Clases esenciales: Cómo Estudiar La Biblia

Cómo Estudiar La Biblia – Clase 5: Géneros Bíblicos: Narrativas e Historias

Artículo
17.04.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 
Clase esencial
Cómo Estudiar La Biblia
Clase 5: Géneros Bíblicos: Narrativas e Historias


Introducción

Repaso: A.T. – Historia Particular, Pasión por Santidad, Promesa de Esperanza | N.T.: Todo sobre Cristo, El pueblo del Nuevo Pacto, Nueva Creación.

Mientras continuamos observando la «anatomía» de la Biblia, necesitamos pensar un poco sobre el género. ¿Puede alguien definir a qué me refiero cuando uso el término «género»? [¿Puede alguien que hable francés bien decir la palabra correctamente para nosotros?]

«El género es una forma de clasificar algo de acuerdo a su clase o estilo en lugar de su contenido específico o argumento».[1] Los géneros bíblicos son identificados normalmente al examinar el estilo, la estructura, la forma, el tono, el contexto y las técnicas literarias de un libro.

[Cuenta la historia sobre la mujer que quería saber qué hacer así que abrió su Biblia al azar. El primer pasaje: Mateo 27:5 («Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó».) El segundo pasaje: Lucas 10:37 («Ve y haz tú lo mismo».) [Todas las cosas están mal con este enfoque. Pero una de ellas es que la mujer no estaba interpretando la Escritura de acuerdo a su género.]

¿Puede alguien pensar en problemas más serios que una persona podría encontrar si estudia la Biblia sin una comprensión del género?

El entender los géneros es importante porque ellos impactan nuestro estudio de la Escritura. Antes de entrar en el texto real de un pasaje bíblico, necesitamos entender en qué género literario está para que podamos observar, interpretar y aplicar este texto apropiadamente. La Biblia es mucho más importante que una pieza de literatura. Pero, ciertamente no es menos. Necesitamos entender la Biblia en su contexto literario, al igual que cualquier otra cosa que hayamos leído.

En las próximas tres semanas, Dios mediante, pasaremos por cada uno de los principales géneros en la Escritura para pensar en cómo deberíamos estudiar pasajes de la Biblia dentro de cada uno de ellos.

¿Alguna pregunta hasta ahora?

¿Qué son los Géneros Bíblicos?

 Deberías saber que los géneros que encontramos en la Biblia son típicos de la literatura del tiempo en que los diversos libros de la Biblia fueron escritos. Por ejemplo la literatura apocalíptica, como en el libro de Apocalipsis, nos parece extraña ahora, pero era normal en los tiempos de la Biblia. Los principales géneros que se encuentran en la Escritura son narrativas e historias, leyes, literatura sapiencial, poética, profética, apocalíptica, los Evangelios y las epístolas (o cartas). En tu folleto hay una gráfica explicando en qué género entran los libros de la Biblia. Por supuesto, aunque la mayoría de los libros entran en un solo género, hay muy pocos que no contienen varios géneros.

Géneros Bíblicos
Género Libro
Histórico/Ley Narrativa Génesis, Éxodo, Levíticos, Deuteronomio, Números, Josué, Jueces, Rut 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes, 1 y 2 Crónicas, Esdras, Nehemías, Ester, Jonás
Sapiencial Job, Proverbios, Eclesiastés
Poecía Salmos, Cantar de los Cantares, Lamentaciones
Profecía Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, Malaquías
Apocalíptico Daniel, Apocalipsis
Evangelio Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Hechos
Epístola Romanos, 1 y 2 Corintias, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito, Filemón, Hebreos, Santiago, 1 y 2 Pedro, 1,2 y 3 Juan, Judas

Ahora, es importante notar que los propios autores bíblicos entendieron que sus escritos pertenecían a diferentes géneros. A medida que lees la Biblia, encontrarás algunas veces a los autores inspirados etiquetando el género en el que están escribiendo. Los refranes, proverbios, salmos, cánticos, lamentaciones, oráculos y las cartas son ejemplos de eso.[2] Aún más, está claro que algunos de los autores de la Biblia construyeron deliberadamente sus escritos para reflejar las formas literarias que estaban presentes a su alrededor. Por ejemplo, los Diez Mandamientos reflejan la estructura de tratados que fueron usados con frecuencia por reyes del Oriente Próximo de ese período de tiempo. La carta de Pablo a los Romanos, aunque es claramente una epístola, también toma la forma de un argumento jurídico romano.

Muchos géneros, un argumento

Ahora, entonces, ¿Cuántos autores hay en la Biblia? [Pregunta difícil: Quieres que ellos lleguen a «uno».] Eso significa que aún cuando hay una diversidad de géneros, hay un solo y unificado argumento.

Eso hace a la Biblia una antología. Múltiples autores (alrededor de 3 docenas de autores humanos), diversos géneros, exhaustividad, y una estrategia identificable de organización (una combinación de cronología histórica y agrupaciones por género).[3] Pero también una razón clara y única para seleccionar estos libros particulares: contar la historia de la gloria de Dios en su gracia a los pecadores.

Diversidad, pero unidad en la diversidad. De hecho, esta es una de las características más extraordinarias de la Biblia. La diversidad es grande—y abundante. Y aún así, toda la Biblia encaja increíblemente bien. El Antiguo Y el Nuevo Testamento hacen un gran equipo. Y parece evidentemente claro que escritos de un milenio—los de Moisés, por ejemplo—estaban destinados a comenzar ideas que no se completarían dentro de otros milenios. Por ejemplo, los Evangelios.

¿Alguna pregunta?

Narrativas e Historias 

  1. Habiendo presentado la idea de género. Comencemos con nuestro primer género: la Narrativa e Historia. Hay mucho de este género en la Biblia, pienso que a veces olvidamos lo no intuitivo que es. Uno pensaría que un texto religioso sería todo sobre dogma y reglas. Sin embargo, una parte sustancial de la Biblia es historia. ¿Por qué es esto? Porque la fe cristiana tiene que ver con la historia. Trata acerca cosas que sucedieron en la vida real. Y, de hecho, si esos específicos acontecimientos históricos no hubieran ocurrido, todo se viene abajo. El Cristianismo no es simplemente una filosofía; es una fe basada en la historia. Así que, creemos que Jesús fue un hombre real en tiempo y espacio. Aun cuando no estaba limitado por esas realidades, él sí vivió en la tierra en un tiempo determinado. Jesús nació, vivió, murió y resucitó y todas estas cosas son hechos históricos. Si alguno de estos hechos no fuera cierto, la religión cristiana ya no sería válida. Pablo dice esto sobre el hecho de la resurrección en 1 Corintios 15. Él dice, «y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados». ¡Pero Jesús sí resucitó de los muertos!

La Biblia es un registro histórico de Dios lidiando con su pueblo. Y casi todo trata sobre tres eventos en la historia. Trata del Éxodo de Egipto. Es decir, los eventos que conducen y alejan el rescate del pueblo de Dios de la esclavitud. Segundo, trata del exilio en Babilonia. La mayoría del Antiguo Testamento advierte al pueblo de esto o explica lo que está sucediendo. Y trata sobre la inauguración de la iglesia at través de la muerte y resurrección de Jesús. Muy poco en la Biblia no está relacionado con alguno de esos tres acontecimientos. Pero más allá de simplemente decirnos qué paso, obtenemos material teológico de fondo. Obtenemos las dinámicas internas y psicológicas de los diferentes personajes. Y también obtenemos otras pistas importantes que nos permiten entender—no sólo lo que pasó—sino por qué pasó. Su importancia para el gran argumento de la historia redentora. La manera en que Dios estaba preparando un pueblo para la redención en Cristo Jesús.

Entonces ¿cómo podemos leer y sacar provecho de la historia narrativa en la Biblia? Verás diferentes directrices a seguir en tu folleto.

  1. Reflexiona sobre la realidad de estos eventos

Sé que esto parece obvio ahora—pero a menudo lo olvidamos. Cuando leas los relatos bíblicos de estos eventos, tómate un tiempo para reflexionar: ¡Estas cosas realmente sucedieron! Algunas veces en nuestro estudio bíblico pasamos rápidamente a la aplicación espiritual de un pasaje y olvidamos el hecho de que Dios ha actuado de formas milagrosas en la historia humana. Cuando haces esto, serás capaz de relacionarte con lo que Moisés dijo en Ex. 15:11 después de cruzar el Mar Rojo:

«¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses?
¿Quién como tú, magnífico en santidad,
Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios?»

La Escritura está llena de increíbles y reales obras de Dios: La inundación de la tierra, el cruce del Mar Rojo, el Sol deteniéndose, Jesús convirtiendo el agua en vino, y ¡la gloriosa resurrección de Jesucristo! Miremos la resurrección en Mateo 28:

1Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. 2Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra y se sentó sobre ella. 3Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. 4Y de miedo de él los guardias temblaron y se quedaron como muertos. 5Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. 6Él no está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor. 7E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. 8Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, 9he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. 10Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.
Hermanos y hermanas, ¡esto realmente ocurrió! (Haz una pausa y deja que la clase reflexione en silencio) ¿Por qué importa que esto realmente haya ocurrido? ¿Qué si esto tan sólo fuera una alegoría de cómo la iglesia resucitó a la vida por la muerte de Jesús?

  1. Reconoce que no todo lo registrado en una historia debería ser entendido como histórico.
  1. Ahora me estás mirando de reojo pensando que te estoy diciendo que la Biblia no es del todo cierta. Eso no es lo que estoy diciendo. A lo que me refiero es que a veces justo en la mitad de un pasaje narrativo, tenemos una historia ejemplar y ficticia o parábola. Considera 2 Samuel 12:1-6, justo después de que David se acostara con Betsabé y asesinara a su esposo.

1Jehová envió a Natán a David; y viniendo a él, le dijo: Había dos hombres en una ciudad, el uno rico, y el otro pobre. 2El rico tenía numerosas ovejas y vacas; 3pero el pobre no tenía más que una sola corderita, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija. 4Y vino uno de camino al hombre rico; y éste no quiso tomar de sus ovejas y de sus vacas, para guisar para el caminante que había venido a él, sino que tomó la oveja de aquel hombre pobre, y la preparó para aquel que había venido a él. 5Entonces se encendió el furor de David en gran manera contra aquel hombre, y dijo a Natán: Vive Jehová, que el que tal hizo es digno de muerte. 6Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia. 7Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libre de la mano de Saúl, 8y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más. 9¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, hacienda lo malo delante de sus ojos?

¿Qué parte de esta historia en realidad ocurrió? ¿Qué no ocurrió? ¿Qué pista nos da el texto de que esta es una parábola?

  1. Recuerda que no todo en una historia o narrativa debería ser emulado o afirmado.

Toma Mateo 14 como un ejemplo.

6Pero cuando se celebraba el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó en medio, y agradó a Herodes, 7por lo cual éste le prometió con juramento darle todo lo que pidiese. 8Ella, instruida por su madre, dijo: Dame aquí en un plato la cabeza de Juan el Bautista. 9Entonces el rey se entristeció; pero a causa del juramento, y de los que estaban con él a la mesa, mandó que se la diesen, 10y ordenó decapitar a Juan en la cárcel. 11Y fue traída su cabeza en un plato, y dada a la muchacha; y ella la present a su madre.

¿Realmente esto ocurrió? (Sí) ¿Fue justo, correcto, o bueno? (No) Lo que la gente hace en las narrativas no es necesariamente un buen ejemplo para nosotros. Con frecuencia, es justo lo opuesto. Entonces ¿cómo sabemos cuando estamos leyendo un ejemplo positivo o negativo?

  1. No todo en una historia o narrativa es explicado.

En ocasiones, el texto no nos dice si un evento particular es bueno o malo. Se espera que nosotros mismos juzguemos sobre la base de lo que sabemos acerca de Dios y de lo que se enseña en otras partes de la Escritura. Por ejemplo, ve a Jueces 14:5-6 y 8-9:

5Y Sansón descendió con su padre y con su madre a Timnat; y cuando llegaron a las viñas de Timnat, he aquí un león joven que venía rugiendo hacia él. 6Y el Espíritu de Jehová vino sobre Sansón, quien despedazó al león como quien despedazaba un cabrito, sin tener nada en su mano; y no declaró ni a su padre ni a su madre lo que había hecho.

8Y volviendo después de algunos días para tomarla, se apartó del camino para ver el cuerpo muerto del león; y he aquí que en el cuerpo del león había un enjambre de abejas, y un panal de miel. 9Y tomándolo en sus manos, se fue comiéndolo por el camino; y cuando alcanzó a su padre y a su madre, les dio también a ellos que comiesen; mas no les descubrió que había tomado aquella miel del cuerpo del león.

El punto de este pasaje queda en realidad sin ser aclarado. Pero, ¿sabe alguien por qué Sansón no le dijo a sus padres? [Lo que sabemos de otros pasajes, no obstante, es que el contacto de Sansón con el cadáver del león violaba su voto de Nazareo (consagrado para el Señor).] La elección de Sansón es indicativa de su creciente separación de Dios. Eso nunca es explícitamente dicho, pero sí parece ser el punto de este pasaje particular. Recuerda nuestra regla de interpretación de la semana 3 – Deja que la Escritura interprete la Escritura.

  1. Todas las historias y narrativas son incompletas; y sin embargo, totalmente confiables.

Las historias de la Biblia no pretenden ser C-Span–una red televisiva–. Como las historias de hoy en día. Ellas incluyen todo lo que el autor inspirado pensó que era importante que nosotros conociéramos. Las narrativas no están escritas para responder a todas nuestras preguntas teológicas. Ellas tienen propósitos limitados, específicos y particulares y tratan con ciertos temas, dejando otros para ser tratados en otros lugares, de diferentes formas. Eso tiene dos implicaciones importantes.

  • Primero, no necesitamos temer que nos falte algo que el narrador haya dejado por fuera. Por ejemplo, me encantaría saber de qué manera los Ninivitas se arrepintieron tan dramáticamente en respuesta a la predicación de Jonás, y no obstante, invadieron Israel no muchos años después. O qué pasó con el Arca del Pacto. O prácticamente cualquier detalle sobre la misteriosa figura de Melquisedec. ¿Cómo lo conocía Abraham, y por qué es tan prominente en Hebreos si Génesis nos cuenta tan poco sobre él? Pero si no está en el texto, no es algo que Dios pensó que yo necesitara. Indagar a través de comentarios para averiguar antecedentes históricos puede ser útil—pero jamás debería sentir que no puedo entender un texto inspirado sin la ayuda de uno no inspirado. Los comentarios pueden equivocarse. Los descubrimientos arqueológicos pueden ser engañosos. La Biblia, sin embargo, es completamente confiable.
  • Segundo, no hay secciones «desechables» en la Escritura. Realmente necesito mirar atentamente un pasaje hasta que entienda porqué está allí. Cada Si bien, las genealogías al principio de Crónicas. Admito que no tienen la misma concentración de perspicacia que, por ejemplo, Romanos 8. ¡Pero están ahí por una razón! Nos dicen que incluso después del Exilio, el linaje de la promesa de Dios que conduce a Cristo aún permanece intacto. El pueblo todavía es el pueblo de Dios—tanto como Abraham, Isaac y Jacob. Hasta que entienda porqué esas genealogías están allí, no entenderé porqué 1 Crónicas está allí.

De nuevo, necesitamos confiar que lo que está en la Biblia es lo que necesitamos saber, ni más ni menos.

  1. Las historias y narrativas a menudo ilustran, pero no enseñan doctrina directamente.

Considera el bautismo de Jesús en el capítulo 3 de Mateo:

13 Y Jesús vino de Galilea y Juan al Jordán, para ser bautizado por él. 14 Mas Juan se le oponía, diciendo: ¿Necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? 15 Pero Jesús respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. 16 Y Jesús, después de que fue bautizado, subió luego del agua; Y aquí los cielos fueron abiertos, y vio el Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Aquí, tenemos una ilustración de la Trinidad pero no una enseñanza explícita de la Doctrina Trinitaria. Este bautizo es un acontecimiento histórico, capturado en forma narrativa, pero su significación teológica e implicaciones quedan sin ser declaradas. Pareciera, según las propias palabras de Jesús, que el punto central de este registro de eventos es demostrar como Cristo cumplió todo lo necesario para «toda justicia». Sin embargo, vemos una interacción personal entre las tres personas de la Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Así que, aunque ilustra esa doctrina en realidad no la declara.[4]

  1. El significado del texto está probablemente vinculado a lo que éste dice de Dios

Este punto final es simple, y sin embargo, tan poderoso. Toma la historia de David y Goliat por ejemplo. Ve a 1 Samuel, capítulo 17, por un momento. Con frecuencia, esta historia es usada para hablar sobre cómo podemos asumir nuestros mayores enemigos. El Goliat de la deuda, por ejemplo. Que si tenemos suficiente fe en Dios, él nos librará. Pero Dios nunca promete sacarte de la deuda, ¿o sí? Entonces, esa interpretación conduce a una falsa promesa. Bueno, para entender esta narrativa correctamente, necesitamos encontrar donde está Dios.

¿Dónde está mencionado o implícito Dios en este relato? [Eventualmente haz que la clase se enfoque en el versículo 26. Luego, ayúdales a ver que esta confrontación es realmente sobre Dios y las promesas que él había hecho a Israel. La confianza de David no es una fe en general, sino una fe en promesas específicas de Dios. Y el héroe no es David, es Dios. Ahora que hemos encontrado a Dios en el pasaje, ¿de qué manera podemos aplicar esto a nuestras propias vidas?]

Conclusión

De acuerdo. Permíteme resumir lo que hemos visto hasta ahora. Primero, el género. Entender los diversos géneros en la Escritura es otra forma de enmarcar y de dirigir tu estudio bíblico personal a fin de que el tiempo y esfuerzo que inviertas sean efectivos y de provecho. Y una comprensión del género te ayudará a evitar falsas interpretaciones de la Escritura.

Y segundo, el género específico de la historia narrativa. Las historias y narrativas bíblicas son ricos recursos de estudio que muestran la fidelidad de Dios a su pueblo y su inmutable naturaleza. Estos géneros, sin embargo, no están destinados a registrar y explicar cada detalle de los acontecimientos que son incuestionablemente imitados. En cambio, ellas proveen todo lo que es necesario para estudiar y comprender esa grandiosa y mayor narrativa de la Escritura: Dios salvando a su pueblo y juzgando a sus enemigos a través de Jesucristo.

¿Algunas preguntas finales? 

Cierra en oración.

[1] Beynon, Nigel y Andrew Sach, Digging Deeper: Tools to Unearth the Bible’s Treasure, Inter-Varsity Press, Leicester, England, 2005, pp. 111

[2] En los estudios bíblicos, los géneros son usualmente asociados con libros enteros de la Biblia, porque cada uno de sus libros está compuesto de una unidad textual completa; sin embargo; un libro puede estar compuesto internamente por diversos estilos, formas, etc. y por tanto llevar las características de más de un género (por ejemplo, el capítulo 1 del libro de Apocalipsis es profético/visionario; los capítulos 2 y 3 son similares al género de la epístola) —más sobre esto luego.

Desafortunadamente, no hay una forma 100% precisa para decidir el género de un pasaje y esto a veces conduce al debate. Por ejemplo, muchos cristianos honorables, creyentes de la Biblia y amantes de Cristo han discrepado sobre si deberíamos interpretar el capítulo uno de Génesis como seis «días» literales, o si es una forma poética de describir la ordenación cuidadosa de Dios de la creación. Aún así, la mayoría de las veces, es bastante obvio cuando la Escritura pretende que entendamos un pasaje de forma literal o figurativa (Jesús, «Yo soy la puerta» y «Yo y el Padre somos uno»).

[3] Parafraseado del Estudio Bíblico ESV, Reading the Bible as Literature, Crossway Bibles, Wheaton, ILL, 2007, pp.2569

[4] Otros ejemplos – La Doctrina de la Providencia– José y sus hermanos, Hechos 2,
la Doctrina del Pecado– que conduce a la muerte– así y así vivió X cantidad de años y luego murió.