Membresía

Cómo realizar una entrevista de membresía

Artículo
03.07.2019

La popularidad del cristianismo privado e individualista crea y perpetúa serios desafíos. Por ejemplo, los cristianos tienen poco sentido de su responsabilidad colectiva por un discipulado de los demás. El nominalismo abunda y pocos cristianos comprenden plenamente lo que significa ser un miembro de la iglesia. Incluso, muchas iglesias con una predicación teológica y expositiva no  enfatizan regularmente las implicaciones corporativas de las Escrituras para su gente.

He sentido la (aparente) inutilidad de tratar de abordar estos problemas. Sin embargo, por gracia, la membresía en nuestra iglesia se ha vuelto lentamente significativa, y una de las herramientas más cruciales en esta transición  es  entrevistar a quienes desean unirse a la iglesia.

El doble objetivo de una entrevista es: (1) discipular a la persona y (2) discernir si su profesión de fe en Jesús es creíble. Quieres  discipular  y  discernir .

Los temas cubiertos en nuestras entrevistas de membresía incluyen: (1) saludo y oración; (2) información básica de contacto, familia e historia de la iglesia; (3) testimonio personal; (4) definición del evangelio; (5) preguntas personales sobre el alma y compromiso con nuestra iglesia; y (6) una visión general de las expectativas y los próximos pasos.  Pensemos en cómo entrevistar estratégicamente mediante el discipulado y el discernimiento.

Los cristianos  discipulan a  otros ayudándolos a avanzar hacia la madurez en Jesús. Incluso algo tan mundano como una entrevista de membresía puede discipular a los cristianos hacia Jesús en la confianza del evangelio, la gratitud del evangelio y la comunidad del evangelio.

Al mismo tiempo, debes  discernir  si recomendarías o no al candidato para la membresía. Para hacer esto, necesita saber si la profesión de fe de una persona en Jesús es creíble. La credibilidad  no  busca una certeza absoluta sino una evidencia observable de arrepentimiento continuo del pecado y la fe funcional en Cristo.

Ahora, si apenas conoces a alguien, ¿cómo puedes discernir la credibilidad de una profesión? Sencillamente, busca si tiene un entendimiento básico del evangelio y  una  disposición presente para obedecer todo lo que Cristo ordena (Mateo 28:20). Puedes discernirlo por su explicación del evangelio, su testimonio y su voluntad de unirse a una iglesia que practica una membresía significativa.

Veamos estas tres categorías para el discipulado y el discernimiento.

EVANGELIO

Discípulo por la confianza del evangelio.

Esta es la pregunta más importante que puedes hacerle a un posible miembro: «¿Qué es el evangelio?». Al pedir una simple comprensión del mensaje del evangelio,  discípulas  al  probable miembro hacia la estabilidad en la Palabra acerca de Cristo. Quieres asegurarte de que entiendan tanto la muerte de Cristo por nuestros pecados como su resurrección para nuestra justificación. Quieres asegurarte de que tengan categorías de (1) la creación y la justicia de Dios; (2) la dignidad, el pecado y la condenación del hombre; (3) la persona y obra de Cristo; (4) la necesidad de responder con arrepentimiento del pecado y la confianza en el Señor Jesús. Los cristianos nuevos y no instruidos probablemente tropezarán con el mensaje básico, así que no tengas miedo de  entrenarlos donde son inestables. Pregúntales directamente si creen en este evangelio, y luego que agradezcan a Dios por su profesión.

Discernir una fe creíble por su explicación del evangelio.

¿Entienden el evangelio? Si piensan que Dios los acepta según sus obras, si no creen que Jesús resucitó de los muertos (un misionero que se unió a nuestra iglesia solo pensaba que Jesús resucitó espiritualmente) o si tienen o no una idea de  por qué murió Jesús. Entonces, has pausa en el proceso para asegurarte de que entienden el evangelio. En estas situaciones, es posible que necesites invitarlos a algunos estudios sobre el evangelio.  Quizás puedas conectarlos uno a uno con un miembro de la iglesia.

TESTIMONIO

Discípulo por la gratitud del evangelio.

Pregúntales  por la historia de su vida centrada en su conversión: cómo era la vida antes y después de que Dios los salvó. ¿Cuándo fueron bautizados? ¿Por cuál iglesia? ¿De qué iglesias han sido parte, y cuál fue su experiencia más reciente en la iglesia? ¿Cuáles son sus principales eventos y relaciones que dan forma a la vida? En todo esto, celebramos la gracia de Dios, recordándoles la fidelidad de Dios.

Discierne una fe creíble por su testimonio.

¿Testifican de un cambio en sus vidas después de convertirse en cristianos? ¿Mencionan el fruto del arrepentimiento, incluso si no usan esa frase? Si no saben cuándo se convirtieron en cristianos, ¿han visto los efectos de la Palabra de Dios y el Espíritu Santo trabajando en ellos y cambiándolos en lo que podrían ser de otra manera? Su compromiso voluntario hacia la comunidad del evangelio puede expresarlo.

COMPROMISO HACIA LA IGLESIA

Discípulo por la comunidad evangélica.

La comunidad bíblica está destinada a florecer dentro de una estructura de compromiso y responsabilidad. Esta entrevista de membresía se debe usar para consolidar su conexión con la iglesia, ya que ellos ofrecen voluntariamente su información de contacto básica, y usted ofrece voluntariamente diferentes rampas de acceso para involucrarse en la iglesia.

Hablar con franqueza es crucial para la comunidad bíblica. Dado que  cada miembro es un sacerdote real y responsable de participar con toda la iglesia en el ejercicio de las llaves del reino ,  debemos enseñarles a hablar. La entrevista brinda la oportunidad de hacerlo, ya que pedimos tanto el aliento divino como la crítica. Aprenderán que buscamos mejorar la iglesia mientras pedimos comentarios sobre la clase de membresía, las reuniones dominicales, el canto, la predicación, los grupos pequeños, la reunión de oración y cualquier otra cosa que hayan observado. La apertura a las observaciones de otros fortalece a la iglesia y honra a Cristo.

Además, discipúlalos hacia amistades significativas, haciéndo preguntas personales directas, resumiendo las responsabilidades de los miembros nuevos y preguntando si están de acuerdo con la declaración de fe y el pacto de la iglesia.

No tengas miedo de preguntar: «¿Cómo es su relación personal con Jesús?». Pero antes de hacer preguntas personales, asegúrate de informarles que estás preguntando para que puedas pastorearlos bien.

Discernir su voluntad a ejercitar la responsabilidad colectiva.

Cristo nos ordena obedecer todo lo que él mandó (Mateo 28:20). Dado que ya aclaraste la responsabilidad colectiva y la expectativa de la membresía y la disciplina de la iglesia, ¿la reciben felizmente? ¿Están dispuestos a dar y recibir el ministerio de disciplina correctiva (Mateo 18: 15–17)? Si captan la gravedad de la carga de Cristo para seguirlo en todo, entonces generalmente es suficiente para mí recomendarlos para la membresía.

Discernir su voluntad de ser pastoreados.

Ciertamente, algunas situaciones pueden surgir, caso por caso, que te harán pausar, o buscar más información, o tal vez incluso contactar a su iglesia anterior. Pero en términos generales, si responden a tus preguntas directas, entienden las expectativas y están dispuestos a compartir su historia, esa es una pista útil de que su profesión de fe es creíble.

Por otro lado, si un posible miembro se resiste a un pastoreo sabio y significativo, si parece que no están interesados en la responsabilidad colectiva, entonces sería prudente detener el proceso y continuar enseñando la Biblia hasta que muestre un espíritu más dispuesto y comprensivo. Si tales desacuerdos persisten, entonces tal vez sea mejor para ellos simplemente unirse a otra iglesia local donde puedan unirse sin preocupación.

La conclusión es la siguiente: Has una estrategia sobre cómo entrevistar a los posibles miembros de manera efectiva. Mantén el proceso relativamente uniforme para que cualquier pastor pueda hacerlo. Esto probablemente comienza con la  adopción de una plantilla de entrevista de membresía básica.

CONCLUSIÓN

Si no entrevistas a los posibles miembros de manera efectiva, entonces puedes perder la oportunidad de debilitar la cultura del cristianismo privado e individualista. También puedes crear problemas innecesarios en tu iglesia en el futuro.

Tal vez hayas sido desalentado por cristianos provenientes de culturas de iglesias malsanas. Pero si entrevistas a personas nuevas, si buscas discipularlas a medida que percibes la credibilidad de su profesión de fe, entonces puedes tener una mayor confianza en que la enseñanza bíblica sobre la responsabilidad colectiva es presionada personalmente más en sus corazones y mentes. Este es el pastoreo efectivo.


Traducido por Renso Bello.

NOTAS:

1. Para obtener una lista de preguntas más específicas, consulta «Una plantilla de muestra para realizar una entrevista de membresía».

2.Ver: «¿Qué es el Evangelio?» 9Marks.org,  https://www.9marks.org/answer/what-gospel/

3. Michael Bennett,  Explicación sobre el cristianismo (The Good Book Company, 2013).

4.Ver: Jonathan Leeman, No despedir a los  miembros de su iglesia  (Nashville, TN: B&H Academic, 2016) o su enseñanza condensada sobre el tema en : Entendiendo la autoridad de la congregación  (Nashville, TN: B&H Books, 2016).

5 Ver: «Una plantilla de muestra para realizar una entrevista de membresía».