Clases esenciales: La Soltería y el Noviazgo

La Soltería y el Noviazgo – Sesión 2: El Don y la Libertad de la Soltería

Artículo
02.03.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 
Clase esencial
La Soltería y el Noviazgo
Sesión 2: El Don y la Libertad de la Soltería


Esta mañana vamos a echar un vistazo al don de la soltería y vamos a hacerlo en el contexto de 1 Corintios 7. Quiero tratar de hacer esto de una manera más interactiva o como un seminario y no sólo como un sermón estricto, así que si tienes alguna pregunta o algún comentario edificante sólo levanta tu mano y haré una pausa luego de haberte visto. No puedo prometerte que responderé cada pregunta, pero basado en mi conocimiento y tiempo disponible haré todo lo posible por darte una respuesta.

Iniciemos con una oración.

Comencemos leyendo el inicio de 1 Corintios 7.

1 Corintios 7:1-7 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer;  pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento. Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro.

El Don de la Soltería

Una de las preguntas que necesitamos abordar hoy es “¿qué es el don de soltería?” Esta frase frecuentemente usada viene del versículo 7, donde Pablo dice “quisiera que todos los hombres fueran como yo. Pero cada hombre tiene su propio don de Dios; uno tiene este don, otro tiene aquel.”

Pablo desea que todos los hombres fueran solteros (como él lo era). Él claramente ve que hay algunos beneficios en la soltería, por lo que desea que todo el mundo (“todos los hombres”) puedan experimentarlo. Hablaremos más de los beneficios en un minuto conforme observamos los versículos 32-35. Pero él claramente reconoce que la soltería es para algunos, y no otros. Esto está expresado en la primera oración “yo deseo…”. Pero está establecido de una forma más directa en la segunda oración – cada hombre tiene su propio don. Piensa en la palabra “don” como algo que es otorgado; y en este caso, es algo que es dado por Dios. Pablo está diciendo que no todo el mundo tiene este don de la soltería. La soltería es un don para algunos; y no otros. Otros tienen diferentes dones dados a ellos por Dios, como por ejemplo, administración; hospitalidad; enseñanza; pero no soltería. Algunos de ustedes van a ver el don de la soltería no tanto como un don. Esto es un problema muy claro en una sociedad donde sólo el 45% de la población está contrayendo matrimonio.

¿Qué es el don de la soltería? Lo que no es, es alguna habilidad super-espiritual, mística o mágica de resistir las relaciones sexuales y rechazar el matrimonio. No es algún estado espiritual más alto o ascético donde puedes negar la carne y estar más enfocado en las cosas espirituales. Eso es lo que los monjes y monjas persiguen conforme se aíslan de la sociedad en general y se retiran a monasterios y conventos apartados. Si esto fuera lo que Pablo trataba de describir, entonces Dios hubiera creado un sistema de dos niveles para la soltería – los solteros ascéticos super-espirituales, y el resto de nosotros ̶ los solteros descontrolados, quemándonos, y “que deben casarse”. Si no es así, entonces ¿qué es el don de la soltería? Es el reconocimiento de que Dios ha dado a algunos el don del celibato por un tiempo o tal vez para toda una vida. El don es más una clasificación de estatus ̶ por ejemplo, tu eres soltero y yo soy casado. Unido a esta idea de un don está el hecho de que uno es espiritualmente motivado a ser soltero, capaz de vivir una vida auto-controlada y vivir en contentamiento en su soltería.

Enfoquémonos por sólo un momento en esta idea del contentamiento. Si tienes este don, estarás contento con tu soltería. Fíjate en la manera en que Pablo habla sobre contentamiento en la vida cristiana en Filipenses 4:11-13, y recuerda la manera en que este gran apóstol fue soltero.

Filipenses 4:11-13  No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Puedes escucharme decir esto y pensar automáticamente, “Oh, no obviamente no tengo el don, así que necesito deshacerme de mi soltería lo antes posible.” Yo diría: no, esa no es una manera edificante de pensar sobre tu soltería. Algunos de ustedes están muy descontentos con su soltería, así que al reconocer que Dios te ha providencialmente dado la soltería, la pregunta sería: ¿qué significa crecer en tu confianza en Dios y estar contento con tu soltería? No quiero apresurarme con esta pregunta, así que sólo piensa sobre una respuesta para ti mismo por un momento. Si tu única respuesta es, “si Dios me diera lo que quiero entonces estaría contento… bueno, entonces no estás realmente luchando con esta pregunta. Esta era una gran lucha para mí cuando era soltero y puedo afirmar que el contentamiento no siempre era algo continuo sino que tenía sus altas y bajas. Así que tienes que preguntarte a ti mismo la pregunta cuando sucedan cosas negativas: un niño es seriamente herido, pierdes tu trabajo, una madre muere joven, la sociedad se vuelve contra ti o… permaneces soltero ¿aún Dios es bueno? ¿Es Él quien dice ser y son sus promesas verdaderas? La Biblia responde a estas preguntas directamente, a través de una afirmación y un ejemplo del pueblo de Dios reflejado en sus páginas. Filipenses 4 es un buen capítulo para meditar en ello conforme consideras este aspecto del contentamiento mientras te dice cómo regocijarte, cómo pensar y cómo estar contento.

Comparando el versículo 7 con lo que Pablo dice en el versículo 37 (si alguien no siente necesidad de casarse; y siente que él o ella están espiritualmente motivados a la soltería; y está en la disposición de vivir una vida auto-controlada), entonces es claro que algunos solteros pueden escoger permanecer solteros for un tiempo, o para toda la vida. En una cultura de iglesia que enseña sobre la belleza del matrimonio y motiva a los solteros a casarse, puede ser falsamente asumido el hecho de que los solteros son cristianos de segunda clase. Este nunca debería ser el caso. Genéricamente hablando, más solteros van a casarse que permanecer solteros. Permanecer soltero es menos común. Pero, bíblicamente hablando, sólo porque es menos común esto no significa que debe ser visto como algo anormal. ¿Tiene sentido? Algunos piensan que una persona soltera nunca escogería permanecer soltero de manera consciente, ya sea por un tiempo o para toda la vida. Si las personas te preguntan, “¿por qué aún estás soltero?” o “¿quieres casarte, verdad?”, en ocasiones esto quiere dejar ver es que el matrimonio es un mejor estado. Sin embargo, lo que aprendiste de Pablo en este capítulo es que la soltería y el matrimonio son ambos valiosos, uno no es superior al otro. Ves la manera en que Pablo desea que algunos tengan el don de la soltería (v. 7), pero también la forma en que anima a algunos solteros a no apresurarse al matrimonio, sino a permanecer solteros y ser buenos mayordomos de esa soltería (versículos 27, 32-35, 37-38). Una pregunta para ti: ¿piensas como Pablo? ¿Ves tu soltería como algo valioso? ¿O tienes un deseo tan fuerte por el matrimonio y por cambiar tu soltería que no das ningún valor a tu soltería? Si es así, estás devaluando el estado que Dios ha puesto en ti.

Comparando el versículo 7 con lo que Pablo dice en el versículo 2 (debido a que hay mucha inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa y cada mujer su propio marido) y el versículo 9 (si te estás quemando, cásate) tiene sentido el hecho de que algunos solteros deben casarse. Pablo es un buen pastor, y reconoce que muchos solteros van a tener luchas con deseos sexuales, y en vez de caer en inmoralidad sexual, es bueno para ti (como soltero) que disfrutes de las relaciones sexuales dentro del contexto del matrimonio. Ahí es donde el sexo está destinado a ocurrir ̶ en el matrimonio (por ejemplo, versículo 4, derechos conyugales o deberes maritales, por ejemplo, los derechos de una esposa a entregar su cuerpo al otro y disfrutar las relaciones físicas con su esposo). Si es otorgado, esta no es la única razón por la que alguien debe casarse (por ejemplo, para tener sexo) pero es una buena razón por la que es importante perseguir el matrimonio. Dos advertencias a esto: (1) Cruda, dura, fría realidad ̶ puedes tener luchas con el deseo sexual y desear casarte, y aún perseguir el matrimonio cortejando a otros; pero las circunstancias pueden no llevarte al matrimonio. Es fácil pensar, “¡Esto no es justo! Dios me está torturando. ¿No ves que me estoy quemando y por lo tanto debo casarme?” Esa es una manera pobre de leer este versículo, por ejemplo, porque me estoy quemando debo tener la garantía de Dios del don del matrimonio. No, lo que debes ver que Pablo dice en el versículo 9 es que si no puedes controlarte, hagas todo lo posible por casarte. Porque es mejor casarse y disfrutar de relaciones sexuales dentro del matrimonio que quemarse. (2) He hablado con muchos hombres solteros que luchan con la pornografía por internet, que dicen que debido a que tienen esta lucha no deben cortejar a nadie o casarse. Piensan que el problema necesita ser completamente “resuelto” antes de ellos pedirle a una mujer que salga con ellos. ¿No creo? SI – hombres solteros, hagan todo lo posible con la fortaleza de Dios por vencer el problema ahora. Mientras más tiempo tienen de haber solucionado el problema, mejor será para tu cortejo y matrimonio. NO – el problema de la pornografía es una señal de que te estás quemando, y ¿qué dice Pablo sobre esto? Es mejor casarse que quemarse de pasión. Pero no creas que cuando te cases y disfrutes del sexo en el matrimonio tu problema con la pornografía se irá de manera mágica. No será así. Puedes encontrar una gran satisfacción en la relación sexual con tu esposa, pero esto no es una prescripción mágica de que tus luchas sexuales se irán. (Observa Proverbios 5:15-19, indica que la satisfacción es procurada en el matrimonio) (3) está bien disfrutar de la soltería por un tiempo, para tener gran contentamiento en tu soltería, para seguir a Jesús fuertemente mientras estás soltero, y al mismo tiempo estar abierto a casarte algún día. Ambas cosas no tienen que ser mutuamente exclusivas.

[PAUSA PARA PREGUNTAS]

La Libertad de la Soltería

1 Corintios 7:25-35 25 En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel. 26 Tengo, pues, esto por bueno a causa de la necesidad que apremia; que hará bien el hombre en quedarse como está. 27 ¿Estás ligado a mujer? No procures soltarte. ¿Estás libre de mujer? No procures casarte. 28 Mas también si te casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar. 29 Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no la tuviesen; 30 y los que lloran, como si no llorasen; y los que se alegran, como si no se alegrasen; y los que compran, como si no poseyesen; 31 y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutasen; porque la apariencia de este mundo se pasa. 32 Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; 33 pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. 34 Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. 35 Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor.

Observando nuevamente los versículos 25-35: Tal y como mencioné anteriormente, Pablo dice en el versículo 26 que debido a la “crisis actual” (NVI) o “peligro actual” (NASB/ESV), los corintios debían permanecer como estaban – casados permanecer casados; solteros permanecer solteros. (v. 28, pero si un soltero se casa, él o ella no peca.) v. 29, el tiempo es corto (antes de que Cristo venga) y v. 31, las cosas de este mundo pasan. Pablo escribió frecuentemente acerca de vivir en el tiempo entre la resurrección de Cristo y la venida de Cristo ̶ y cómo no sabemos cuánto durará este tiempo (1 Tesalonicenses 5:1-2), como no debemos aferrarnos a esta vida porque es pasajera (Santiago 4:14), y como debemos prepararnos para la venida de Cristo (1 Juan 3:2-3). Así que inicialmente suena extraño cuando Pablo dice, “si estás casado, vive como si no tuvieras esposa; si estás feliz, como si no lo estuvieras; si usas cosas, no te enfoques en ellas.” Él está señalando a la manera en que las cosas de esta vida pasan, por lo que en última instancia, no tienen importancia para cuando Cristo venga. Ese es el contexto inmediato para la declaración de Pablo en el versículo 32ª: “quisiera que estuvieran libre de preocupaciones.” El no quiere que nos enfoquemos en la cosas de esta vida, sino que aprovechemos la etapa que Dios ha puesto en nosotros porque “el tiempo es corto” (v. 29) y no sabemos cuánto tiempo tenemos antes de que Cristo venga. Para dar un ejemplo sobre lo que “ser libre de preocupación” sería, Pablo hace una comparación entre los no casados y los casados en los versículos 32b-35. La persona no casada “se preocupa por los negocios del Señor, como puede agradar al Señor” (32b), como puede hacer para “dedicarse al Señor en cuerpo y espíritu” (34; cuerpo y espíritu – por ejemplo, entregándose totalmente al Señor), y como ella “puede vivir de manera correcta en devoción total al Señor” (v. 35). La persona casada está “preocupada por los negocios de este mundo” (32, 34) y Pablo más adelante define esto como preocuparse por como agradar a tu esposo. Esto es un contraste muy deliberado donde Pablo quiere que veas la preocupación que hay en la vida libre de una persona soltera en comparación con la vida de una persona casada, la cual está muy preocupada por el esposo y otras cosas (hijos, hogar, etc.) Si estás soltero, entonces entiendes que tu vida está libre de preocupación (especialmente en un mundo caído), pero el punto de esto es la comparación – la vida de una persona soltera cuando es comparada con la de una persona casada tiene menos por qué preocuparse y mucho más libertad para preocuparse de Dios.

Definamos estas libertades un poco más adelante según este pasaje…

Libertad de los Problemas del Matrimonio (v. 28)

Cuando Pablo dice “aquellos que se casan enfrentarán muchas dificultades en esta vida” (v.28), él no necesariamente está hablando sobre cosas muy malas ̶ abuso, abandono, las cosas malvadas que los esposos se hacen el uno al otro, etc. ̶ aunque esto pudiera estar incluido en esta descripción. Lo que él probablemente está pensando es en el hecho de que el matrimonio es mucho trabajo. Hay muchas cargas diarias que enfrentamos cuando estamos casados y tenemos una familia. Cuando nos casamos, lo hacemos con una persona pecadora, y tenemos que lidiar con su pecado de cerca por el resto de su vida. Eso ciertamente no es fácil. Cuando nos casamos, asumimos responsabilidad. Mantenernos al día con esas responsabilidades es mucho trabajo. Por ejemplo, ir a la iglesia es más difícil. La familia tiene toda que levantarse y cooperar para bañarse, cambiarse y alimentarse. Cuando las cosas no suceden de la manera en que planeamos, puede haber mucho más trabajo (y en algunos casos una mayor carga). Si los niños están enfermos es otra carga con la que tenemos que lidiar. La interacción esposo y esposa es otro punto de mucha fricción. Los niños deben ser enseñados, tienes actividades donde ir, etc. Captas la idea. Las madres jóvenes están constantemente atendiendo sus niños pequeños. Las demandas son por minuto haciendo aún más difícil tener un tiempo de quietud o conservar suficiente energía para tenerlo cuando tengamos el tiempo. Ahora, ¡multiplica esto por 2 ó 3 ó 4 ó 5! Así que hay trabajo diario, cargas diarias, y responsabilidades diarias que deben ser enfrentadas si vas a estar casada. Como adulto soltero, esas responsabilidades son diferentes y menos agotadoras.

Libertad de Agradar a tu Esposo(a) (v. 33-34)

Cuando estás casado(a), aparte de agradar al Señor, una de tus mayores prioridades es agradar y servir a tu esposo(a). Un matrimonio lleva mucho trabajo; como cualquier otra buena relación. Requiere vulnerabilidad, transparencia, amor sacrificial, servir de corazón, comunicación, amabilidad, tiempo y muchas energías. Hay un nivel de intensidad que viene junto a “agradar” un esposo(a) que es muy diferente al de agradar a cualquiera de tus amigos. Aún esta semana, Sara puede decirte lo difícil que fue hacer un balance entre el trabajo, el hogar y preparar esta lección. Como adulto soltero, eres libre de las ataduras del matrimonio junto con sus dificultades y distracciones, por lo cual tienes más tiempo para dedicarlo al Señor.

Libertad de tener intereses divididos (v. 35)

Cuando las personas hacen solicitudes o anuncios los domingos en la noche, pidiendo voluntarios, o anunciando oportunidades frecuentemente pienso “me gustaría hacer eso.” Pero generalmente, simplemente no puedo. ¿Por qué? Bueno, mi vida de familia requiere mucho tiempo de mí si quiero ser un buen padre y esposo. No me quejo. Me gustan las responsabilidades que conlleva ser un esposo y padre, pero requiere de mucho tiempo y energía. Eso significa equilibrar todas las demandas de mi familia, trabajo e iglesia lo cual puede ser difícil. Sirviendo a mi familia, también sirvo al Señor. Pero hablando de manera práctica, me impide servir en la iglesia y participar en ciertas maneras. Mis intereses están divididos porque tengo una esposa y familia. Como adulto soltero, tus intereses no están divididos porque no tienes las preocupaciones de un matrimonio y una familia.

Libertad para ser soltero(a) (vs. 32-35; Mateo 19:10-12)

No pases por alto lo radical de las declaraciones de Pablo sobre la soltería en este pasaje. En los días de Pablo, ser soltero como mujer era el equivalente a ser pobre y destituida. Tu sustento estaba frecuentemente conectado a estar casada y tener un esposo. Para él, motivar viudas y no casados a permanecer en esa manera era un gran reto. Mostraba que Pablo valoraba la soltería, aún cuando era contracultural en su tiempo.

Mateo 19:10-12 10 Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse. 11 Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. 12 Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.

Observa por un momento Mateo 19:10-12. Jesús dice algo similar a Pablo ̶ que es bueno para alguien escoger estar soltero por la causa del reino de Dios. Al describir las complicaciones que trae el divorcio para un matrimonio, los discípulos tienen una reacción en el versículo 10 y dicen “tal vez es mejor quedarse sin casarse.” Jesús responde que esto es verdad, pero sólo para aquellos a quienes ha sido otorgado, dígase los eunucos. La falta de relaciones es para aquellos que nacen de esa manera; los que son castrados, pero también para aquellos que escogen vivir en el celibato. No pienses que estos versículos hablan sobre los eunucos; lo que Jesús dice aquí es muy parecido a lo que dice Pablo ̶ este don del celibato puede ser escogido por algunos por la causa del reino de los cielos (12b El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.).

No tienes que pensar en la soltería para toda la vida como tu única opción. Déjame darte algunos ejemplos/razones por las que he escuchado a algunos solteros escoger permanecer en ese estado sólo por un tiempo: (1) Tiempo. La soltería puede ser preferible para que puedas cumplir con tus obligaciones actuales y no engañar un novio/novia (o mucho peor, una esposa). Tomemos un ejemplo, un hombre joven en esta iglesia estaba dirigiendo un estudio bíblico, sirviendo activamente en la iglesia, trabajando a tiempo completo, iba a graduarse de la universidad, y tenía muchos buenos amigos. Cuando comenzó a cortejar, el único tiempo que tenía para hablar durante la semana era tarde de la noche, entre las 11pm y la 1am. Esta pareja se veía a veces los fines de semana. Él dijo, “me di cuenta de que no tenía tiempo necesario en ese momento para dedicarme a una relación. Así que escogí esperar hasta que algo significativo cambiara en mi vida.” En su caso, luego que se graduó, tenía más tiempo en su agenda y más libertad para tener una relación. (2) Asuntos personales. Si tienes situaciones muy difíciles en tu vida, como abuso sexual o físico, o tal vez creciste con un padre alcohólico o una madre drogadicta, puedes querer tomar un tiempo para trabajar en esto mientras permaneces soltero para no llevar mucha carga a tu matrimonio. Esto pudiera ayudar, pero no siempre. (3) Madurando en la vida y la fe. He tenido conversaciones con personas jóvenes que desean tiempo para aprender a vivir solos aparte de su familia y luego de la vida universitaria, para aprender a pagar sus servicios, organizar su vida, ser empleados fieles, y (más importante aún) para afianzar su fe fuera del cuidado de sus padres.

Libertad para dedicar tu vida a un propósito en particular para Dios (v. 32, 34, 35)

Como soltero, tienes la libertad para “preocuparte por los negocios del Señor ̶ como agradar a Dios” (v. 32). Tu “deseos es dedicarte al Señor en cuerpo y espíritu” (v. 34) y “vivir de manera correcta en devoción total al Señor” (v. 35). Pablo utiliza estas tres frases para describir la libertad que tienes como adulto soltero para dedicar tu vida con un propósito en particular para Dios.

Hay dos ideas que quiero destacar aquí: (1) Tienes libertad para invertir en tu crecimiento espiritual en una manera que sería más difícil si estuvieras casado. Cuando yo era soltero, tenía la libertad para ser enviado al extranjero lo cual hacía frecuentemente, o para pasar la noche y fines de semana estudiando la Biblia, para leer buenos libros cristianos, o para cultivar relaciones de una manera diferente a la actual como adulto casado. No de esta etapa por sentado, aprovéchala. Especialmente para el crecimiento de tu relación con Cristo. (2) Tienes libertad para amar y servir a Dios invirtiendo en tu comunidad cristiana de una manera que es más difícil para los adultos casados. Cuando Pablo habla acerca de los dones en 1 Corintios 12, dice que el propósito de nuestros dones no es la ganancia personal, sino la edificación del cuerpo (1 Corintios 12:7). ¿Es esta la manera en que piensas acerca de tu don de la soltería? ¿Disfrutas estar soltero sólo para tu beneficio personal, o ves tu soltería como un medio para edificar el cuerpo de Cristo?

Finalmente, vuelvo al tema del contentamiento. ¿Puedes tu estar contento en tu actual circunstancia de no casado? Cierro con este versículo de 2 Corintios:

2 Cor 12:8-10 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

[PAUSA PARA PREGUNTAS FINALES]