Clases esenciales: La Soltería y el Noviazgo

La Soltería y el Noviazgo – Sesión 9: La Etapa Intermedia

Artículo
02.03.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 
Clase esencial
La Soltería y el Noviazgo
Sesión 9: La Etapa Intermedia


Introducción

Esta mañana continuamos nuestro estudio sobre la conducta bíblica en relaciones de noviazgo. Y, según hemos hecho la mayoría de las semanas, comenzamos con un breve resumen.

This morning we continue our study of biblical conduct in dating relationships. And, as we have done most weeks, we start with a brief review.

Resumen

Espero que recuerden muchas de las cosas que hemos expuesto en esta clase hasta aquí:

  • La primera etapa fue el No existe categoría bíblica para el noviazgo de “entretenimiento.”
  • Cuando hablamos sobre el inicio, dijimos que los hombres inician y las mujeres responden. Estos son roles dados por Dios (liderazgo masculino y respuesta femenina/soporte) que serán transferidos al matrimonio, y que debe también dirigir cualquier relación prematrimonial.
  • Discutimos 5 principios que aplican para el cortejo.[1]
  • Lo último que hablamos durante esta etapa fue el hecho de que si vamos a seguir ejemplos bíblicos de cortejo y noviazgo, la relación debe iniciar en el contexto de una comunidad cristiana amorosa que es la iglesia, con muchos consejos de amistades sabias, con la guía de los líderes de la iglesia, parejas mayores de la iglesia y familiares (especialmente el padre de la joven si es posible).
    • También mencionamos esta rendición de cuentas o relaciones de responsabilidad.
  • Luego hablamos sobre la primera etapa de una relación. Establecimos que esta etapa es para determinar si debes conocer a una persona más íntimamente. No es la etapa en la que realmente sucede ese nivel de intimidad.

Tema de hoy: La Etapa Intermedia

Aquí es donde establecemos las cosas con la relación, utilizando aquellos principios generales como nuestra guía. Llamaremos a esto el nivel “intermedio” de la relación, y hoy consideraremos algunos principios para esta etapa de la relación.

¿Qué piensa el mundo y la cultura sobre esta etapa ̶ luego del inicio del noviazgo y antes del matrimonio? Ellos tienden a referirse a ello como “tomar las cosas en serio.” Hagamos un alto y pensemos por un momento ̶ ¿qué queremos decir con la frase “tomar las cosas en serio”? Generalmente implica un grado más alto de involucramiento físico (por ejemplo: fornicación); pasando mucho tiempo juntos; la pareja puede mudarse juntos; o pasar la noche juntos de manera regular; tratan de compartir todo física y emocionalmente, etc.

La pregunta clave para el cristiano en la etapa intermedia es: “¿Qué tengo que conocer para decidir casarme con esta persona?” REPITE.

La actitud de equilibrio con la que estás lidiando aquí es: ¿Cómo conozco esta persona mejor para poder tomar una decisión sobre el matrimonio?

  • Sin actuar como si estuviera casado en el proceso y sin defraudarlos.
  • Amándoles y considerando lo que es mejor para ellos.

Para pensar sobre esto tomaremos algunos puntos como guía: (1) comunicando dónde estás (2) áreas a considerar y discutir y (3) responsabilidad (esto puede parecer una repetición, pero es crítico).

Comunicando dónde estás

Primero que todo, déjame motivarte a no pasar por alto este paso. No asumas que porque estás de acuerdo en comenzar a cortejarte a ti y tu pareja será “ahora mismo” cuando las cosas comiencen a progresar. Cada etapa es diferente de todas las demás, y no podemos darle demasiada importancia a estar claros sobre tus expectativas durante cada etapa. Quieres tener una claridad que promueva la honestidad a menos que engañes por negligencia, indiferencia o con malicia. Aquí hay algunos versículos a considerar:

Salmos 12:2Habla mentira cada uno con su prójimo; hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón.

Amós 2:4 Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Judá, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque menospreciaron la ley de Jehová, y no guardaron sus ordenanzas, y les hicieron errar sus mentiras, en pos de las cuales anduvieron sus padres.

Éxodo 20:16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

Ahora, discutir sobre la etapa en que estás no es algo que se hace en cada fecha (a menos que analices las cosas por encima de lo normal), pero si periódicamente, esto ayuda a rendir cuentas y comunicar dónde estás:

  • Básicamente quieres ver si existe algún obstáculo de manera clara (en términos de creencias o afectos u objetivos o personalidades) acerca de que ustedes se casen.
  • Y, si no se presentan problemas u obstáculos, entonces tu intención es seguir hasta el matrimonio con ella.

Si ella no se encuentra en el mismo lugar en lo que se refiere a sus sentimientos sobre la relación o si ella está segura de que no está interesada en el matrimonio, la relación de noviazgo debe ser terminada ̶ inmediatamente.

Se claro. Se honesto. Se prudente. Si llegas a esta etapa y no parece como que querrás casarte con ella, termina. Esto va para ustedes también, damas. Si un hombre fielmente se pone en la posición que acabo de describir, es la oportunidad perfecta para decir “no gracias,” o “sí, estoy aquí contigo por lo que se hasta ahora.”

No lo presiones. Si el joven es fiel en tratar de liderar, se tu fiel en responder honestamente y en buena fe. El compañerismo casual no es para ser tomado. Se amorosa con la otra persona. A menos que ambos sientan que la relación está moviéndose hacia el matrimonio, la etapa intermedia nunca deberá llegar muy lejos luego de esta conversación inicial.

[¿PAUSA PARA PREGUNTAS?]

Áreas a considerar y discutir

Conforme la relación crece a través del tiempo, habrá cambios en algunos temas que son apropiados para discusión. Puede que en este punto, comiences a conocer a tu pareja potencial en un nivel más profundo. ¿Cómo exactamente se ve eso? No hay ninguna manera en que dos personas puedan conocer todo uno acerca del otro antes de casarse ̶ para cubrir cada pregunta[2]. Está bien; lo más importante es considerar lo que necesitas conocer para decidir si debes casarte con esa persona.

Objetivos en la vida

Una conversación importante que deben tener en este punto en la relación es aquella relativa a los objetivos y ministerios anticipados; debe haber un buen acuerdo de unidad entre tus objetivos y visiones, o debe haber mucha flexibilidad. Las cosas serán muy difíciles en el camino si sólo uno de ustedes siente un fuerte llamado al campo misionero y el otro no. Esto es algo por lo que siempre he orado en mi propia familia, que tengamos unidad en los asuntos fundamentales.

Roles de género

Otra cosa a considerar es la manera en que cada uno ve los roles de género desarrollados en el hogar por el esposo y la esposa. Una razón por la que esto es importante es que traemos expectativas aún cuando sepamos o no que existen. Para entrar al matrimonio asumiendo que estás en la misma página sobre un asunto sólo para darte cuenta de que no es así, podría traer un gran problema de fricción en la toma de decisiones, crianza de los hijos, uso del dinero, y cuidado de uno por el otro. Así que, es importante entender no sólo la posición de cada uno sino lo que dicen las Escrituras al respecto.

A pesar de que la Biblia afirma que los hombres y mujeres son iguales en dignidad y valiosos porque ambos son creados a la imagen de Dios para reflejar Su gloria, también afirma que Dios asignó a los hombres y mujeres diferentes roles tanto en el hogar como en la iglesia. Estas no son sólo distinciones de los roles en beneficio de nosotros, sino que ayudan a reflejar la gloria de Dios cuando, por la gracia de Dios, hay unidad junto con diversidad. En este sentido, los diferentes roles sirven para complementarse el uno al otro en vez de competir uno contra el otro.

Por lo tanto, desde el inicio cuando Dios creó a Adán y Eva y vio que todo era bueno, al esposo se dio la responsabilidad de liderar de manera compasiva, proveer para y proteger su esposa. Por otro lado, a la esposa se le dio un rol que complementa el del hombre al afirmar que dichas distinciones, donde ella se une a su esposo como ayuda idónea y fuente de fortaleza para él llevar a cabo sus responsabilidades.

  • Dicho esto, no significa que es lo único que una esposa puede hacer, sino que destaca un cambio que tiene que suceder en ello de que es su nueva y principal orientación: ser una ayuda idónea para su esposo.
  • Segundo, la sumisión sobre la cual la Biblia habla no es a los hombres en general sino a su esposo[3]. Efesios 5:22, 24 y Colosenses 3:18 aplican. Sin embargo, hay una sumisión de todos los miembros de la iglesia a sus ancianos. 1 Pedro 5: 1-5 y 1 Timoteo 5:17 aplican.
  • Tercero, el liderazgo del que los hombres son responsables no es una dictadura donde él no toma en cuenta los aportes de su esposa, ni una oportunidad para ser controlador. La alternativa a la pasividad no es ser agresivo y autoritario. Sino que es un liderazgo que se expresa a través del servicio desinteresado a su esposa muchas veces negándose a sus propios deseos/intereses por el bien de su esposa y de la familia. La imagen es Cristo y la iglesia conforme se expresa en Efesios 5:25-28.

Así que, una pareja que está considerando el matrimonio debe pensar cuidadosamente en este tema y ver si están de acuerdo con lo que las Escrituras dicen, y si están de acuerdo uno con el otro.

Pecado pasado

Conforme continúa progresando la relación de noviazgo y ambos adquieren mayor intimidad, existirá la necesidad de tener un tiempo para hablar sobre pecados pasados; no sólo para sacar la ropa sucia a la luz ̶ sino porque es importante para una relación de matrimonio donde dos se convierten en una carne ̶ importante en una relación donde debe haber confianza e intimidad para ser honestos el uno con el otro sobre su pasado. Hacer esto no sólo ayuda a establecer dicha confianza sino que promueve el amor a través de la aceptación ̶ dice te tomo como mi esposo o esposa a pesar de tu pasado despreciable en la misma manera en que Jesús nos acepta de manera contingente en nuestro arrepentimiento. Prepara a cada esposo para saber cómo cuidar mejor del otro. Si el joven o la joven no puede vivir con el pasado del otro, es mejor saberlo antes de hacer unirse en matrimonio que después de hacerlo.

Romanos 15:7  Por tanto, aceptaos los unos a los otros, como también Cristo nos aceptó para gloria de Dios.

¿Cuándo una pareja de novios debe tener esta conversación? No podemos poner una fecha exacta, pero es bueno decir que debe suceder cuando la relación haya madurado y se vea que se dirige hacia el matrimonio. Tenerla en una etapa anterior pudiera llevar a un nivel de intimidad que sobrepasa el compromiso.

¿Cómo debe una pareja de novios hablar sobre ello? Hay mucho que pudiéramos decir sobre esto, pero hay dos cosas que deseo destacar como son la importancia de ver la conversación a través del lente del evangelio y tener la ayuda de otros.

Pudiera ser que una persona es virgen, y la otra no; pudiera ser que ambos han pecado sexualmente en el pasado y eso es difícil de hablar, de cualquier manera las buenas nuevas de la muerte y resurrección de Jesús es lo que nos ayuda a conocer el perdón de Dios tanto de manera personal como para extender perdón a otro. La cruz es el plan de Dios para liberarnos de la culpa y el pecado de nuestro pecado pasado. En la cruz vemos la rectitud y justicia de Dios. Aunque Él era sin pecado, Jesús tomó nuestro pecado sobre Él si nos arrepentimos y confiamos en Él ̶ y en esa cruz Él llevó la ira de Dios para que nosotros no tuviéramos que hacerlo. (Juan 3:16-17, 1 Juan 4:9-10, Apocalipsis 1:5, Romanos 5:8 ̶ para nombrar sólo algunos).

Por lo tanto, para dos seguidores de Cristo enfrentar sus pecados pasados, la cruz nos guarda de menospreciar nuestro pecado. Allí vemos la ira de Dios hacia el pecado y el increíble costo que fue pagado para pudiéramos ser perdonados. Teniendo esta discusión con el lente del evangelio nos mantiene humildes y libres de la auto justificación.

Al mismo tiempo, la cruz nos ayuda a no ser paralizados por nuestro pecado o el pecado de un esposo(a) potencial. Conocer el inmensurable perdón de Dios no da la libertad para perdonar a otro que ha pecado contra nosotros. Conocer su amor hacia nosotros nos mueve a mostrar el mismo amor y gracia a aquellos que nos rodean.

Esto es fácil de decir y difícil de hacer. Tendrás que lidiar con preguntas; podrías sentir enojo o aún traición. Pero nos muestra el camino hacia adelante. La cruz nos ayuda a ver que aunque pecamos en el pasado, nuestro pasado no nos define; eso es quienes fuimos una vez[4] (*Algunos de ustedes aquí necesitan escuchar eso. Si están confiando en Cristo, su pasado no los define. Hay perdón en Cristo; limpiado del pecado; hecho nuevo). Ver 1 Corintios 6:9-11 y 2 Corintios 5:17.

Sin embargo, por eso es importante involucrar a otros que puedan ayudarte en esto. Querrás hablar con un anciano o una pareja mayor de la iglesia de la que puedas recibir consejo. Habla con ellos antes de tener esta conversación con tu novio/novia.

Aunque deseas ser honesto y abierto, eso no significa que debes hablar sobre cada detalle. Hay una diferencia entre lo que necesitas hablar y lo que puedes querer saber. Algunas veces preguntar por ciertos detalles no es necesario y haría más daño que bien. Hablar con un anciano o una pareja de confianza te ayudará a pensar cuidadosamente acerca de cómo manejarte en esto. Además, sería bueno reunirte a hablar con ellos luego de la conversación con tu novio(a) para hacer un análisis o hacer preguntas.

Por esto es que las relaciones de responsabilidad serán de mucha ayuda.

Otras preguntas/Temas

Hay una serie de otros temas a considerar o preguntas para discutir que pueden ser de ayuda para discusión cuando dos personas están considerando el matrimonio. Así que, lo que deseo hacer es una lista de preguntas que puedes encontrar buenas para discusión, o por lo menos darte algunos temas para pensar en preguntas útiles que puedas hacer tu mismo (una advertencia aquí conforme detallo cada categoría, hay respuestas bíblicas a muchas de las preguntas que he considerado. Los asuntos que caen dentro de la libertad cristiana no tienen respuestas difíciles pero deben ser discutidos/resueltos):

  • Teología
    • ¿Qué piensas sobre “X”? Esto es una pregunta importante que puedes hacer sobre cualquier cosa. Podría ser de ayuda revisar los Estatutos de Fe de nuestra iglesia para establecer categorías o también tomar un libro de teología sistemática como el de Wayne Grudem (puesto de libros) y tomar diferentes temas para discusión. (Debes casarte con alguien con quien puedas ir a la misma iglesia, por lo tanto, ¡este tema y el siguiente son importantes!)
    • 2 Corintios 6:14 No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?  (NVI)
  • Adoración y Devoción
    • ¿Cuáles tus prácticas devocionales diarias? Oración, lectura de la Biblia, memorización, etc.
    • ¿Cómo te gustaría que fueran tus devocionales familiares? ¿Cómo eran en la familia en que creciste?
    • ¿Qué tan importante es ser parte de un grupo de responsabilidad grande/pequeño?
  • Relación esposo y esposa
    • ¿Cómo son compartidas las tareas del hogar: limpieza, cocina, lavar los platos, trabajo pesado, mantenimiento del vehículo, compra de comida, etc.?
    • ¿Cómo sería para ti una noche ideal no especial?
    • ¿Cuáles son las expectativas sobre las situaciones cuando uno de ustedes pueda estar solo con una persona del sexo opuesto?
  • Niños
    • ¿Si y cuándo debe una pareja casada tener hijos? ¿Por qué?
    • ¿Considerarías la adopción?
    • ¿Cuáles son las formas apropiadas para disciplinar niños?
    • ¿Educarías a tus hijos en casa?
  • Estilo de vida
    • ¿Comprar o alquilar una casa?
    • ¿Cuántes vehículos? ¿Usados o nuevos?
    • ¿Visión general del dinero? ¿Cuánto debería una familia dar a la iglesia local?
  • Entretenimiento
    • ¿Cuánto dinero debe una familia gastar en entretenimiento?
    • ¿Qué tipo de vacaciones son apropiadas y de edificación?
    • ¿Cuál es el criterio para TV, cine, computadoras o cualquier otro medio de comunicación?
  • Conflicto
    • ¿Qué cosas te hacen enojar?
    • ¿Cómo manejas tu enojo o frustración?
    • ¿Cuál es tu visión sobre buscar ayuda de amigos o consejeros?
  • Trabajo
    • ¿Quién es el sostén principal de la familia?
    • ¿Debe la esposa trabajar fuera del hogar? ¿Antes de tener los hijos? ¿Con niños en casa? ¿Después de tener hijos?
    • ¿Cuál es tu posición sobre el cuidado para niños?
    • ¿Qué determina dónde te ubicarás? ¿Trabajo? ¿Cuál trabajo? ¿Iglesia? ¿Familia?
  • Salud
    • ¿Tienes, o has tenido algún, enfermedad o problema física que pudiera afectar tu relación si fueras a casarte? (Alergias, desórdenes alimenticios, cáncer, desórdenes del sistema inmune [el 80% de los afectados son mujeres], enfermedad venérea, etc.)
    • ¿Qué piensas sobre el ejercicio y la comida saludable?

También deberías hablar sobre cosas como intereses, familia, asuntos emocionales, eventos pasados significativos, etc. con más detalles si has tomados la decisión en buena fe para tratar y perseguir el matrimonio, pero la precaución es siempre conforme te involucras más profundamente.

Finalmente, en términos de temas, habla claramente sobre los límites en tu involucramiento físico (en otras palabras los hombres reiteran que no habrá ninguno), y tomarán medidas para cumplir esos límites. Dicho esto, no hagas que el involucramiento físico (aún una falta en ello) sea un tema frecuente de conversación. Eso puede convertirse en una tentación ̶ y mientras más hablas piensas en ello, más fuerte se hace el deseo y menos escandaloso se convierte el pecado (en tu mente).

Rendición de cuentas

Finalmente, la rendición de cuentas es aún más importante en esta etapa de lo que ha sido hasta ahora. Debe ser frecuente, personal, local y difícil. Sin embargo, en este punto se necesita añadir más preguntas a la lista. No sólo “¿permaneces puro físicamente?” y todas las preguntas emocionales similares, sino “¿qué estás haciendo?” “¿hacia dónde se dirige esta relación?” “¿De qué clase de espacio de tiempo estamos hablando antes de tomar alguna acción clara?” debe ser una parte regular de las conversaciones. Sólo otro punto para conducir la relación en una comunidad, bajo una familia o autoridad de la iglesia. Si tienes eso, y cualquier en esa estructura realmente se preocupa por la joven, recibirás esas preguntas de manera automática.

1 Corintios 7:1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno es para el hombre no tocar mujer.

1 Corintios 6:18-20 18 Huid de la fornicación. Todos los demás pecados que un hombre comete están fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo. 19 ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?20 Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Ahora unas palabras sobre conocer a tu novio/novia. Si quieres conocer la verdadera naturaleza de un león, no vayas al zoológico; ve a las llanuras de África. De la misma manera, salir a donde fue planeado, ponerte lo mejor, tener una pequeña interacción con otros nos da una visión un poco distorsionada. Estar con otros (amigos, familiares, miembros de la iglesia) te da la oportunidad de ver una imagen más viva y real de cada uno. Necesitas entender que estás saliendo con un pecador y verlo a través de esa luz porque absolutamente lo harás en el matrimonio.

Sólo unas breves palabras para aquellos que salen con alguien que no es de su congregación. Es muy difícil para la comunidad y los ancianos ayudarte con la rendición de cuentas si nunca nos das la oportunidad (durante la primera etapa y la intermedia) de conocer a tu novio o novia. Lo que sucede en ocasiones es que las personas se involucran de manera muy profunda espiritual y emocionalmente, y la primera vez que algún anciano llega a conocerles es justo después del compromiso. Tal vez tu novio o novia viene a la iglesia ocasionalmente. Tal vez aún se juntaron para una cena o dos con otras parejas de la iglesia. Pero realmente, nadie ha podido conocer la persona de afuera, y no has hecho lo posible por involucrar a otros. No hagas eso. Es peligroso. Dale a los miembros, ancianos, y otros la oportunidad de ser parte de tu relación antes de comprometerte (y estar emocionalmente atados uno al otro).

Mi escenario de pesadilla es que no permitiste que nadie de la comunidad “dentro,” se acercara al compromiso, y luego el cuerpo pastoral tiene que cargar con el trabajo sucio de examinar la persona de afuera y la relación para ver si es bíblicamente sana. Por lo tanto, ¿qué cosa positiva debes hacer?

Una joven de nuestra congregación es un modelo de lo que podría pasar cuando estás saliendo con alguien de afuera de la congregación y deseas rendir cuentas. No mucho después que ella comenzó a salir con un joven de otro estado, ella le pidió reunirse con dos de los ancianos durante la primera visita a DC. Desde muy temprano en la relación, ella lo motivó a conocer a sus pastores y otras familias que la conocen bien en nuestra comunidad. Él lo hizo. Él fue muy activo en reunirse con otros. Y les sirvió a ambos muy bien sobre la marcha. Para el momento de su compromiso, había muchas personas del liderazgo y de la congregación que conocían su carácter y su testimonio como para estar emocionados por ambos conforme se comprometían.

Sólo porque no asisten a la iglesia no significa que debes dejar de rendir cuentas de ambos. En vez de eso, debe ser un motivo para empeñarte aún más en buscar ayuda y rendir cuentas a otros. Por favor presta atención a Proverbios 18:1 El egoísta busca su propio bien; contra todo sano juicio se rebela. (NVI)

Conclusión

Hoy nos enfocamos en la etapa intermedia ̶ cómo la relación debe continuar para progresar hacia el matrimonio o el fin. La próxima semana hablaremos sobre la etapa final ̶ eso es la propuesta y el compromiso. Si actualmente estás en una relación, nota que en la última sección del folleto titulado “alimento para el pensamiento” di algunas preguntas que serían buenas para meditar en ellas.

  • ¿En qué etapa se encuentra tu relación actual?
  • ¿Has deliberado en establecer intenciones y aclarar hacia dónde se dirige la relación?
  • ¿Qué necesitar conocer antes de comprometerte en matrimonio con alguien?
  • ¿Estás peligrosamente pasando mucho tiempo a solas o en privado (como mucho tiempo en un sillón a puertas cerradas)?
  • ¿Cómo han cambiado y progresado los temas de discusión en la relación?
  • ¿Están las personas a quienes rindes cuentas haciendo preguntas más comprometedoras? ¿Estás añadiendo más preguntas como, “hacia dónde se dirige la relación?”

[PAUSA PARA PREGUNTAS]

 

[1] (1) Las personas solteras deben salir sólo con el único propósito de encontrar alguien con quien casarse. (2) Generalmente, los hombres son quienes usualmente iniciarán una relación prematrimonial, las mujeres deberán usualmente responder a esta iniciativa. (3) Las relaciones deberán preferiblemente iniciar y desarrollarse bajo la autoridad de las Escrituras, y con mucha consejería y guianza de familiares, amigos de la iglesia, y líderes de la iglesia. (4) Las personas solteras deberán buscar esas características que son exaltadas en las Escrituras en los potenciales esposos(as). (5) Finalmente, ¿servirá bien esta relación juntos a Dios y la iglesia local?

[2] Tenía un amigo que estaba convencido de que dos personas debían tener sexo antes del matrimonio por el temor a no tener la química necesaria para un matrimonio saludable. Un problema con eso (además de ser pecaminoso) es que ninguna pareja podrá experimentar todo juntos: cómo sería pasar juntos por un proceso de cáncer, perder un trabajo, pasar por una recesión, y la lista continúa. Segundo, Proverbios 5 que la intimidad y el deseo sexual para tu esposa es aprendida y deliberadamente mantenida: Proverbios 5:18-19 Sea bendita tu fuente, y regocíjate con la mujer de tu juventud, 19 amante cierva y graciosa gacela; que sus senos te satisfagan en todo tiempo, su amor te embriague para siempre.

[3] Efesios 5:22. Podríamos decir que ella debe expresar su femineidad hacia los hombres “dignos” en general (ver Recuperando la Masculinidad y Femineidad Bíblica, Pág. 48), pero aquí nos enfocamos especialmente en el matrimonio.

[4]1 Cor. 6:11 And such were some of you; but you were washed, but you were sanctified, but you were justified in the name of the Lord Jesus Christ, and in the Spirit of our God. 2 Cor 5:17 Therefore if any man is in Christ, he is a new creature; the old things passed away; behold, new things have come.