Clases esenciales: Cómo Estudiar La Biblia

Cómo Estudiar La Biblia – Clase 12: Usando Recursos Extra-Bíblicos

Artículo
17.04.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 
Clase esencial
Cómo Estudiar La Biblia
Clase 12: Usando Recursos Extra-Bíblicos


Durante las últimas doce semanas hemos hecho bastante: hemos discutido los orígenes divinos y humanos de la Biblia, hemos examinado cómo podemos clasificar lo que aprendemos de ella usando la Teología Sistemática y la Teología Bíblica, hemos revisado y empleado el método de estudio inductivo, considerado las divisiones básicas y géneros de la Biblia, y hemos trabajado con algunas herramientas interpretativas específicas como el paralelismo y los conectores. Ahora llegamos a la última clase donde estudiaremos algunos de los recursos extra-bíblicos (o, no bíblicos) que podemos usar para complementar nuestro estudio de la palabra de Dios.

Aunque utilices todos los métodos y herramientas que hemos conversado en esta clase, llegará el día en el quieras o necesites ir «más profundo» en tu estudio de la Biblia. Esto debería ser alentador para ti. Significa que estás interactuando con el texto de una forma más significativa, estás madurando en tu comprensión de la palabra de Dios, y él te está bendiciendo con un apetito de mucho más en tus estudios. Afortunadamente, Dios ha provisto maravillosos comentarios bíblicos, diccionarios, y otros recursos para que los utilicemos y podamos profundizar aún más en su Verdad.

Comentarios

Comenzaremos con los Comentarios. Honestamente, cuando mucha gente piensa sobre herramientas de estudio de la Biblia, sólo piensan acerca de los comentarios bíblicos. Ellos creen que todo lo que se requiere en un estudio bíblico es simplemente buscar lo que está escrito en alguna clase de comentario, y ¡ya está!-¡Estás listo! Ahora sabes lo que significa el pasaje.

¡Nada podría estar más lejos de la verdad! De hecho, si vas a utilizar un comentario Bíblico es mejor usarlo al final de tu estudio, en lugar de al comienzo.

¿Por qué? Porque si todo lo que haces es usar un comentario bíblico todo lo que sabes es la interpretación y conclusiones del autor del comentario – sólo estarás aprendiendo sus opiniones – y porque no te tomaste el tiempo de realmente estudiar la Biblia por ti mismo, no tendrás ningún marco de referencia, ninguna forma de juzgar la exactitud de las interpretaciones que se te ofrecen en ese comentario.

En otras palabras, todo lo que serás capaz de hacer es repetir lo que alguien más ha dicho, ¡y ni siquiera podrás decir si esas opiniones son correctas! Mucho de lo que caracteriza la «enseñanza bíblica» hoy en día, no es más que un paseo por los puntos de vista de alguien más. Así que recuerda, estudia tu biblia como lo hemos enseñado en las últimas 12 semanas, ¡y luego mira el comentario bíblico! En realidad te animamos a hacer esto, en algún nivel, cuando te decimos que leas el pasaje que va a ser predicado con antelación. Queremos que estudies el pasaje como lo hemos hablado durante las últimas 12 semanas y luego el domingo por la mañana, revises tus interpretaciones mientras escuchas el sermón del predicador.

Habiendo dicho eso, ¿para qué molestarnos con un comentario bíblico? Ellos son útiles por varias razones. En primer lugar, los mejores son escritos por autoridades reconocidas en ese libro particular de la Biblia, con frecuencia, hombres y mujeres que han pasado años y años estudiando ese libro detalladamente. ¡Así que definitivamente tienen algo que compartir!

Además, los comentarios bíblicos a menudo brindan detalles sobre el período histórico, la cultura, el lenguaje, las tradiciones y costumbres, información que te llevaría mucho tiempo compilar. Muchas veces, los comentarios tratarán problemas doctrinales o teológicos difíciles asociados con un pasaje particular de la Biblia. En resumen, los mejores comentarios colocan grandes cantidades de investigación bíblica a tu alcance.

Los comentarios también son particularmente útiles para examinar tu propio trabajo. Puedes revisar varios comentarios bíblicos para ver si otros entienden e interpretan un pasaje de la Biblia de la misma forma que tú lo haces. Si autoridades reconocidas dicen algo, pero tú estás viendo algo diferente, ¡cuidado! Aquellos que afirman tener «una nueva perspectiva» o «revelaciones que nadie más tiene» suelen estar equivocados. Asegúrate que no sea tu caso – verifica tus opiniones y conclusiones en contra de las opiniones recogidas por el pueblo de Dios a través de los siglos.

Los comentarios pueden dividirse en tres tipos: Exegéticos, Homiléticos y Devocionales. La «Exégesis» puede definirse como «la práctica y el conjunto de procedimientos para descubrir el significado pretendido por el autor». He estado describiendo comentarios exegéticos en mis observaciones hasta ahora. Los comentarios homiléticos (o de predicación) se enfocan mucho más conscientemente en hacer aplicaciones relevantes del texto al mundo moderno y contemporáneo y comúnmente suelen referirse a los eventos, las ideas, y movimientos en la cultura contemporánea. Como tales, a menudo tienen una relevancia inmediata, pero también pueden llegar a ser anticuados rápidamente a medida que la cultura cambia. La mayoría de dichos comentarios son débiles en lo concerniente a la explicación del significado del texto, en comparación con los comentarios exegéticos. Los comentarios devocionales son a menudo similares a los homiléticos, pero su enfoque suele ser más individualista. Con frecuencia, son muy impresionistas, es decir, involucran sentimientos y pensamientos generales, en lugar de hechos. Éstos, a menudo comentan al azar versículos individuales o porciones de ellos, pero sin prestar mucha atención a su contexto. Pero algunos son grandiosos, como Morning and Evening [Mañana y Tarde] de Charles H. Spurgeon y For the Love of God [Por Amor a Dios] de Donald A. Carson.

Entonces, trabajemos un ejemplo, ve al capítulo 3 de Génesis:

1Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. 9Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. 11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? 12Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. 13Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

14Y Jehová Dios dijo a la serpiente:

«Por cuanto esto hiciste,

maldita serás entre todas las bestias

y entre todos los animales del campo;

sobre tu pecho andarás,

y polvo comerás

todos los días de tu vida.

15Y pondré enemistad entre ti y la mujer,

y entre tu simiente y la simiente suya;

ésta te herirá en la cabeza,

y tú le herirás en el calcañar».

16A la mujer dijo:

«Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces;

con dolor darás a luz los hijos;

y tu deseo será para tu marido,

y él se enseñoreará de ti».

17Y al hombre dijo:

«Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer,

y comiste del árbol de que te mandé diciendo:

No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa;

con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.

18Espinos y cardos te producirá,

y comerás plantas del campo.

19Con el sudor de tu rostro

comerás el pan

hasta que vuelvas a la tierra,

porque de ella fuiste tomado;

pues polvo eres,

y al polvo volverás».

Ahora escucha mientras leo una sección del Nuevo Comentario Bíblico de Inter Varsity Press sobre este pasaje:

El hombre, la mujer y la serpiente fueron interrogados y sentenciados por el inquisidor divino. Las preguntas de Dios estaban diseñadas para obtener confesiones, no información; él sabía perfectamente bien lo que ellos habían hecho.

Los efectos a largo plazo del pecado luego comenzaron a aparecer. La serpiente fue condenada a arrastrarse y a estar en constante guerra con la humanidad, la simiente de la mujer (15). Su simiente aplastará la cabeza de la serpiente, ésta última saldrá peor en la larga batalla. Así, aunque esto era un juicio sobre la serpiente, fue al mismo tiempo una promesa para el hombre. Por tanto, ha sido tradicionalmente visto por judíos y cristianos, como la primera señal de un salvador para la humanidad, y el 3:15 es a menudo llamado el ‘protoevangelio’ el ‘primer evangelio’.

Las alusiones a él en el N.T. incluyen Ro. 16:20; He. 2:14; Ap. 12. En Génesis la promesa a Abraham de que «En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra» (22:18) comienza a hacer la vaga promesa de 3:15 más específica. También es notable que este primer juicio sobre el pecado está teñido de esperanza, algo que se repite a lo largo de la Escritura (cf. 6:5-8), ya que la misericordia de Dios supera su ira (cf. Ex. 20:5-6).

¿Qué opiniones obtienes de este comentario? (Deja que la clase responda)

Si estás buscando un buen grupo de comentarios, me gustaría recomendar los siguientes:

  • El Nuevo Comentario Bíblico de IVP, Editado por G.J. Wenham, J.A. Motyer, D.A. Carson y R.T. France
  • La serie de comentarios Tyndale del A.T. y N.T., publicada por William B. Erdmand Publishing
  • Los comentarios ‘The Bible Speaks Today’, publicados por IVP

¿Hay alguna otra pregunta sobre los comentarios?

Diccionarios Bíblicos

Pasemos a los diccionarios bíblicos. ¿Qué son los diccionarios bíblicos? Bueno, ¿alguna vez has usado un diccionario «regular»? Simplemente buscas una palabra (que está ordenada alfabéticamente) y el diccionario te dará información sobre los diferentes matices del significado de la palabra, de dónde viene esa palabra, ejemplos de su uso en una oración, etc.

Un diccionario bíblico es muy similar a los diccionarios que ya conoces – excepto que las entradas (palabras) son palabras que pueden ser significativas para el estudio de la Biblia. Un diccionario bíblico tiene entradas para personas de la Biblia (como David, Abraham, Moisés, Jesús) – lugares de la Biblia (Jerusalén, Roma, Babilonia, etc.) – conceptos bíblicos (como la fe, el arrepentimiento, el sacrificio) – acontecimientos bíblicos (como la caída de Jerusalén, el exilio de Babilonia, la resurrección de Jesús) – y también pueden presentar otro tipo de información: bosquejos de libros de la Biblia, fotos, gráficos, diagramas, entre otros. Las entradas son usualmente breves – especialmente si el diccionario sólo consta de un volumen – así que, si necesitas información más detallada, quizá necesites revisar una enciclopedia bíblica, la cual es muy parecida a un diccionario bíblico, con excepción de que las entradas son más largas y pueden también incluir listas de otras referencias para consultar sobre el tema (Bibliografías).

¿Por qué usar un Diccionario Bíblico (o Enciclopedia Bíblica)? Su principal uso es la investigación de temas específicos de la Biblia. Un buen diccionario bíblico te dará los hechos esenciales, presentados brevemente; una enciclopedia bíblica te proporcionará usualmente mucha más información. Muchos comentarios y biblias de estudio quizá traten ciertos asuntos o temas. Cuando necesites explorar un tema más a profundidad, consulta una entrada de un diccionario o enciclopedia referente al tema.

Por ejemplo: A lo mejor estás estudiando los primeros capítulos de Génesis como acabamos de hacerlo, y te estás preguntando: ¿dónde se encontraba ubicado el Huerto del Edén? Toma tu diccionario bíblico o enciclopedia y busca las palabras «Edén», «huerto», «paraíso». Si buscaste Edén en el Nuevo Diccionario Bíblico publicado por IVP encontraste esta definición: Edén –«Lugar que Dios creó para que Adán viviera, y del cual Adán y Eva fueron expulsados después de la Caída». Pero también verías una explicación de la derivación de la palabra, «Edén», como una discusión de los ríos fronterizos del huerto, el contenido del huerto, sus territorios vecinos, su posible ubicación, e incluso un lugar paralelo llamado Dilmún que es discutido en la Literatura Sumeria.

Así que, espero que puedas ver los diccionarios y las enciclopedias bíblicas pueden ser muy útiles.

Para escoger un buen diccionario bíblico/enciclopedia bíblica deberías considerar los siguientes criterios:

REPUTACIÓN: ¿Cuál es la reputación (fiabilidad) tanto de los colaboradores como de la editorial? ¿Qué sabes acerca de ellos? ¿Cuál es su punto de vista teológico? ¿Ha publicado el editor otras herramientas de referencia de renombre?

NOVEDAD: ¿Cuándo fue publicada por primera vez esta referencia? Si fue publicada hace muchos años, ¿ha sido revisada? Necesitas una herramienta de referencia que presente la información más actualizada.

REFERENCIAS: ¿Posee esta herramienta bibliografías que te indiquen más información sobre un tema? ¿Mencionan o citan una cantidad adecuada de pasajes bíblicos para que investigues? ¿Tiene índices que refieran temas en más de una ubicación en el libro?

RELEVANCIA: ¿Es esta herramienta la adecuada para tus necesidades? ¿Información suficiente– sin ser abrumadora? ¿Requiere conocimientos previos (como el griego o el hebreo)? ¿Es una herramienta para eruditos o especialistas? ¿Está escrita desde una perspectiva particular, o con una audiencia particular en mente?

Hay varias clases de diccionarios bíblicos/enciclopedias:

Referencias de un volumen: Estas son convenientes de usar (y menos costosas) pero no tan detalladas como las de varios volúmenes.

Referencias de varios volúmenes: Mucho más detalladas y autoritativas, las mejores de éstas colocan vastos recursos de la erudición Biblia a tu alcance.

Léxico Hebreo/Griego: Estas explican los significados de palabras específicas en los idiomas originales de la Escritura. Aunque algunos pueden ser utilizados provechosamente por principiantes, la mayoría requiere un conocimiento de los idiomas originales, ya que las palabras se enumeran en el orden alfabético de esos idiomas, en sus guiones especiales. Si no conoces los idiomas originales, entonces resultará difícil buscar las palabras.

Léxico en línea…

Diccionarios Teológicos: Estos se enfocan en palabras con significados teológicos y doctrinales importantes. Algunos requieren conocimiento de los idiomas originales de la Biblia, otros no. Como es de esperar, estos diccionarios a menudo reflejan interpretaciones particulares de la Biblia, así que investiga el enfoque y orientación teológica antes de que compres/uses uno.

Diccionarios Especializados: Estos tratan temas especializados – la antigüedad o historia de la iglesia, descubrimientos arqueológicos, adoración y liturgia. Proporcionan bastante información pero son mucho más restringidos en su enfoque.

Algunas opciones populares de diccionarios bíblicos/enciclopedias incluirían (pero no te limites a estas) las siguientes:

  • The New Bible Dictionary [El Nuevo Diccionario Bíblico] (Inter-Varsity Press, 1982). Este es un buen diccionario bíblico de un volumen, escrito desde una perspectiva evangélica. Muchos eruditos británicos proporcionaron material para este diccionario; a menudo muchos de nosotros en USA no estamos familiarizados con ellos, no obstante, se pueden obtener conocimientos importantes.
  • The HarperCollins Bible Dictionary [El Diccionario Bíblico HarperCollins] (Harper, 1996). También un diccionario bíblico de un volumen, escrito desde un punto de vista menos conservador.
  • The Anchor Bible Dictionary [El Diccionario Bíblico Anchor] (Doubleday, 1992) – No te dejes confundir porque el título dice «diccionario», esta referencia es la mejor enciclopedia bíblica general, de varios volúmenes, impresa. En mi opinión, también es la más académica. Si sólo quieres uno de estos tipos de recursos y quieres el mejor, esta es la que deberías comprar. Los conservadores señalan: Si usas este recurso, ten en cuenta que no necesariamente ratificará tus puntos de vista.
  • The International Standard Bible Encyclopedia [La Enciclopedia Bíblica Estándar Internacional] (Eerdmans, 1979-1988). Muy parecida al Anchor Bible Dictionary, pero escrita desde un punto de vista evangélico. Está en 4 volúmenes. A pesar de que refleja mis puntos de vista personales más que el DB Anchor. Aún soy un gran fan de éste último.

¿Preguntas? ¿Biblias de Estudio?

Conclusión:

Al inicio de este Seminario Básico, hace doce semanas, dije que era nuestro objetivo deliberado fomentar y equipar dentro de ustedes un deseo por la palabra de Dios. No existe una categoría de vida cristiana saludable que no estudie regularmente la Biblia y se comprometa a recodarla. El estudio de la Biblia es una parte normal de la vida cristiana.

Espero que esta clase les haya ayudado a hacer esta disciplina más deseable, efectiva y útil a fin de que tengan muchos, muchos años de ver en la Escritura las glorias del plan de Dios de salvar a su pueblo y juzgar a sus enemigos a través de Cristo Jesús. Dios les bendiga.

Amén