Evangelio

Las bendiciones y las cargas de la esposa de un plantador de iglesias

Artículo
01.08.2019

Dos esposas de plantadores no son iguales. Nuestros contextos, períodos, personalidades, desafíos, dones, perspectivas y preferencias son únicos y podrían llenar volúmenes.

QUÉ ES DIFERENTE

Si te sentaste a tomar chai(té original de India) con Ananya y Ahmedabad y le pediste a ella que hablara sobre las bendiciones y las carga de ser la esposa de un plantador de iglesia, ella puede tener diferentes cosas que decir que Bonnie en Burnaby, Miriam en Niddrie o Ana Clara en Sao Paulo. Mientras escribo esto en Dubai, ciertas bendiciones vienen a mi mente, como el don extraordinario de adorar a Jesús con hermanos y hermanas de más de sesenta nacionalidades, y la gran gratitud que comparten los miembros aún en circunstancias difíciles. Algunas cargas pueden incluir la presión diaria de culturas que navegan en un contexto tan diverso y el sol radiante del desierto que puede afectar tu fuerza de voluntad y la batería de tu automóvil.

La soledad y aislamiento que la esposa de un plantador de iglesia siente puede parecer como la bienvenida a un respiro para una esposa que se compara con un pez nadando en una pecera rodeada de gatos maliciosos. En lo que se refiere al espectro de sentimientos sobre los fondos de ayuda, un mes puede ser como compartir una aventura y el próximo puede introducir una tensión sofocante en tu matrimonio.

La confianza de una esposa en el «plan» para plantar una iglesia puede vacilar, incluso por horas (y por años más tarde). La carga de estrés agudo de una mujer en un nuevo contexto o temporada puede ser una bendición disfrazada a medida que aprende a depender del Señor para fortalecerse. Para otras, el estrés agudo puede ser una señal de alerta para cambiar de rumbo.

El comité de bienvenida no oficial puede o no tirar la alfombra roja para la familia del ministro. Una vez escuché una historia sobre alguien que llamó al secretario de una escuela y se hizo pasar por la esposa del pastor y sacó el nombre de sus niños de la lista de espera para el próximo período. La esposa de otro plantador de iglesia dijo que tenía un closet lleno de regalos que las personas siguen trayendo. 

La esposa de un plantador de iglesia puede estar ya empacando la casa, cuando su esposo mira hacia el horizonte y siente deseos de seguir plantando, y otra puede sentirse decepcionada. La persecución puede estar entretejida con la victoria espiritual sobre fuerzas demoníacas, la ansiedad puede estar a la puerta de la comodidad y la facilidad. Estos y muchos otros contextos, períodos, personalidades, desafíos, perspectivas y preferencias contribuyen a nuestra singularidad como esposas de plantadores de iglesias.

QUÉ ES LO MISMO

Pero algunas cosas son lo mismo independientemente de quien seas, el período de tiempo en que vives, y el lugar donde Dios ha llamado a tu familia a plantar una iglesia. Para uno, la conclusión es la misma. Por fe todas vemos como nuestras diferentes bendiciones y cargas están entretejidas juntas en las manos de Dios, mientras él sólo nos da todo lo necesario para nuestro bien y su gloria.

Mientras ella examina el terreno de sus bendiciones y sus cargas, la conclusión de cada esposa de plantador de iglesia es esta: Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo quien nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo Jesús. Todos los factores únicos mencionados más arriba —cada uno de ellos— puede y hace un cambio. Pero Dios y su Palabra no cambian, y la luz de su verdad ilumina nuestra perspectiva sobre todas esas cosas cambiables.

Las esposas de los plantadores de iglesias necesitan tener la luz de la Palabra de Dios brillando en sus diferentes bendiciones y cargas. Necesitamos esto de la misma manera que necesitamos que el sol se levante. Necesitamos la luz para que haga lo que necesitamos hacer. Dos cosas suceden cuando enciendes las luces en la cocina. Uno, Puedes ver claramente lo que haces y dónde está la olla del café. Y dos, si hay cucarachas teniendo una fiesta de pijamas se dispersarán. Cuando la Palabra de Dios enciende la luz por nosotros, por así decirlo, vemos la realidad y las mentiras que contaminan desaparecen. Las bendiciones y las cargas necesitan ser sostenidas por la luz de la Palabra.

APLICACIÓN

A continuación algunos focos de verdad inmutable que cada esposa de plantador de iglesia puede aplicar:

  1. A Jesús, el gran Pastor, le ha sido dada toda la autoridad en el cielo y en la tierra y le da a sus discípulos su misión con su bendición y su presencia (Mateo 28:18-20). Los asuntos referentes al llamado, prioridad, y temor son todos resueltos cuando las esposas de los plantadores de iglesias se enfocan en Cristo y recuerdan la autoridad integral de Jesús que nos dice lo que haremos, su celo contagioso por expandir la gloria de Dios entre todas las naciones, y su poder inexpugnable para proveernos y nunca dejarnos mientras hacemos ese trabajo.
  2. Sólo por la gracia de Jesús puede la esposa de un plantador de iglesia caminar en amor junto al pastor con quien ella se casó (Efesios 5). Mientras caminan juntos con Cristo, se encontrarán fuera del campo donde está Cristo, y sólo con la ayuda de Jesús llevarán el oprobio que Cristo enfrentó. A pesar de lo mucho que aman(o no aman) su ciudad, el esposo y la esposa saben que su hogar no depende de su trabajo porque están buscando la ciudad que está por venir. A la hora de la verdad, como ellos dicen, y como el apóstol Pablo, el esposo plantador de iglesias sufre «la presión diaria sobre mí, de mi ansiedad por todas las iglesias», la esposa del plantador de iglesias toma esto para jactarse con su esposo de las cosas que muestran su debilidad y la fortaleza de Cristo.
  3. Jesús ama a su novia, la iglesia, y ni siquiera la puertas del infierno prevalecerán contra ella (Mateo 16:18, Efesios 5:25-27). La identidad, los dones y asuntos de compromiso son resueltos cuando las esposas de los plantadores de iglesias se enfocan en Cristo y ven como él las ha hecho ser un ladrillo en el edificio, una oveja en el rebaño, un sacerdote en el sacerdocio, y un miembro de la familia. Todas esas metáforas iluminan las chispas en su imaginación llena de las Escrituras, mientras ella sueña con maneras de edificar el cuerpo de Cristo con los dones dados a ella por el ascendente Señor Jesús. Las bendiciones y cargas se mezclan juntas mientras vivimos en este mundo que gime por el día de la redención, ahora algunos minutos más cerca que lo que estaba al inicio de este artículo. No hay manera en que un corazón finito pueda sostener todas las cosas que la esposa de un plantador de iglesias enfrentará en la vida y ministerio. Pero Cristo puede, lo hace, y lo hará.

Traducido por Samantha Paz