Clases esenciales: El Matrimonio

El Matrimonio – Clase 2: Una Teología Bíblica del Matrimonio: Creación

Artículo
02.03.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto en formato Word

 
Clase esencial
El Matrimonio
Clase 2: Una Teología Bíblica del Matrimonio: Creación


Repaso: ¿Qué hemos hecho?

Semana 1: Hablamos acerca de que Dios está en el centro de su matrimonio. Hablamos sobre cómo confiar en Dios importa para su matrimonio. Una relación correcta con Dios; una fe vibrante; un profundo amor por Jesús – transformará la manera en que vive con su cónyuge. Nuestra santificación – la manera en que trabajamos las cosas en el matrimonio – tiene sus raíces en nuestra justificación – nuestra relación correcta con Dios.

Hoy, y durante las próximas tres semanas, vamos a cubrir una teología bíblica de la creación del matrimonio, la caída, la redención en el matrimonio. Queremos reflexionar sobre como la historia bíblica nos ayuda a comprender lo que Dios espera del matrimonio.

Matrimonio y Creación

Queremos pasar nuestro tiempo de hoy reflexionando en el matrimonio bíblico a partir de los primeros dos capítulos de la Biblia. Hay algunas ideas claves que deseamos establecer examinando estos pasajes de la creación:

  • El hombre y la mujer son iguales en dignidad y valor, pero distintos en sus funciones.
  • La naturaleza complementaria del hombre y la mujer.
  • La naturaleza imperativa de dejar la familia de origen y unirse como “una sola carne”.

Comencemos con Génesis 1:26-28. [Lea el Texto.] Tres ideas son importantes para nuestra discusión sobre el matrimonio…

 Portadores de imagen: Ser portador de una imagen significa que reflejamos la imagen o semejanza de otro. En este caso, el hombre y la mujer reflejan el carácter de Dios. Fíjese que ambos, el hombre y la mujer, fueron hechos a la imagen de Dios. El “hombre” en los versículos 26 y 27a es realmente el término más genérico para toda la “humanidad” (Adán); y es explicado en el versículo 27c “hombre y mujer los creó.”   Una implicación muy importante de ambos, el hombre y la mujer como portadores de imagen es el hecho de que ambos son iguales en dignidad y valor a los ojos de Dios. Aquí mismo, en el primer capítulo de la Biblia, es importante igualar la dignidad y valor del hombre y la mujer antes de ir a la diferencia de sus funciones más adelante.

  1. Dominio: Una parte importante de ser un portador de imagen implica servir como representantes de Dios en el huerto del Edén. Esto lo vemos en el texto dos veces (vs. 26, 27) conforme la humanidad es identificada como portadora de imagen y luego poco después se le llama a “señorear” (vs. 27, 28). El principio aquí es uno de mayordomía: Dios es el dueño y creador de la creación; y el hombre y la mujer son designados como sus cuidadores divinos. Ser representantes de Dios significa manifestar el señorío de Dios en el huerto y en toda la vida. Sin embargo, como veremos más adelante, el hombre lleva la responsabilidad final como cabeza de la familia.
  2. Procreación: Una manera en la que el hombre y la mujer pueden “señorear” y sojuzgad la tierra es teniendo hijos. “Fructificad y multiplicaos” (vs. 28). Nosotros señoreamos la tierra, llenando todo el planeta de adoradores, es decir portadores de imagen que reflejan hacia Dios su propia gloria.

 Continuemos en Génesis 2:15-25. [Lea el Texto.] Una cosa que vamos a ver es que la relación matrimonial tiene una estructura particular en sí.

  • ¿Cuál es la relación entre Génesis 1 & 2? Génesis 2 es una descripción más detallada de Génesis 1. Es como una escena retrospectiva de una película que explica las cosas con mayor detalle.
  • Génesis 2:15 – A Adán se le confió la tarea y autoridad de llevar a cabo esa tarea.
    • Antes de la mujer estar en la escena, Dios puso al hombre en el huerto “para que lo labrara y lo guardase.” Esto fue más que hacer un trabajo mínimo y volver a casa. Como representante de Dios, Adán fue llamado a hacer que el huerto prospere y crezca (por eso las palabras: “cuida de él”).
  • Génesis 2:18 – “No es bueno que el hombre esté solo; haré ayuda idónea para él.”   ¿Qué significa estar “solo”? Dos ideas posibles: (1) Compañerismo; (2) Complementariedad.
    • Leemos nuestra comprensión moderna de la soledad en el término “solo,” y consideramos el propósito de Eva de proporcionar compañerismo. Mientras que ella ciertamente proporciona compañerismo, hay algo más que solo eso…
    • Dios vio que el hombre era incapaz de cumplir la tarea por su cuenta, y necesitaba una pareja que fuera complementario a él; alguien que equilibraría sus debilidades y fortalecería sus fortalezas. Llegamos a comprender esta complementariedad mejor por el término utilizado por la mujer en la segunda mitad del versículo—“ayuda idónea.”
    • ¿Qué significa “ayuda idónea” realmente? “Ayudante” sugiere que ella está para asistir o ayudar al hombre en la tarea de cumplir con el domino.
    • “Idónea” (ESV – “apta para él”) significa que es complementaria al hombre en una manera que el resto de la creación no era idónea; cf. ¿Cuál es el punto de la historia en Génesis 2:19-20? Ver especialmente vs. 20 (“mas para Adán no se halló ayuda idónea”). En el nombramiento de los animales el hombre se da cuenta de que no hay una ayuda idónea para él en toda la creación.
    • ¿Qué no significa “ayuda idónea”?
      • Ser una ayuda idónea no significa que la esposa es la esclava del esposo (Proverbios 31);
      • No significa que la esposa nunca tiene una opinión o da consejos (Proverbios 31:26: Hechos 18:26: Jueces 13:21-23);
      • No significa que la esposa se convierte en un alhelí que se pliega y permite que sus habilidades permanezcan inactivas. (Proverbios 31);
      • No significa que la esposa es inferior al esposo (Génesis 1:26-27);
      • Ella es su socia; compañera de equipo; una colaboradora en el huerto.
    • En el contexto de este pasaje, ¿Con qué se le llamó a la esposa a ayudar? La esposa está llamada a venir al lado de él y ayudarle con la gran tarea de ser representantes de Dios en el huerto. El matrimonio no sólo se trata de decisiones grandes específicas, sino que es una orientación completa de la vida de la esposa. La esposa está comprometida con su esposo en cada área de la vida, ayudándole a ser fiel en el enorme llamado para su vida.
    • Mientras que el hombre estaba orientado a la tarea de dominio (Génesis 2:15), la terminología de “ayuda idónea” sugiere que ella se orienta primero en el hombre; no en la tarea. Eso establece una prioridad en sus relaciones: primero el esposo; luego el huerto. Los autores del NT, conforme interpretan los textos de la creación, afirman esta orientación de la mujer hacia el hombre: cf. 1 Corintios 11:8-9.

Implicación 1: En Génesis 2, vemos los primeros indicadores del deseo de Dios de dar a los hombres la autoridad para dirigir en el matrimonio. La tarea (Génesis 2:15) es asignada al hombre y las prohibiciones son explicadas al hombre (Génesis 2:16-17) antes de que la mujer entrara en la escena.   Nombrar es una señal de autoridad, así que el hombre tiene la responsabilidad de nombrar a los animales (Génesis 2: 19-20) y a la mujer (Génesis 2:23).

Implicación 2: ¿Dice la Biblia que la mujer debe estar orientada a su esposo y nunca trabajar fuera del hogar? De ninguna manera. No hay nada que impida a la mujer trabajar (Proverbios 31:16), pero ella siempre debe hacer a su esposo, sus hijos, y su hogar su primera prioridad.

Implicación 3: Una mujer sirve en la función como una compañera, ella escoge ponerse bajo el liderazgo de un hombre caído, con todas sus fortalezas y debilidades. Ser una compañera no es una excusa para el esposo oprimir a su esposa o realizar cualquier tipo de mal contra ella. El abuso verbal o físico, la intimidación física, o cualquier cosa en esto es incorrecto. Y como ancianos, condenamos este tipo de comportamiento.

Implicación 4: A pesar de que el esposo está llamado a liderar eso no debe impedirle servir a su esposa (en el hogar, con los niños, etc.). Él está llamado principalmente a liderar, pero este es un liderazgo de servicio. cf. Efesios 5 – Cristo entregó su vida por su novia y el esposo está llamado a modelar a Cristo.

Implicación 5: La relación matrimonial tiene una estructura en sí—no una jerarquía, funciones complementarias en las que la autoridad es ejercitada y la ayuda es a la vez necesaria y dada libremente. Descripción verbal: No es un general de 5 estrellas colocado a un nivel más alto que un general de cuatro estrellas, sino un esposo que sostiene las manos de su esposa y la conduce hacia adelante. Usted podría pensar que el nombre de ‘ayuda idónea’; es una declaración degradante para la mujer, sin embargo esto dice más de la necesidad del esposo de ser ayudado y del extraordinario talento que tiene la esposa para proveer esa ayuda.

Implicación 6: El esposo liderando y la esposa ayudando es el modelo de la relación matrimonial y no solo un aspecto de ello. Si usted como esposo está llamado a liderar a su esposa, y usted como esposa está orientada hacia su esposo, entonces esta estructura y orientación va a afectar cada aspecto de su vida matrimonial. No sólo va a afectar las decisiones importantes, sino que invadirá todas áreas de su vida—las finanzas, la crianza de los hijos, sexualidad, comunicación, etc.

Implicación 7: El modelo de las relaciones no es alguna idea que al pastor se le ocurrió. Este es el diseño de Dios. “le haré ayuda idónea para él” (2:18).   ¿Quién está diciendo esto? Dios. Así que no discuta conmigo, discuta con el texto.

  • Génesis 2:21-23. Dios hizo que Adán durmiera y de la costilla hizo a Eva. El hombre, con gran entusiasmo, ve a la mujer por primera vez, y le pone nombre.
    • “Hueso de mis huesos y carne de mi carne” – Este lenguaje utilizado en otros lugares indica parientes de sangre (Génesis 29:14). En el AT, este es el lenguaje de una relación biológica.
    • Los parientes de sangre son los más cercanos de todas las relaciones humanas. Esta frase (y la historia de la creación de Eva) hace que el matrimonio entre un hombre y una mujer se convierta en la más cercana de todas las relaciones humanas.
    • [¿Cuál es el momento de la ceremonia donde cruzan la línea entre la soltería y el matrimonio? Justo después que el pastor declara, “ahora son marido y mujer.”]
    • Nuevas lealtades y obligaciones son establecidas por la unión. Como persona soltera, usted estuvo orientado hacia su familia de origen. Pero en el matrimonio, es creada una nueva lealtad primaria porque ha sido establecida una nueva unidad familiar. ¡Esta nueva unión es tan íntima que el único lenguaje apropiado para describirla es el lenguaje de la relación biológica!
  • Génesis 2:24 – “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá [aferrarse] a su mujer, y serán una sola carne.”
    • Este es el famoso verso “dejará y se unirá”.
    • Dejará: Ninguno de nosotros construye una nueva familia de manera natural. ¿Por qué es esto? La frase popular “la sangre es más espesa que el agua” transmite esta idea—hemos pasado toda una vida construyendo lealtades con nuestra familia y haciendo de la “carne y sangre” una prioridad. (Para demostrar esta frase – la historia de mediación con familias que luchan entre sí pero se unen cuando alguien se levanta en su contra.) No es fácil dejar atrás nuestros lazos familiares. Así que, Dios básicamente nos manda a dejar nuestra familia de origen. Si bien no hubo tal cosa como los suegros aún en los días de Adán y Eva, Moisés vio el problema de dejar a nuestra familia natural y fue inspirado a decir algo al respecto.
  • Estar unido/aferrarse/adherirse: Esto describe la naturaleza del enlace. En Génesis 2:24, la NVI utiliza el término “estar unidos”; en otras traducciones dice “se aferrarán” o “se adherirán.” Me gustan los términos “aferrarse” o “adherirse” porque nos dan una imagen de permanecer y no dejar ir. Esto está destinado a ser una imagen de permanencia y fidelidad matrimonial.   Esto no es un enlace temporal a los ojos de Dios, sino uno que está destinado a permanecer. El término “aferrarse” se utiliza en otro lugar (Deuteronomio 10:20) para ejercer la fidelidad en el pacto, es decir, mantener las promesas que hemos hecho.
  • Una sola carne: ¿Qué significa “una sola carne”? En Génesis 2:24, leemos que el hombre y la mujer se convierten en una sola carne. En pocas palabras, “una sola carne” se refiere a dos que se convierten en uno (Marcos 10:9). Es una declaración de unidad. La unión, o armonía, o unidad, son todas las palabras claves aquí.

Implicación 1: “Dejar” implica poner a su cónyuge por primero que todas las otras alianzas (aparte de Dios) —profesión, familia, amigos, pasatiempos, etc. Primero es Dios, luego viene su cónyuge, luego todo lo demás. En el matrimonio, su cónyuge tiene ahora mayor prioridad que su familia de origen. Usted está intercambiando alianzas y por esto su familia de origen se convierte en secundaria a su nuevo cónyuge. Esta separación puede ser difícil para los padres e hijos, especialmente a los padres que son controladores o demandantes, o para el hijo que tiene una buena relación con uno o ambos padres o para una persona que todavía es emocional, espiritual, y económicamente dependiente de sus padres.

Implicación 2: Una parte del proceso de irse es examinar cuidadosamente su relación con sus padres para asegurarse de que está dejando de lado las cosas que dificultarán su relación matrimonial. Ejemplos: ¿Los padres siguen apoyando económicamente? o, existe una relación estrecha con uno de los padres (o ambos padres) que tiene que cambiar. El nivel de intimidad emocional con sus padres no puede permanecer igual después de estar casado. Si no tiene cuidado, las relaciones especiales pueden llegar a ser una amenaza para su cónyuge.

Implicación 3: La idea de una sola carne también sugiere que en el matrimonio hay una reorientación de prioridades que ponen en primer su lugar a su cónyuge. Después de casarse, su postura hacia el resto de la vida tiene que cambiar. El matrimonio no es sólo un área de la vida equilibrada con las otras áreas. El matrimonio es el contexto en el que usted vive toda la vida. Usted se enfoca en su trabajo, la iglesia, las amistades, etc. como un hombre casado y una mujer casada. Tome la profesión como un ejemplo: No es lo mismo decir que usted enfoca su matrimonio como un abogado, maestro, arquitecto, o lo que sea que haga. Las personas casadas no deben equilibrar su profesión con el matrimonio, sino enfocar su carrera como una persona casada.

Implicación 4: El matrimonio es una institución de gracia común. El hecho de que el matrimonio se estableció en la creación nos muestra que el matrimonio es bueno para todos los hombres y mujeres, no sólo para los cristianos.

Implicación 5: Monogamia. Los parámetros de Dios para el matrimonio es la unidad de un hombre y una mujer (Génesis 2:24). La poligamia y el adulterio están en la Biblia, pero son el resultado del pecado del hombre, no el ideal de Dios. Observe que Dios no creó varias Eva para Adán. Él creó solo una Eva porque ella era el ajuste perfecto para él.

Implicación 6: Fidelidad. El divorcio ocurre en un mundo caído, pero la intención de Dios es que el hombre y la mujer permanezcan juntos. En una cultura de un ritmo tan rápido como D.C., podemos hacer compromisos y romperlos con bastante rapidez. El matrimonio es un tipo de compromiso cualitativamente diferente—es una obligación permanente. Para el adulto soltero, que da el paso hacia el matrimonio con temor debido a su naturaleza permanente. Para un adulto casado, debe ser reconfortante porque esto significa que su cónyuge no va a ninguna parte. Así que no importa lo difícil que puedan llegar a ser las cosas en el matrimonio, su objetivo es sencillo: ¡Resuélvalo!

Implicación 7: Los parámetros ideales de Dios para el matrimonio son establecidos en la creación antes de la entrada del pecado al mundo. Esto tiene implicaciones importantes porque significa que hay “principios” y “estándares” para el matrimonio que Dios estableció en el orden creado, mucho antes de que el pecado entrara en escena. ¿Cuáles son estos parámetros ideales para el matrimonio que Dios estableció en la creación? Los que son hechos a su imagen son iguales en dignidad y valor; distintos en funciones; dejar a su familia de origen; se unirán/aferrarse/se convierten “en una sola carne”; monogamia & fidelidad.

Implicación 8: Dios está en el centro de su matrimonio. Si vemos bíblicamente el matrimonio, vemos a Dios trabajando a lo largo de la historia. Dios puso al hombre en el huerto, le dio una ayuda idónea. Dios creó a la mujer y se la entregó al hombre y Dios los hizo una sola carne. Si usted está luchando en su matrimonio, no “compita,” vuélvase a Dios y confíe en Él. Si a usted le va bien, no basta con una palmadita en la espalda, vuélvase a Dios y alábele.

[PAUSA PARA PREGUNTAS] [¡Señale a Sus respuestas a esta lección y entregue un libro!]

Sus respuestas a esta lección:

  1. Si nunca a estudiado estos pasajes, tome tiempo para hacerlo con el fin de captar un entendimiento firme de lo que Dios hizo en la creación.
  2. ¿Cuál es el “huerto” en el que ejerce dominio? ¿Cómo hace para ayudar a que florezca y crezca?       ¿Ha sido un buen administrador del pequeño pedazo de tierra que Dios le ha puesto al cuidado?
  3. Si usted está casado y aún está luchando con “dejar y unirse,” hable con alguien al respecto. ¿Tal vez no le está dando prioridad a su cónyuge sobre otras cosas?       Encuentre a un amigo o pastor que le pueda ayudar a reflexionar sobre el problema.
  4. Esposos: Tomen un tiempo de esta semana para estimular a su esposa acerca de cómo es una compañera maravillosa. Escribe una nota; dígale en persona. Este tipo de estímulo puede recorrer un largo camino en su matrimonio. Ayúdele a comprender cómo ella es especialmente idónea para complementarlo a usted.
  5. Esposas: ¿Qué aspectos de ser una buena compañera no le gustan?       A partir de ahora, pídale a Dios que le ayude con la actitud del corazón hacia estas cosas.
  6. ¿Hay cosas que se están interponiendo en el camino entre usted y su cónyuge para ser “una sola carne”?  ¿Qué les detiene de tener unidad en su matrimonio?   ¿Qué pueden hacer para deshacerse de estos obstáculos contra la unidad?