Clases esenciales: Cómo Estudiar La Biblia

Cómo Estudiar La Biblia – Clase 6: Géneros Bíblicos: Escritos Poéticos y Sapienciales

Artículo
17.04.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 
Clase esencial
Cómo Estudiar La Biblia
Clase 6: Géneros Bíblicos: Escritos Poéticos y Sapienciales


Introducción

La semana pasada observamos lo importante que es entender el género al cual pertenece un pasaje de la Escritura. Y comenzamos a trabajar nuestro camino a través de los géneros bíblicos con la historia narrativa. Hoy, nos centraremos en la literatura poética y sapiencial. Estos pasajes son algunos de los más familiares—y, sin embargo, pueden ser sorprendentemente difíciles de interpretar y aplicar si no entiendes cómo funciona la poesía.

¿Cuáles son algunos de tus pasajes poéticos favoritas de la Escritura, y por qué significan tanto para ti?

Literatura Poética
La literatura poética compone una parte considerable de la Escritura, especialmente en el Antiguo Testamento. Así que, necesitamos entender las reglas para interpretar poesía—y especialmente para interpretar poesía hebrea. Encontraremos este tipo de literatura en canciones, oraciones de alabanza, y oraciones de lamento. Como puedes imaginar, una enorme concentración de poesía se encuentra en los Salmos. Pero realmente está en toda la Biblia. Por tanto, esta mañana enfocaremos nuestra atención en los Salmos [un vistazo breve]. Pero los principios interpretativos que examinaremos se aplicarán de igual forma a otros textos poéticos.

Entonces, ¿qué son los Salmos? Los salmos son una colección de cánticos hebreos y oraciones que originalmente se recopilaron para ayudar al pueblo de Dios a dar adoración y alabanza a su Dios. Como nuestros himnos y canciones de hoy en día.

Hay 150 Salmos diferentes, que se dividen en distintos sub-géneros, cada uno con su intención o enfoque específicos. Estas categorías incluyen los Salmos Mesiánicos, Salmos de Alabanza o de Agradecimiento, Salmos de Lamento (la categoría más grande, 67 en total, e.j., 3 y 4), Salmos de Sabiduría, Salmos Testimoniales, Salmos Históricos, Salmos de Naturaleza, Salmos de Peregrinación (también llamados Salmos de las Subidas), y Salmos Imprecatorios (o Salmos de juicio). Veamos dos ejemplos para que puedas tener una idea de la diferencia entre estos Salmos.

Salmo 29:

1Tributad a Jehová, oh hijos de los poderosos,
Dad a Jehová la gloria y el poder.
2Dad a Jehová la gloria debida a su nombre;
Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.

3Voz de Jehová sobre las aguas;
Truena el Dios de gloria,
Jehová sobre las muchas aguas.

4Voz de Jehová con potencia;
Voz de Jehová con gloria.

5Voz de Jehová que quebranta los cedros;
Quebrantó Jehová los cedros del Líbano.

6 Los hizo saltar como becerros;
Al Líbano y al Sirión como hijos de búfalos

7 Voz de Jehová que derrama llamas de fuego;
8 Voz de Jehová que hace temblar el desierto;
Hace temblar Jehová el desierto de Cades.

9 Voz de Jehová que desgaja las encinas,
Y desnuda los bosques;
En su templo todo proclama su gloria.

10 Jehová preside en el diluvio,
Y se sienta Jehová como rey para siempre.
11 Jehová dará poder a su pueblo;
Jehová bendecirá a su pueblo con paz.

¿Qué tipo de Salmo dirías que es este? ¿Por qué? (Respuesta: De Naturaleza, aunque también puede exhibir características de otros tipos). Alaba a Dios como creador y soberano.

Salmo 110:

Salmo de David.

1 Jehová dijo a mi Señor:
Siéntate a mi diestra,
Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

2 Jehová enviará desde Sion la vara de tu poder;
Domina en medio de tus enemigos.
3 Tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en el día de tu poder,
En la hermosura de la santidad.
Desde el seno de la aurora
Tienes tú el rocío de tu juventud.
4 Juró Jehová, y no se arrepentirá:
Tú eres sacerdote para siempre
Según el orden de Melquisedec.

5 El Señor está a tu diestra;
Quebrantará a los reyes en el día de su ira.
6 Juzgará entre las naciones,
Las llenará de cadáveres;
Quebrantará las cabezas en muchas tierras.

7 Del arroyo beberá en el camino,
Por lo cual levantará la cabeza.

¿Qué tipo de Salmo dirías que es este? ¿Por qué? (Respuesta: Mesiánico, aunque también muestra características de otros tipos.) Versículo 1: Dios está hablando al Señor de David. Ahora, ese Señor no es EL Señor (Jehová), tampoco es David. ¿Quién es? Parece ser algún sacerdote hijo de David que es mayor que David. Jesús dice en Mateo 22:44 que este es el Mesías. El Hijo de David.

Paralelismo

Ahora, probablemente la herramienta más importante para entender la poesía hebrea es el uso del paralelismo por el género. Hay tres tipos de paralelismo que son más comunes. Veamos el Sal. 18 donde observaremos los tres tipos de paralelismo en un solo salmo.

  • Paralelismo Sinónimo

La segunda línea repite el mismo punto que la primera, usando a menudo sinónimos de las palabras usadas en la primera línea.

3 Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado,
Y seré salvo de mis enemigos.

4 Me rodearon ligaduras de muerte,
Y torrentes de perversidad me atemorizaron.

Al interpretar el paralelismo sinónimo, trata de pensar el significado de un verso como una sola declaración. No interpretes la segunda (o tercera) línea como expresando un nuevo pensamiento o significado. Esto es especialmente importante en Proverbios, donde puede haber la tentación de hacer nueva teología o enseñanza de la mitad de un Proverbio. Las dos o tres líneas del paralelismo sinónimo actúan juntas para expresar un pensamiento único de forma más completa. Así que en este caso, estarías equivocado en tu fase de «observación» de estudio inductivo al observar todas las diferencias entre «Me rodearon ligaduras de muerte» y «torrentes de perversidad me atemorizaron». Como «no solo él está sucumbiendo a la muerte sino también a la destrucción. ¿Quizá «destrucción» sea un eufemismo para infierno? Porque ¿qué clase de destrucción puede ser más grande que la muerte?» No, no, no. Eso es hacer una interpretación que el género no permite. Necesitamos ver «muerte» y «destrucción» como nada más que sinónimos. El autor solo está utilizando un paralelismo.

  • Paralelismo Antitético

Esto es cuando la segunda línea expresa lo opuesto a la primera línea.

26 Limpio te mostrarás para con el limpio,
Y severo serás para con el perverso.
27 Porque tú salvarás al pueblo afligido,
Y humillarás los ojos altivos.

  • Paralelismo Sintético

Ocurre cuando una línea poética se basa en otra línea poética, pero éstas no están relacionadas como paralelismo sinónimo o antitético.

Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado,
Y seré salvo de mis enemigos.

La tierra fue conmovida y tembló;
Se conmovieron los cimientos de los montes,
Y se estremecieron, porque se indignó él.

Si tienes preguntas sobre el paralelismo, próximamente tendremos una clase entera dedicada a eso. Los puntos de hoy sólo pretenden ser una introducción y mostrar que el paralelismo es un estilo importante que entender como parte del género poético. Pero detengámonos por un momento y pensemos que maravilloso es que cuando Dios escogió un estilo de poesía para la Biblia, eligió poesía que se enfocó en el paralelismo.

La poesía inglesa no sobrevive bien a la traducción porque con frecuencia depende del ritmo y la rima. Pero, como Derek Kidner ha escrito en su comentario sobre los Salmos,

«…la poesía de los Salmos posee una amplia sencillez de ritmo e imágenes que sobrevive un trasplante en casi cualquier suelo. Sobre todo, el hecho de que sus paralelismos son los de sentido en vez de sonido, le permite reproducir sus efectos principales con muy poca pérdida de fuerza o belleza. Se encuentra bien adaptada por la providencia de Dios para invitar a ‘toda la tierra’ a cantar la gloria de su nombre’». (Derek Kidner, Psalms 1-72, 4)

Seis reglas interpretativas para estudiar los Salmos

Ahora que tienes una idea básica de los tipos de Salmos y de la principal herramienta poética que éstos emplean, permíteme recorrer seis reglas de interpretación acerca de cómo estudiarlos.

Primera, un Salmo, y a menudo los Proverbios, pueden ser leídos como textos autónomos. A diferencia de la mayoría de los otros libros en la Biblia, no es imperativo que una persona lea los salmos circundantes como contexto antes de estudiar un salmo determinado (aunque ciertamente tampoco dolería hacerlo). Los Salmos fueron escritos por diferentes autores y fueron recopilados durante largos períodos de tiempo, por tanto, los Salmos se entienden mejor como una antología que como un solo discurso. Habiendo dicho eso, hay algunos temas unificados que vemos a través de los Salmos e incluso en textos poéticos fuera de los Salmos. Y algunas veces estos temas se construyen de un Salmo a otro. Pero, sin embargo, cada Salmo puede subsistir muy bien por sí solo como un pensamiento completo.

Segunda, debes entender que los Salmos son poemas musicales hebreos y deberían ser interpretados a la luz de esta realidad. La mayoría de los Salmos fueron creados para ser cantados, no leídos. Gran parte del lenguaje es figurativo, hiperbólico, colorido y emocional, no literal. Cuando los Salmos hablan de tres árboles aplaudiendo con sus manos, por ejemplo, esto es metafórico no literal. Cuando David dice «Todas las noches inundo de llanto mi lecho… con mis lágrimas» (Sal. 6:6) está expresando su duelo de una forma colorida y no literal. Los Salmos hablan primero al corazón y luego a la cabeza. Los Salmos no están destinados a actuar como tratados doctrinales.

Tercera, enfócate en el Salmo como un todo y no estudies versos individualmente aparte de su contexto más amplio dentro del Salmo. A menudo, éstos comienzan con emoción y confusión y terminan confiando en Dios. Así que, si sólo tomas un verso sin ponerlo en el contexto de todo el Salmo, quizá también termines confundido en lugar de confiar en Dios. (Ejemplo: Salmo 74:1. ¿Realmente rechaza Dios a su pueblo para siempre?

Cuarta, al estudiar los salmos imprecatorios o de juicio, debes comprender que las declaraciones sobre odiar a los enemigos de Dios no violentan otros mandamientos bíblicos de amar a nuestros enemigos. Los salmos imprecatorios revelan respuestas emocionales a aquellos que son enemigos de Dios y de su pueblo y deberían ser leídos en contexto. Específicamente, reconociendo la distintiva posición que tenía Israel como pueblo especial del pacto de Dios. Dios mostró su santidad a través de Israel durante el Antiguo Testamento en formas que ya no son necesarias o apropiadas ahora que Cristo ha venido.

Quinta, recuerda que en poesía, una expresión puede ser abreviada, y por tanto menos clara de lo que esperaríamos en una declaración en prosa. Por esta razón, cualquier conclusión doctrinal que hagas al estudiar poesía debe a su vez estar enseñada más claramente en otras partes de la Escritura en un género no poético, de no ser así, quizá estés sacando una conclusión falsa. Parte de estos se debe a que el vocabulario utilizado en la poesía es algunas veces más oscuro que el utilizado en prosa—porque la poesía es más ingeniosa. Así que la traducción de poesía en ocasiones es menos precisa.

¿Alguna pregunta?

Literatura Sapiencial

¿Qué es la sabiduría? La sabiduría no es sólo saber lo que es verdad, sino también es aplicar lo que es verdad a tu vida. Saber sin hacer no es sabiduría bíblica. La literatura sapiencial, entonces, son textos que ayudan al pueblo de Dios a aplicar la verdad a sus vidas. Este género puede ser encontrado en toda la Biblia, incluyendo cosas que Jesús dice en los Evangelios. Pero hay cuatro libros que están asociados principalmente con la literatura sapiencial: Job, Proverbios, Eclesiastés y Cantar de los Cantares. Debido a que hay una gran acuerdo de superposición en las reglas interpretativas que usamos para la literatura poética y sapiencial, ahora consideraremos algunas de las directrices específicas de interpretación que debemos tener en cuenta mientras leemos cada uno de estos 4 libros.

Primero, Job:

En el libro de Job, los capítulos 1–2 y 38–42 están en forma narrativa, pero los capítulos 3–37 están en forma de poesía. Es especialmente importante percatar que los capítulos 3–37 registran un diálogo rotundo entre Job y cuatro de sus amigos. Y lo que los amigos dicen es a menudo teológicamente incorrecto, pero engañosamente lógico. Por ejemplo, escucha lo que Bildad dice en 8:5-6:

5Si tú de mañana buscares a Dios;
Y rogares al Todopoderoso;
6Si fueres limpio y recto,

Ciertamente luego se despertará

por ti,

Y hará prospera la morada de tu justicia.

Él dice que si Job se arrepiente, Dios restaurará sus riquezas. Pero no sólo Job no necesita arrepentirse, sino que aprendemos en los primeros capítulos de Job que su prueba le vino, no porque estaba en pecado ¡sino porque era justo! Por eso Dios se jactaba de él a Satanás, lo que llevó a Satanás a solicitar su ruina.

Las declaraciones de los tres primeros amigos (Elifaz, Bildad, y Zofar) son condenadas específicamente por Dios en el capítulo 42:7. Las declaraciones del cuarto amigo no son condenadas ni apoyadas. Y también Dios dice que lo Job dice es correcto en el 42:7. Así que necesitamos tener todo esto mente cuando interpretemos y apliquemos las verdades y principios de estas secciones con los amigos de Job. Podemos confiar en lo que Job dice. Probablemente podamos confiar en lo que Eliú dice en los capítulos 32-37. Pero no deberíamos construir ninguna doctrina de lo que él dice que no esté dicho en otras partes de la Escritura. Y podemos aplicar las declaraciones de los otros tres amigos como suposiciones comunes de este mundo que Dios dice que están equivocadas.

El propósito general de Job es mostrar que Dios es soberano sobre todo lo que pasa, incluyendo el sufrimiento de gente fiel como Job. Las aflicciones de esta vida, el dolor que experimentemos será con frecuencia un misterio para nosotros, pero debemos confiar en Dios y saber que él sabe lo que está haciendo. Este es el enfoque de Dios en los capítulos 38 y 39 cuando le pregunta a Job, «¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel?» (38:4-5). Dios orienta a Job correctamente. Yo soy el creador, tú eres la creación.

Prácticamente, Job también sirve como una advertencia a aquellos de nosotros que buscamos aconsejar a otros: No deberíamos hablar como si tuviéramos más conocimiento del que realmente tenemos. Hablando de manera autoritaria, sin base para hacerlo, pone en riesgo que otros pequen y que incluso blasfemen.

¿Preguntas?

Segundo, veamos Proverbios:

Los Proverbios son una colección de refranes que dan consejo y conocimiento general sobre cómo el pueblo de Dios debería actuar y hablar. Observa que los proverbios son declaraciones cortas de la verdad escritas de un modo fácil de recordar. Ellos no están destinados a dar toda la verdad que hay sobre un tema específico. Y tampoco pretenden ser promesas blindadas. Por ejemplo, Proverbios 10:3 dice, «Jehová no dejará padecer hambre al justo». Esta declaración generalmente es cierta. Pero el género de Proverbios no debería conducirnos a tomar eso como una declaración de lo que siempre es cierto.

Los proverbios establecieron algunos temas recurrentes y contrastaron a aquellos temas que son importantes de considerar. La Sabiduría y la mujer insensata. El perezoso y la hormiga diligente. Así que, recuerda, los proverbios describen lo que generalmente sucede, pero ellos no son promesas de lo que siempre sucederá. La palabra «generalmente» es una buena palabra para insertar en tu mente a medida que lees los Proverbios.

Otra cosa a considerar, es que los proverbios frecuentemente utilizan un leguaje cultural específico que puede parecer extraño para nosotros ahora. Cuando te encuentres con refranes que no entiendas o que usen lenguaje de los días de Salomón, encuentra el principio esencial del proverbio y aplícalo de un modo que tenga sentido a nuestro tiempo. Por ejemplo, las referencias a «reyes» pueden ser a menudo aplicadas a los gobernantes y presidentes de hoy.

Ahora vayamos a Eclesiastés. Eclesiastés es un libró tónico para leer, en parte por lo cínico que es su punto de vista en la mayoría del libro. El propósito del libro es enfocar el punto de que la vida alejada de Dios es totalmente sin sentido. Pero que cuando organizamos nuestras vidas alrededor de Dios, encontramos que de hecho, todo es significativo. Pero es la insensatez de la vida sin Dios lo que colorea la mayoría del libro. Por ejemplo, mira Ec. 1:

2Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad.
¿Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo con que se afana debajo del sol?
Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece.
Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta.
El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo.

Es bastante obvio que en este pasaje Salomón está reflexionando sobre lo insignificante que es la vida separada de Dios. Para interpretar Eclesiastés correctamente, necesitamos tener una vista panorámica del libro. El capítulo 1 y la mayoría del capítulo 2 resumen la insensatez de la vida sin Dios. Entonces la tesis del libro se encuentra en el capítulo 2, en los versículos 24-26. Tienes que trabajar cualquier interpretación de Eclesiastés de esos versículos.

Vayamos juntos. «No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios. Porque ¿quién comerá, y quién se cuidará mejor que yo? Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo; mas al pecador da el trabajo de recoger y amontonar, para darlo al que agrada a Dios. También esto es vanidad y aflicción de espíritu».

¡Qué cambio de perspectiva! Vemos palabras como «mejor», «alegre», «de la mano de Dios», «ciencia» y «gozo». Qué gran diferencia de «vanidad» y «correr tras el viento». ¿Qué ha cambiado? Los mismos hechos, la misma vida. Pero ahora una nueva perspectiva, porque ahora esta es la vida con Dios.

Mira el verso 24 de nuevo. «No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios». Nota que él dice que la mejor cosa que un hombre puede hacer es comer, beber y alegrarse en su trabajo. Pensé que acababa de decir que todo eso era vanidad. ¿Por qué recomienda el trabajo? La clave está en el resto del versículo. «También he visto que esto es de la mano de Dios». Salomón ha visto muchas cosas en los capítulos 1 y 2. Pero hay otra cosa más que ha visto. Que «comer y beber» –es decir—«el vivir de la vida» viene de la mano de Dios. Bueno, ¡esto lo cambia todo! El comienzo de libro examinaba la vida sin Dios. Pero una vez que él recordó al Creador, la vida adquiere un sentido completamente distinto.

Luego la mayor parte del resto de libro rechaza contra esta tesis el problema del mal. Tres veces, expresa cínicamente cómo es que tal mundo roto puede posiblemente tener sentido. Y tres veces responde esa objeción. Todo esto empuja a las verdades del capítulo 12 de que sólo Dios le da sentido a la vida y que todo lo que hacemos importa porque todos enfrentaremos a nuestro Creador en el Día del Juicio. De manera que, si sólo lees los lamentos de Salomón y nunca ves sus conclusiones no puedes observar correctamente, interpretar o aplicar Eclesiastés. Y, francamente, a menos de que te acerques al libro entendiendo cómo está estructurado, es fácil hacerlo, ya que su vasta mayoría es un cuestionamiento cínico. Las respuestas sabias se dejan a sólo unos pocos versos.

Finalmente, examinemos Cantar de los Cantares. Cuando llegamos a Cantar de los Cantares necesitamos recordar que este libro usa un alto lenguaje figurativo. Y el propósito de dicho lenguaje es expresar la belleza del amor romántico dentro de los confines del matrimonio—dentro de una relación monógama de esposo- esposa.

También debes percatarte de que aunque Cantar de los Cantares usa lenguaje figurado, no hay razón literaria o teológica para concluir que este libro es algún tipo de descripción alegórica de la relación de Dios con Israel

o de la relación de Dios con la Iglesia. Es pura alabanza a los placeres del matrimonio como Dios lo planeó. Uno puede preguntar, ¿Por qué está este libro en la Biblia? Bueno, creo que la Biblia de Estudio ESV lo entiende cuando dice:

Como cualquier otra literatura sapiencial, Cantar de los Cantares supone que el Dios de pacto de Israel es el único Dios verdadero, Hacedor de los cielos y la tierra. El propósito de los pactos redentores es restaurar criaturas caídas y dañadas al auténtico funcionamiento de su humanidad. Por tanto, la obediencia a los mandamientos del Señor es la manera correcta de disfrutar el mundo que Dios hizo, y también refleja al resto del mundo cuán agradablemente atractivo es conocer al verdadero Dios. La imagen de los dos amantes en Cantar de los Cantares es el ideal, al igual que el retrato de personajes en Proverbios: el cuadro proporciona un patrón en base al cual Dios desea moldear su pueblo fiel, que es también el patrón hacia el cual ellos se entregarán voluntariamente para ser moldeados. De hecho, una función de la literatura sapiencial es hacer ese patrón atractivo, como Cantar de los Cantares lo hace en su totalidad.[1]

Pero incluso al hacerlo, aprendemos en un alto nivel acerca Dios. Después de todo, ¿por qué fue creado el matrimonio? [Hay algunas respuestas a esta pregunta; espera hasta que llegues a la respuesta de Ef. 5: como una ilustración del amor de Cristo por su iglesia.] Cierto. Y esa no es solamente una idea del Nuevo Testamento. Los profetas—y especialmente Isaías y los profetas menores—están llenos de la idea de que el matrimonio ilustra el amor de Dios por su pueblo. Así, al comprender las profundidades y la gloria del amor en el matrimonio a través de este Salmo, deberíamos también comprender algo de la profundidad y la gloria del amor de Dios por nosotros.

Conclusión

En todos estos libros sapienciales, se nos enseña sobre el camino de la sabiduría. La sabiduría significa temer a Dios y obedecer sus mandamientos. Y sin embargo, incluso como cristianos, pecamos. Pecamos todo el tiempo. Así que, ¿cuál es la solución a este problema? Es Jesús. Él es aquel en quien Job pone su esperanza. Él es aquél de quién con frecuencia cantan los Salmos—y de hecho, muchos de los Samos fueron escritos en última instancia para que ser dichos por él. Él es quien le da sentido a todo en la vida como lo señala Eclesiastés. Y él es el novio perfecto que está preparando a su novia para el cielo. Su muerte en nuestro lugar y su perfecta vida vivida por nosotros. Pero la literatura sapiencial no sólo trata de señalarnos a Cristo. También está ahí para enseñarnos a cómo vivir ahora que estamos habitados por su Espíritu. Para que podamos vivir sabiamente, a la luz de la gracia que hemos recibido.

Que podamos prestar atención a los Salmos, a los proverbios, y demás libros sapienciales y agradecer que Jesús fue lo suficientemente sabio por nosotros, y al mismo tiempo responder a la gracia que nos ha sido dada con obediencia.

Oremos.

[1] ESV Study Bible, Crossway Bibles, Wheaton, Illinois, 2008, pp. 1212-1213