Romanos 10:14-15 –  «14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian las buenas nuevas!».

11. Apocalipsis

  1. Apocalipsis 7:9-10 – «9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10 y clamaban a gran voz, diciendo:

La salvación pertenece a nuestro Dios

que está sentado en el trono,

y al Cordero».

Entonces, ¿cuál es la misión de Dios?

Andreas Kostenberger/Peter O’Brian – «Que su salvación llegue a todos los confines de la tierra: es decir, que su movimiento lleno de gracia en su Hijo, el Señor Jesucristo, rescate a un mundo desesperadamente necesitado que está en rebelión contra él y permanece bajo su justo juicio».

Jonathan Edwards – «La creación del mundo parece haberse llevado a cabo especialmente para este fin, que el eterno Hijo de Dios pueda obtener una esposa hacia quién pueda ejercer por completo la infinita benevolencia de su carácter, y hacia quién pueda, extender y derramar toda esa inmensa fuente de condescendencia, amor y gracia que estaba en su corazón, para que de esta manera Dios pueda ser glorificado».

J.H. Bavink – «Las misiones son la gran obra de Jesucristo, por medio de las cuales, luego de la consumación de su obra como mediador, atrae a las personas a su salvación y hace que tomen parte en los dones que ha obtenido para ellas».

Implicaciones misioneras: 

Jesús es el misionero –

Pablo no es el mayor ejemplo misionero, Jesús lo es…

Somos motivados por el ejemplo de Jesús.

Él dejó su hogar y su gloria para llevar a cabo la obra del Padre.

La  obra misionera es para todos aquellos a quienes Dios pueda escoger salvar –

Todas las naciones

Dios es soberano –

La centralidad de la iglesia local –

La meta de la evangelización son las iglesias (pastorales, Hebreos 10)

Los medios para el avance misionero también son la iglesias

Preocupación central de todos los cristianos –

La preocupación central de la Biblia también debería ser nuestra preocupación.

Isaías 66:18-24:

«18 Porque yo conozco sus obras y sus pensamientos; tiempo vendrá para juntar a todas las naciones y lenguas; y vendrán, y verán mi gloria. 19 Y pondré entre ellos señal, y enviaré de los escapados de ellos a las naciones, a Tarsis, a Fut y Lud que disparan arco, a Tubal y a Javán, a las costas lejanas que no oyeron de mí, ni vieron mi gloria; y publicarán mi gloria entre las naciones. 20 Y traerán a todos vuestros de entre todas las naciones, por ofrenda a Jehová, en caballos, en carros, en literas, en mulos y en camellos, a mi santo monte de Jerusalén, dice Jehová, al modo que los hijos de Israel traen la ofrenda en utensilios limpios a la casa de Jehová. 21 Y tomaré también de ellos para sacerdotes y levitas, dice Jehová. 22 Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. 23 Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrá todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. 24 Y saldrán y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre».