Membresía

La membresía significativa en una pequeña zona rural

Artículo
08.10.2019

Mientras caminaba a través del parque con mi familia, una tarde del sábado, nos encontramos con un malabarista que lanzaba al aire armoniosamente tres pelotas. Jugó con una facilidad, al punto que pensarías que cualquiera podría hacerlo. Pero si tienes tres pelotas de tenis en tu garaje, ¿por qué no intentas a ver qué tan fácil es realmente? Lo que parecía algo simple, en realidad es bastante difícil.

Alguien podría pensar que practicar la membresía significativa en un área rural es fácil. Después de todo, las iglesias llenan el paisaje, y todos conocen el evangelio, ¿cierto? Pues, no tan rápido. Los pastores en las zonas rurales deben tomar en cuenta ciertos desafíos al tiempo que llevan a la novia de Cristo a experimentar el gozo de una membresía significativa. Algunos de estos desafíos, cuando se combinan, crean una especie de tormenta perfecta que puede hacer naufragar a un pastor si no actúa con paciencia y sabiduría.

CRISTIANISMO EN EL SUR DE LA ZONA RURAL

En pocas palabras, muchos creyentes fieles en las zonas rurales se han casado inconscientemente con la forma de la iglesia con la que crecieron para el evangelio mismo. Después de años de ver la membresía ofrecida inmediatamente después de los llamados al altar, se han vuelto supersticiosos acerca de las formas (caminar por el pasillo, llamar al altar, aceptación inmediata). En algunos casos, esta superstición se ha convertido en una especie de sacramento en el que se imparte gracia a través de las formas.

Esta fórmula ha llevado a una desafortunada fusión de membresía y conversión. Sin darse cuenta, las iglesias han asumido que los llamados al altar, las oraciones de los pecadores y la seguridad inmediata garantizan la aparición de la gracia de Dios por decisión personal. Es por esa razón que muchos cristianos, en las iglesias rurales, asumen erróneamente que eliminar o cambiar estas formas alteran al mismo evangelio. Es por eso que los pastores en esas zonas rurales no deben subestimar lo extraño que sonará la expresión membresía significativa, como si estuvieran enseñando por completo otra religión.

APRENDA A AMAR A TRAVÉS DE LA RED DE RELACIONES

Cuando llegué a la ciudad, simplemente subestimé cuán diferente es mi ciudad natal (Orlando, FL) de mi ciudad actual. Si bien hubo relaciones profundas en un área metropolitana tan grande, no es comparable con la ciudad rural y su comunidad muy unida.

No me di cuenta de que la red de relaciones aquí es mucho más estrecha y más fuerte que en otros lugares donde había vivido. Así es como es: no puedo visitar una estación de servicio, un restaurante o un evento deportivo sin conocer a alguien que al menos esté relacionado con un miembro de mi iglesia. Esta red de relaciones estrechamente tejida significa que cualquier forma de corrección hacia una membresía significativa vibrará a lo largo de la red de relaciones más y más rápidamente en la comunidad. Cada decisión afectará al hijo, nieta, primo o al mejor amigo de alguien.

Me di cuenta de esta realidad después de una reunión de miembros necesaria que condujo a algunas posibles decisiones correctivas. A la siguiente mañana, me encontré con uno de mis vecinos (que no era un miembro) y comenzó a cuestionar la reunión de la noche anterior. Como pastores, no solo debemos ser conscientes de esto. También debemos aprender cómo se cruza con la membresía para que no entre en conversaciones sin preparación.

Al mismo tiempo, este obstáculo también puede convertirse en una oportunidad. Esta red de relaciones estrechamente entretejida se puede aprovechar para tu beneficio si aprendes diligentemente esos puntos de conexión y amas a las personas a las que representas, ya sean miembros actuales o futuros. En otras palabras, no subestimes el valor de tener conversaciones con el señor en la estación de servicio o hablar con la abuela en la tienda de comestibles. Estas interacciones cotidianas pueden ablandar los corazones y aportar claridad en medio de las transiciones en tu iglesia.

OBTENER PRÁCTICA

Los pastores pueden estar preparados para pastorear sabiamente iglesias en áreas rurales. Si se trata de ti, permíteme ofrecerte algunas ideas para prepararte mientras buscas implementar una membresía significativa:

1. No vayas demasiado rápido.

Tómalo de alguien que lo hizo. Lo que demora entre 3 y 5 años en un contexto urbano puede demorar entre 7 y 10 años en las zonas rurales.

2. No mueras en la colina equivocada.

Cuando llegues, verás muchas cosas que te preocupan y querrás cambiarlo todo de inmediato, especialmente aquellos elementos que se suman a la confusión de la conversión y el evangelio. Con oración y paciencia discierne las colinas correctas. Antes de hacerlo, aquí hay algunos ejemplos de colinas equivocadas para morir:

  1. El tiempo de respuesta.

Procura que la medicina no sea peor que la enfermedad. Pide una respuesta mientras tratas de evitar formas de garantía defectuosas. Comienza a enseñar fielmente a tu congregación la belleza del bautismo y la Cena del Señor. Tomará más de un sermón o una serie de sermones; tomará años de enseñanza.

  1. El lenguaje.

Lentamente, comienza a cambiar la redacción de las cosas en un esfuerzo por promover una comprensión más clara de la membresía del pacto. Comience a usar convenios y declaraciones de fe del pasado que todavía tienen excelentes cualidades.

3. Conoce a otros pastores locales.

No puedes ver un cambio en la comunidad si solo tu iglesia se está moviendo hacia una membresía significativa, por lo que construye relaciones con otras iglesias y pastores cercanos. ¿Cómo haces esto? Algunas ideas:

  1. Mezclarse con ellos frecuentemente.

Ve a las reuniones de la asociación local. Escucha bastante para que cuando hables, signifique algo. Es probable que otros pastores tengan dificultades con cosas similares, y tú puedes ayudarles al concederles respuestas a sus preguntas.

  1. Entrega personalmente las solicitudes de membresía.

Toma el tiempo extra para entregar personalmente las cartas de transferencia a otros pastores. Son una audiencia cautiva durante estos tiempos, así que úsala para promover y fomentar la membresía significativa y el compañerismo significativo.

4. Comienza a orar por una piel más gruesa.

Trabaja en oración, como pastor en una pequeña área rural significa que hablarán de ti a menudo. Suena fácil de manejar, pero muchos comentarios te lastimarán (y posiblemente a tu familia) de formas que no puedes imaginar. Incluso vendrá de aquellos que creías que entendían tu dirección. Prepárate para mantener el rumbo mientras confía en la misericordia de Dios y el poder de su Palabra.


Traducido por Renso Bello.