Clases esenciales: La Soltería y el Noviazgo

La Soltería y el Noviazgo – Sesión 8: Primeras Etapas del Cortejo

Artículo
02.03.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 
Clase esencial
La Soltería y el Noviazgo
Sesión 8: Primeras Etapas del Cortejo


Introducción y Evaluación

Esta mañana estaremos viendo la manera en que deben ser las primeras etapas del cortejo. Hemos determinado que es un tiempo apropiado para estar en una relación, hemos establecido que hay un interés en ambas partes; hemos pasado el inicio ̶ así que ¿qué sigue?

Antes de comenzar a describir la manera en que la relación debe ser ahora, evaluemos brevemente lo que sabemos hasta ahora.

Para comenzar, dijimos que el único propósito apropiado para una relación de noviazgo premarital es aquel en que ambos están dispuestos, capaces e interesados en estar casados. Según establecimos la semana pasada, no hay ejemplos de “noviazgo de entretenimiento” en las Escrituras.

Segundo, hablamos sobre las características que los hombres y mujeres cristianos deben buscar en un esposo(a), y señalamos que esas características deben ser bíblicas, (los hombres consulten Proverbios 31 y 1 Pedro 3, las mujeres consulten 1 Timoteo 3, Tito 1 y 1 Pedro 3) y que debes evaluar un compañero(a) potencial para noviazgo como un potencial esposo(a).

Así que las mujeres harían preguntas sobre lo que sería relacionarse con él como su esposa:

  • ¿Es este un hombre que podrías respetar?
  • ¿Te ves a ti misma sometiéndote y siguiéndole?
  • ¿Puede él proveer (ganarse la vida) para tu familia?
  • ¿Cuidaría él bien de ti y tus hijos?
  • ¿Lideraría tu familia espiritualmente?

Los hombres harían preguntas sobre lo que sería relacionarse con ella como su esposo:

  • ¿Cuidará ella de ti y será una buena madre/discipuladora de tus hijos?
  • ¿Ella te motivará en tu tarea de liderazgo?

Una cosa que los hombres pueden hacer es considerar lo que el tipo de mujer de Proverbios advierte y pregunta:

  • ¿Es ella una mujer persistente (Prov. 27:15)?
  • ¿Es ella temperamental y peleona hasta el punto en que prefieres vivir en el techo en lugar de bajo el techo con ella (21:9; 25:24)?
  • ¿Es ella chismosa (11:13; 16:28)?
  • ¿Es ella infiel ̶ propensa a coquetear con otros hombres (2:16-19; 11:22)?

La semana pasada vimos el inicio de la relación señalando algunos principios. Primero, los hombres inician ̶ ellos son los que se colocan en una posición vulnerable ̶ es posible que tomen un riesgo y sean rechazados, pero eso es parte del inicio. Los hombres no “ponen los sentimientos a un lado” esperando confirmar los sentimientos de la mujer y toman el riesgo desde el inicio. Los hombres inician porque es nuestro rol dado por Dios como líderes de nuestras familias y porque protege a la mujer que decimos que cuidamos.

Las mujeres entonces responden. No deben tratar de manipular la situación para que él la invite a salir. Eso no significa que ella no hace nada ̶ ella puede ponerse disponible, colocarse estratégicamente en contextos similares y ser abierta cuando hablen como amigos. Pero si ella necesita tomar el liderazgo para que él se mueva, ¡es muy seguro que él no liderará cuando se supone que deba hacerlo! Eso puede convertirse en un patrón en tu relación. Efesios 1:11 aplica aquí conforme Dios en Su providencia dirige.

Finalmente, sugerimos que el inicio debe ocurrir a través de y bajo la autoridad de alguna estructura de responsabilidad, ya sea a través del padre de la mujer u otro familiar o los líderes de la iglesia o una pareja mayor de la iglesia. El noviazgo no es algo individual, sino un negocio comunitario. Según discutimos la semana pasada, este punto es la clave en términos de pureza y sabio consejo. Más sobre esto más tarde hoy.

Primeras Etapas

Ahora queremos observar la manera en que los cristianos deben conducirse en lo que llamaremos las primeras etapas de una relación de cortejo. Conforme tratamos de considerar algunos puntos esta mañana, veremos los asuntos desde una perspectiva negativa y positiva. Tomaremos nuestros principios básicos para la perspectiva negativa a partir de 1 Tesalonicenses 4:1-8; leamos:

1 Tesalonicenses 4:1-8 Por lo demás, hermanos, les pedimos encarecidamente en el nombre del Señor Jesús que sigan progresando en el modo de vivir que agrada a Dios, tal como lo aprendieron de nosotros. De hecho, ya lo están practicando. Ustedes saben cuáles son las instrucciones que les dimos de parte del Señor Jesús.La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa. sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios; y que nadie perjudique a su hermano ni se aproveche de él en este asunto. El Señor castiga todo esto, como ya les hemos dicho y advertido.Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad; por tanto, el que rechaza estas instrucciones no rechaza a un hombre sino a Dios, quien les da a ustedes su Espíritu Santo. (NVI)

Este pasaje obviamente tiene implicaciones que van más allá de las relaciones de noviazgo y cortejo, pero también hay una aplicación para esto. La palabra “equivocado” (NVI) en el versículo 6 es frecuentemente traducida como “defraudado”, como en la versión NASB. Si yo cometo engaño contra alguien, en alguna manera he defraudado o mentido a esa persona.

En un contexto de negocios, es como mentir acerca de lo que será provisto en un acuerdo o el valor de ciertos bienes con el fin de hacer que alguien haga una inversión. Según esta definición, si yo insinúo a alguien en el contexto de relación personal (siendo íntimo física y emocionalmente o a través de cualquier otro medio) que existe algún nivel de compromiso entre la persona y yo que no es real, he defraudado tal persona, y Pablo aquí llama a ese tipo de actividad pecado.

Es que defraudar a nuestros hermanos y hermanas en Cristo (insinuando un compromiso que no existe o que es inapropiado) que quieres evitar, y es una tentación en particular en un contexto de cortejo. Ver Proverbios 16:11 y 20:23 aquí significando que lo que ves es lo que recibes y nada más.

Esto no es siempre un acto hecho con malicia. Frecuentemente, es hecho por descuido o indiferencia. Hombres ̶ su responsabilidad es liderar la relación hacia Dios e implícita en lo que es cuidar de tu hermana en Cristo. Tu tendrás que rendir cuentas de tus acciones.

La manera en que Jesús lideró la iglesia es particularmente relevante aquí.

Ahora, consideremos la perspectiva positiva sobre cómo enfocar un cortejo. Para esta perspectiva, iremos a Romanos 13:8-14. Leamos:

Romanos 13:8-14 8No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley. Porque los mandamientos que dicen: «No cometas adulterio», «No mates», «No robes», «No codicies», y todos los demás mandamientos, se resumen en este precepto: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.» 10 El amor no perjudica al prójimo. Así que el amor es el cumplimiento de la ley.

11 Hagan todo esto estando conscientes del tiempo en que vivimos. Ya es hora de que despierten del sueño, pues nuestra salvación está ahora más cerca que cuando inicialmente creímos. 12 La noche está muy avanzada y ya se acerca el día. Por eso, dejemos a un lado las obras de la oscuridad y pongámonos la armadura de la luz. 13 Vivamos decentemente, como a la luz del día, no en orgías y borracheras, ni en inmoralidad sexual y libertinaje, ni en disensiones y envidias. 14 Más bien, revístanse ustedes del Señor Jesucristo, y no se preocupen por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa. (NVI)

Amando al otro como a ti mismo (versículos 8-10)

Los creyentes están llamados a amarse unos a otros; esto aplica tanto para las relaciones de noviazgo y cortejo como para cualquier otro aspecto de la vida. Y, por supuesto, el amor bíblico no es una respuesta subjetiva o emocional debido a la atracción. En este pasaje, el amor incluye relacionarse con otros de la manera en que quisiéramos que se relacionaran con nosotros. Esta clase de relaciones impiden herir a la otra persona porque pensamos acerca de cómo hacerle bien a ellos; como cuidarles; como guiarles; como edificarles en su caminar con Cristo, no acerca de obtener lo que queremos para nosotros. Esta clase de pensamiento es la fuente principal de la obediencia auténtica a los mandatos de Dios.

Esto podría tomar muchas formas, pero un ejemplo al inicio del noviazgo ̶ jóvenes, que opinan sobre mostrar interés de manera deliberada en una chica preguntándole sobre lo que le gusta, su trabajo, lo que Dios le está enseñando, en vez de pasar tiempo enfocado en “vender” tu imagen en la primera cita.

Reconocer la naturaleza de esta vida y la vida venidera (versículos 11-14)

Si fallamos en comprender lo corta que es esta vida con relación a la eternidad, añadiremos valores distorsionados a las cosas que deseamos. Necesitamos reconocer que nuestro tiempo en este mundo es corto y que nuestra verdadera ciudadanía está en el reino eterno. Somos extranjeros en una tierra extraña. Este entendimiento nos ayudará a morir a los deseos de aferrarnos a todo lo que podamos en esta vida sin darnos cuenta del egoísmo que podemos tener en nuestros motivos y deseos.

Estos deben ser los principios básicos, positivos y negativos, sobre la manera en que los hermanos y hermanas solteros deben tratarse unos a otros. Con esto en mente, durante los próximos minutes queremos observar como este principio es empleado respecto a (1) establecer intenciones; (2) intimidad emocional; (3) rendición de cuentas.

Estableciendo intenciones

Esto es lo primero que debe suceder si aún no ha sucedido durante el inicio de la relación. Según hablamos la semana pasada, las intenciones deben ser claras y es el hombre quien debe hacerlas claras. Dile a ella porque iniciaste o estás iniciando con ella, motívala, y dile que pretendes seguir en la relación para determinar si el matrimonio sería la opción correcta ante Dios. El punto es asegurarte de que ella sabe que no es sólo una amistad. El objetivo es remover cualquier potencial de confusión durante la relación de cortejo (repetir). Ya no son más “sólo amigos,” sino que son novios con el propósito de ver si Dios les permitiría casarse algún día.

No tienes que decidir si ella es con quien te vas a casar. Sólo necesitas estar claro de que esto es lo que buscas responder a través del noviazgo.

Si conoces a la mujer de la iglesia, si la has visto interactuar en grupo, observado con otros, tal vez has trabajado con ella como parte de algún ministerio, esto sería suficiente para pensar sobre la decisión de si iniciar una relación es lo correcto. La intención en este punto no es el matrimonio, sino conocerla mejor para que puedas ver si el matrimonio sería bueno. Una vez más, ¡no pienses que porque estás de acuerdo en salir esto significa que te casarás con esa persona! No vayas con un plan de 20 años (# de hijos, sus nombres, donde vivirás) a la primera cita. El objetivo del cortejo es conocerse uno al otro y determinar si se casarán algún día.

Damas, a pesar de lo incómodo que suena esto para los jóvenes, puedes estar en una posición difícil también, dependiendo de lo mucho que conozcan al hombre con el cual estas comenzando. ¿Qué si la respuesta es “no muy bien”? En ese caso, observa las características bíblicas que discutimos la semana pasada. ¿Has tenido la oportunidad de verlo en grupos, servir en la iglesia, etc.? Si ni siquiera tienes información a ese nivel, siéntete en la libertad de decirle que deseas algún tiempo para pensar y orar acerca de ello (esto es, si no estás segura en este punto de si estás interesada), entonces (además de pensar y orar acerca de ello) pregunta discretamente a un miembro o miembros que le conozca bien o a alguno de los ancianos si lo conocen y que piensa. Jóvenes, si sabes que ella no te conoce bien, invítala a hablar con los ancianos/miembros que te conozcan bien, y aún considera darle nombres.

De la misma manera damas, está bien decir que no si simplemente no estás interesada y está bien decir que necesitas conocerlo mejor en grupos si esto ayuda (pero ten algo en mente, no lo dirijas).

Con esto en mente, el rechazo es difícil pero pienso que ayudaría tomar un momento para discutir cómo podemos servirnos unos a otros aún conforme enfrentamos una situación difícil como esta. Primero, si es posible, es mejor tener una conversación cara a cara, en vez de a través de correo electrónico o teléfono. Segundo, dale una respuesta firme y honesta. Reconozco que ‘querrás dejarlo suavemente’ pero esto podría causar confusión y simplemente crear falsas esperanzas donde no existe ninguna.

Santiago 3:17 podría ayudar aquí: Santiago 3:17  Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. (RVR1960)

[PAUSA PARA PREGUNTAS]

Intimidad emocional

Esto nos trae otra de las implicaciones de los textos que observamos anteriormente ̶ la idea de que la intimidad emocional profunda no debe ser establecida durante las primeras etapas de una relación.

Proverbios 4:23 nos dice, “Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.” (NVI)

Ahora, esto no significa que estás siendo deshonesto o frío. Algunas veces escucharás la importancia de tener barreras físicas, pero necesitamos darnos cuenta de que también podemos ir muy lejos emocionalmente. Una vez más, la idea moderna de las relaciones de noviazgo consiste en probar las aguas del matrimonio actuando lo más parecido posible a estar casados hasta que ambos (en el mismo calor de esa emoción y pasión temporal) decidan lo que desean y casarse, o hasta que uno decida que no son compatibles y pases por algo que se siente igual al divorcio.

Yo admito que hay una relación delicada entre construir una intimidad emocional dañina y tener una relación que tiene un componente emocional ̶ con esto no estamos motivando las relaciones divididas emocionalmente, sino que también estamos desmotivando el apego emocional que excede el compromiso. Eso necesita ser un principio básico: la intimidad no debe superar el compromiso.

¿Cómo haces eso de manera práctica?

Dos cosas a considerar serían (1) la cantidad de tiempo que pasan juntos en este punto de tu relación y (2) las cosas sobre las cuales conversan.

Muchas personas desean iniciar una relación pasando una gran cantidad de tiempo solos juntos, especialmente si las cosas marchan bien. Lo que debemos comprender es que pasar mucho tiempo juntos durante las primeras etapas del noviazgo promueve un nivel de intimidad que supera el compromiso ̶ existe algo así como demasiado de algo bueno. Así que, deja espacio para otras actividades y relaciones. No pases cada momento donde no estás solo en el teléfono, escribiendo correos, enviando mensajes de texto o cualquier otra cosa ̶ trata de construir el momento poco a poco ̶ piensa en un maratón y no en una carrera corta. Si están tratando de ver como mucho tiempo es mucho tiempo, no lo analicen demasiado ̶ oren al respecto, hablen juntos como pareja, y hablen con amigos confiables. ¡Está bien hacer ajustes a mitad de camino durante el proceso!

Lo otro es estar consciente de lo que hablas. Por un lado, este es tu hermano o hermana cristiano, por lo que no necesitas hablar sólo sobre deportes o el tiempo. Pero, es sabio no hacer de la persona tu confidente de cosas personales y emocionales en un principio. No expreses tus sentimientos más profundos de manera regular acerca de tu vida o aún tus sentimientos hacia la otra persona. Si eso te deja pensando en que no hay nada que hablar, no te preocupes ̶ hay mucho que aprender acerca de la otra persona como por ejemplo, como se convirtió en cristiano, el trabajo, intereses, antecedentes familiares, entretenimientos, lo que está aprendiendo, etc.

La cultura y sociedad americana generalmente está de prisa. ¡Queremos todo ahora! Beneficios instantáneos, envíos de 24 horas, tarjetas de crédito, comida rápida ̶ tenemos que tenerlo ahora. No es una buena manera de construir relaciones que tomarán algún tiempo, paciencia, entendimiento. No apresures las cosas. 3 versículos sobre la paciencia:

Gálatas 5:22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,

1 Tesalonicenses 5:14 Hermanos, también les rogamos que amonesten a los holgazanes, estimulen a los desanimados, ayuden a los débiles y sean pacientes con todos.

Colosenses 3:12 Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia;

Rendición de cuentas

Una cosa de que hemos hablado en lecciones pasadas en la importancia de la rendición de cuentas. A continuación hay 3 Proverbios que serán de ayuda.

Proverbios 15:22 Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan. (NVI)

Proverbios 11:14 Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria. (LBLA)

Proverbios 18:1 El que vive aislado busca su propio deseo, contra todo consejo se encoleriza. (LBLA)

Busca consejo frecuentemente (Proverbios). Abre tu vida a aquellos que están cercanos a ti y han hablado verdad a ti antes. Si estás muy ocupado para permitir que las personas vean tu vida, esto es un problema. Esto significa invitar a otros cuando están juntos como pareja y significa asegurarse de que tienen a otros responsables personalmente y haciéndole preguntas difíciles acerca de la pureza sexual, la manera en que se tratan el uno al otro, y motivación.

Es bueno salir juntos, pero mézclenlo con:

  • Pasar tiempo en grupo de personas (diversiones/sirviendo en el ministerio juntos)
  • Pasar tiempo con otras familias (traten cuidando niños para una familia de la iglesia y luego discutan pensamientos sobre como criar niños) (¡si desean un reto puedo sugerir familias con 4 o más niños!)
  • Pasar tiempo con parejas casadas (cita doble/pasando tiempo juntos) – esas personas deben generalmente ser locales (geográficamente) y deben también ser personas que se preocupan por ti y la otra persona lo suficiente como para hacer preguntas difíciles.

Conclusión

Nuestra esperanza es que estos principios básicos sean practicados (los detalles exactos variarán con la pareja), entonces la relación tendrá una mayor probabilidad de comenzar de una manera saludable y piadosa. Si no te gustan estas ideas, déjame motivarte a examinar porque esto es así.

Consejo general: se desinteresado, se claro, busca consejo, se sabio, no te apresures, no te detengas, sobre todas cosas se responsable y ¡busca la gloria de Dios!

Finalmente hermanos y hermanas considérense el uno al otro. 1 Corintios 8 habla sobre la comida sacrificada a los ídolos, lo cual era un problema en la iglesia primitiva. Pero observa en los versículos 11 al 13 la consideración amable que Pablo tiene por los hermanos y su primera preocupación es por su bien espiritual. Este es un ejemplo que debemos seguir conforme consideramos el cortejo y el noviazgo.

[PAUSA PARA PREGUNTAS]

Apéndice

  • ¿Cuándo debe durar esta etapa? No hay un tiempo establecido. Semanas, meses.
  • ¿Qué sucede si hay diferencias políticas? Estas diferencias son secundarias, pero una lucha es una lucha.
  • En esta discusión se considera la membresía en la misma iglesia. Pero ¿qué sucede si ambos son miembros de diferentes iglesias? ¿Debe ser presionado lo de ser de la misma iglesia? No durante las primeras etapas, pero si más adelante.
  • ¿Qué hay acerca de las relaciones a larga distancia? En algunas maneras, esto está bien durante la primera etapa. Las visitas ocasionales, correos, y llamadas telefónicas pueden ayudar a vencer la distancia, pero es mejor estar en el mismo lugar.
  • ¿En qué punto puedes moverte? Sólo si estás listo para avanzar de la primera etapa.