Clases esenciales: Apologética

Apologética – Clase 6: Las Religiones del Mundo

Artículo
20.12.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word
  Descargar Folleto del Alumno en formato Word

 

Clase esencial
Apologética
Clase 6: Las Religiones del Mundo


I. Introducción

A unos pocos minutos de aquí en el noroeste de Washington, DC, hay una estatua de Mahatma Gandhi. Gandhi fue un hombre de grandes ideas que ha dejado un gran legado. Sin dudas fue un gran líder político y filósofo social. Gandhi puede ser más recordado como el profesor de la desobediencia civil o por su rol en asegurar la independencia de la moderna nación de India.

¿Qué es lo más importante acerca de Gandhi? ¿Qué creía Gandhi sobre la vida, la humanidad y Dios?

El día de hoy, en nuestra novena clase de Apología estaremos aprendiendo cómo lidiar con personas de las diferentes religiones del mundo: el hinduismo, budismo y el Islam.

Si agrupas a los católicos romanos, protestantes, anglicanos y ortodoxos bajo una misma categoría del «cristianismo», las siguientes tres religiones más grandes son el hinduismo, el budismo y el Islam.

CIA, 2007

  • Cristianos 33,32% (de los cuales 16,99% son Católicos Romanos, Protestantes 5.78%, Ortodoxos 3,53%, Anglicanos 1,25%),
  • Musulmanes 21,01%,
  • Hindúes 13,26%,
  • Budistas 5,84%,
  • Otras religiones 11,78%
  • Sin religión 11,77%,
  • Judíos 0,23%,
  • Sikhs 0,35%
  • Bahá’is 0,1 2%
  • Ateos 2,32%

Según estas estadísticas, los cristianos protestantes forman solamente cerca del 6% de la población del mundo. ¿No resulta ingenuo y dogmático que los cristianos evangélicos declaren que Jesús es el único camino? ¿Acaso no conducen todos los caminos a Roma?

De vuelta a Gandhi. Él fue un hombre amable, moral y muy religioso. Fuentes dicen que era admirador de Cristo, pero no se preocupaba demasiado por los cristianos. Ciertamente, Gandhi—un gran líder y personaje histórico—tenía comunión con dios o al menos ganó su favor. ¿Acaso el objetivo de la religión no es ser sincero y moral? Después de todo, ¿no enseñan básicamente lo mismo todas las religiones del mundo—comunión con el divino y una cooperación amorosa en la tierra?

En nuestros próximos minutos juntos no sólo exploraremos la enseñanza del hinduismo, del budismo y del Islam, también responderemos tres preguntas:

  1. ¿No enseñan lo mismo todas las religiones del mundo?
  2. ¿Es Jesús el único camino?
  3. ¿Qué hay de que aquellos que jamás han escuchado?

Encontraremos que lo realmente importa incluso más que la vida y el legado de un gran hombre, es lo que ese hombre cree, y cómo responde a Jesús.

Sin dudas, las librerías están repletas de libros sobre las religiones del mundo y sus filosofías. Así que el material del día de hoy no es para nada una panorama exhaustivo; es solamente un breve resumen.[1]

Hay tres categorías para cada religión del mundo, y cada una de las nuestras hoy encaja en una categoría. 

  1. Categorías de las religiones
  • El Monoteísmo – Enseña que hay un solo Dios. Las religiones monoteístas incluyen al cristianismo, al judaísmo y al Islam.

El cristianismo, el judaísmo y el Islam comparten una perspectiva del mundo: Que hay un solo Dios, que Dios se revela a sí mismo y que el hombre es pecador. Pueden llegar a conclusiones similares sobre la moralidad y la ética.

Pero difieren dramáticamente sobre la autoridad de la Biblia y la persona de Jesucristo.

  • El Politeísmo – Enseña que hay muchos dioses (El hinduismo, las religiones occidentales, la Nueva Era, griegos y egipcios, platonistas).

Los cristianos y los politeístas coinciden en que existe un Dios y en que no somos él. También estaríamos de acuerdo en que los pensamientos y las acciones del hombre afectan su caminar con dios.

Pero la visión de los politeístas sobre la autoridad y la historia son radicalmente diferentes, la moral y la ética son aspectos superficiales, y con certeza no reconocen a Jesús y la Biblia.

  • El Panteísmo – Todo es dios, dios está en todo (El budismo clásico, el budismo zen y el animismo).

Los cristianos tienen pocas creencias en común con las religiones panteístas. Incluso nuestra comprensión y concepción de Dios realmente difiere de la suya. La idea de que el hombre se acerque o se reconcilie con Dios ni siquiera es parte de sus ideales, debido a que ellos creen eficazmente que nosotros somos dios. Los panteístas generalmente tienen un concepto de la verdad, pero nunca es conocible. Quizá reconozcan a Jesús y a la Biblia como guías, pero dirían que sólo los uses si son de ayuda pragmática para ti.

Examinemos una religión del mundo en cada categoría estudiándola desde cuatro ángulos:

  1. Hechos
  2. Creencias
  3. Acuerdos y desacuerdos
  4. Preguntas

III. El Islam – Significa «sumisión a Dios», y los seguidores son «musulmanes»

Hechos

El Islam es más que un sistema de creencias. La fe provee un sistema social y legal que gobierna aspectos como la vida en familia, la ley y el orden, la ética, la vestimenta, la santidad, así como los rituales religiosos y la observancia.

Hay cerca de mil millones de musulmanes en todo el mundo, en su mayoría ubicados en el Medio Oriente, Indonesia, Pakistán, Bangladesh e India.

La religión fue fundada aproximadamente en el año 622 A.D. por Mahoma, quien creía ser el último mensajero por medio del cual Alá reveló la fe al mundo. Hubo mensajeros más antiguos, entre ellos Adán, Noé, Abraham, Moisés y Jesús.

Mahoma comenzó a enseñar en La Meca y luego se estableció en Medina. Para el año 632 A.D., Mahoma y sus seguidores se habían apoderado de La Meca y gran parte de la península arábiga por la Yihad –o Guerra Santa—religión proselitista desde el inicio. 

Creencias

Dios es llamado «Alá», pero la idea de un Dios encarnado y personal es blasfemo y absurdo. Dios es todopoderoso, él creó todas las cosas y es misericordioso y compasivo. Dios es el Juez, pero no hay un mediador.

El hombre puede pecar, pero es intrínsecamente capaz de complacer a Dios perfectamente, o al menos lo suficiente. La «salvación» se basa en las obras. El placer de Alá, se logra por la observancia religiosa (Cinco pilares):

  1. Confesión «No hay otro Dios sino Alá, y Mahoma es el apóstol de Dios».
  2. Ritual de oración 5 veces al día.
  3. Ayuno durante el mes de Ramadán (el noveno mes).
  4. Dar limosna a los pobres (2.5% de los ahorros).
  5. Peregrinación a La Meca al menos una vez en la vida, código moral rígido.

La conversión al Islam requiere de acciones externas, específicamente, que repitas la confesión, «No hay otro Dios sino Alá, y Mahoma es el apóstol de Dios». Esto es para someterse a todas las demás enseñanzas del Islam.

Acuerdos y desacuerdos

  • ¿Es la Biblia la Palabra de Dios? Los musulmanes creen que para Dios fue necesario dar otro libro, el Corán.
  • ¿Cuál es el propósito de la revelación de Dios? Los musulmanes creen que el Islam incluye tanto al judaísmo como al cristianismo, y dicen que incluso Abraham era musulmán. En su mente, todo es el Islam. Lo que necesitamos explicar a los musulmanes, y no es algo fácil, es que Dios deseó establecer una relación personal con el hombre.
  • ¿Jesús realmente murió en la cruz? El Islam no enseña que Jesús murió en la cruz. Hay un versículo en el Corán que dice, «No le mataron ni le crucificaron, sino que les pareció así. Los que discrepan acerca de él, dudan. No tienen conocimiento [seguro] de él, no siguen más que conjeturas. Pero, ciertamente no le mataron, sino que Alá lo elevó a Sí. Alá es poderoso, sabio». En la mente del musulmán, este versículo dice que Dios es tan misericordioso que nunca podría permitir que un profeta tan maravilloso como Jesús fuese crucificado por sus enemigos los judíos.
  • ¿Qué hay de la Trinidad? Los musulmanes a menudo dicen, «Ustedes los cristianos creen en tres dioses diferentes, Dios el Padre, Jesús y el Espíritu Santo. Eso es blasfemia, no se puede creer en tres dioses distintos». 

Preguntas

  1. ¿Cómo sabes si estás haciendo suficientes buenas obras para recibir la salvación en el Día del Juicio?
  2. ¿Es verdad lo que Jesús dijo?
  3. ¿Cómo puede el cristianismo ser parte del Islam cuando sus enseñanzas son tan diferentes?

Factor clave: la gracia

  1. El hinduismo (PANTEÍSTA)

Hechos

Hay cerca de 1 billón de hindúes alrededor del mundo, la mayoría de ellos en la India, el Reino Unido o en los Estados Unidos. El hinduismo surgió hace 3.500 años (1.500 a.C.) después de la conquista del subcontinente indio, pero no hay un fundador o un punto de partida claro.

El hinduismo no ofrece la misma insistencia en ser la única «verdad» como lo hacen otras religiones, y no hay una forma eternamente dominante o «correcta» del hinduismo. Los hindúes tampoco separan la religión de otros aspectos de la vida. Para los hindúes, el hinduismo es una parte intrínseca de su existencia, un enfoque completo de la vida que involucra a la vida social, ganarse la vida, la familia, la política, la dieta, etc. La cultura de la India es en gran parte hindú por esto.

El hinduismo no es un conjunto de creencias estáticas, sino que continúa desarrollándose. También explica la historia en términos circulares, no lineales, sin principio ni fin. 

Creencias

No hay ni una sola idea hindú sobre Dios. Existe Brahman: «El Absoluto», el Espíritu impersonal, omnímodo y muchas deidades menores. Podrías decir que hay «Un dios, entre muchos dioses».

El hinduismo se basa en las obras, porque detrás de la práctica hindú está la creencia de que todas las almas son eternas y  responsables de sus propios actos. El karma es la deuda de las malas acciones por las que uno debe expiar, de manera que cada alma queda atrapada en un ciclo de nacimiento y muerte y luego el renacimiento. El karma no es igual al juicio en el cristianismo. Es automático, impersonal y recurrente (gravedad).

Todos los hindúes quieren escapar de este ciclo. La calidad de la siguiente vida depende del karma del alma, la bondad o maldad de sus actos en esta vida. Los hindúes procuran vivir de una manera que hará que cada una de sus vidas sea mejor que la anterior.

Su objetivo final es escapar del ciclo mediante la obtención del Moksha (liberación). Así, cuando alguien muere, su alma renace en un nuevo cuerpo (aunque no necesariamente en un cuerpo humano), esto es conocido como la reencarnación. 

Acuerdos y desacuerdos

  • ¿La historia importa? La perspectiva cristiana de la historia es extremadamente diferente, lineal vs. circular. Para los cristianos, la historia tiene un propósito, porque tiene un comienzo y un fin. El hinduismo enseña un ciclo sin sentido.
  • ¿Cómo es Dios? Para los hindúes, el hombre es la manifestación de la fuerza impersonal de Brahman, pero no tiene valor individual. Sin embargo, los cristianos creen que el ser humano es creado a imagen de Dios, por ello posee un valor inmensurable para Dios, personalmente—tan personalmente—que él se entregaría a sí mismo para salvarnos. Además, los cristianos creen que Dios es único y se encuentra separado de la creación: no es simplemente una parte de ella.
  • ¿Cuáles son las consecuencias de nuestras acciones? Estamos de acuerdo con los hindúes en que hay consecuencias eternas por nuestras acciones. Ellos no creen en la idea del pecado contra un Dios santo; sólo en acciones erróneas que pueden ser solucionadas. En nuestra apologética, deberíamos ser claros en que los cristianos creen en una visión «más profunda» del pecado y sus consecuencias.
  • ¿Cómo alguien se convierte en hindú o cristiano? Los cristianos en realidad concuerdan con los hindúes en que nadie puede ser obligado a creer, y que «la tolerancia y la aceptación» son valores importantes. Pero el hinduismo reemplaza la resurrección con la reencarnación, y tanto a la gracia como la fe con obras humanas. Para ellos, la salvación es un ciclo, de nacimiento, muerte y renacimiento. Para los apologistas cristianos, el desafío es ayudarles a ver que la salvación realmente es la eternidad en el cielo con un Dios bueno y personal por lo que Cristo ha hecho por nosotros.
  • ¿Quién es Jesús? Los hindúes creen que Jesús es una manifestación divina, pero no más especial que otras. Los cristianos creen que Jesús es Dios, y que nosotros fuimos creados para tener una relación con él.

Preguntas

  1. ¿Realmente crees que todas las religiones son igualmente verdaderas, incluso si enseñan cosas diferentes?
  2. ¿Cómo puedes explicar la naturaleza humana de una forma que represente a la Madre Teresa y a Hitler?
  3. ¿Cómo sabes cuando eres lo suficientemente bueno para ser liberado?

Factor clave: la gracia 

  1. El budismo (POLITEÍSTA)

Hechos

Hay cerca de 500 millones de budistas en todo el mundo, predominantemente en China, Tíbet y el este de Asia.[2]

Es difícil hablar sensatamente sobre el budismo porque los budistas son dogmáticos de los cuales no podemos lingüísticamente ser para nada dogmáticos. Pero durante los últimos 30 años, el budismo ha crecido en el Occidente ya que su naturaleza no dogmática, racional, su posibilidad de guía espiritual y oportunidad de una transformación personal lo han hecho atractivo a la sociedad posmoderna.

Creencias

Como religión panteísta, el budismo enseña que todos somos Dios—Dios está en todos nosotros. ¿Has escuchado esto en la cultura pop? Yoda a Luke Skywalker: «Usa la fuerza Luke, la fuerza está a tu alrededor, en el árbol, en la roca, en mí y en ti».

El budismo no tiene a un Dios omnipotente y creador que existe apartado de este o de cualquier otro universo. De hecho, creer en un Dios de ese tipo no es parte del budismo.

Los budistas también creen el karma, la causa y efecto que atrapa las almas en un ciclo sin fin de nacimiento y renacimiento. Pero el budismo enseña que las ilusiones con las que los seres humanos se consuelan y engañan a sí mismos, incluyen la ilusión del material, la consistencia y la confiabilidad de los sentidos como medios de aprehender el mundo exterior.

El budismo enseña «Cuatro Verdades Nobles»

  1. Vivir es sufrir
  2. El sufrimiento es causado por el deseo (nos permitimos apegarnos a las cosas)
  3. Podemos eliminar el sufrimiento eliminando el deseo (aceptar)
  4. El deseo se elimina siguiendo el Noble Camino Óctuple[3]

El Noble Camino Óctuple nos lleva al estado conocido como nirvana, donde cesa toda acción e interacción. Nirvana es un estado de iluminación, y el lugar donde la personalidad se extingue.

Acuerdos y desacuerdos

  • ¿Quién es Jesús? Los budistas dirían que Jesús es otro maestro, que guía a la gente a la iluminación, a lo sumo otro Buda.
  • ¿Cuál es el problema del hombre? Los budistas describen el problema a medias. Los cristianos concuerdan en que en este mundo hay sufrimiento. Diferimos con la segunda descripción del problema. Nosotros no necesitamos eliminar el deseo, sino desear las cosas correctas. El problema es que deseamos dirigir nuestras propias vidas, y no someternos al gobierno de Dios. Ellos dicen que el deseo debe ser eliminado. Los cristianos dicen que debe ser transformado, a fin de que tengamos hambre y sed de justicia.
  • ¿Quién es realmente Dios? Necesitamos hablar con los budistas sobre el hecho de que el Dios de la Biblia es todopoderoso, inmanente y conocible, y desea estar en una relación con su pueblo. Él no es un Dios de poderes mágicos solamente, tiene un nombre y poderes personales que usa para nuestro bien.

Preguntas

  1. El budismo acierta en que no hay nada en la tierra que exista permanentemente. Pero, ¿qué pasaría sí te dijera que hay un mundo con Dios que existirá por siempre?
  2. En su lecho de muerte, Buda dijo: «Les recuerdo que todas las cosas son pasajeras. Les aconsejo que se refugien en ustedes mismos y en las enseñanzas. Todo lo que nace es susceptible de caer. No existe un salvador externo, depende de cada uno de ustedes trabajar por su propia liberación». ¿Cómo puede un budista ser salvo de lo sinsentido?
  3. Negar el deseo prohíbe el deseo de disfrutar a la familia y a las amistades, el trabajo y los juegos, la recreación y la exploración. ¿Un budista no desea estas cosas? ¿Por qué es tan difícil no desear?
  4. El budismo enseña que el deseo es el problema. Sin embargo, los humanos desean cosas desde la niñez. ¿Podría este deseo indicarnos algo o alguien a quien fuimos creados para desear? 
  1. ¿No enseñan todas las religiones lo mismo?

Después de pasar unos minutos contrastando al cristianismo con el Islam, el hinduismo y el budismo, puede que encuentres imposible creer que la gente todavía afirme que las principales religiones del mundo enseñan lo mismo, no obstante, algunos lo hacen. Esto es absurdo.

En primer lugar, como un asunto de simple observación, religiones diferentes hacen declaraciones diferentes, y es imposible ver cómo todas pueden ser verdaderas. De hecho, la naturaleza de una proclamación de la verdad es decir que una cosa es cierta, real y válida mientras que otra es falsa. El cristianismo enseña que Jesús es el único camino y que nadie llega a Dios sino por él. Los hindúes y budistas dirían que todas las religiones son iguales, pero niegan la exclusividad de la declaración más fundamental del cristianismo. Es absurdo pretender que enseñan lo mismo. Hay un mundo de por medio entre el sonriente Buda y el Cristo crucificado.

Segundo, no obstante, las religiones del mundo tienen algunas similitudes a nivel moral y ético—lo que significa ser bueno y vivir una buena vida. Sin embargo, incluso aquí puedes ver que hay una seria diferencia. Los budistas piensan que sus esfuerzos son los «mejores» cuando niegan la existencia del dolor, porque es una simple ilusión. Pero los cristianos siguen a Jesús, un hombre real, que ha asumido un gran dolor y juicio por ellos. Las similitudes en lo moral también se disuelven en el examen. Jesús lo dijo claramente: él no vino para hacer buenos a los hombres malos, sino para hacer que los hombres muertos tengan vida en Dios.

¿Realmente todas las religiones enseñan lo mismo? Nadie quiere dar el mismo respeto a una religión basada en el sacrificio humano, el miedo a los espíritus malignos, los suicidios de masas, como lo hace el budismo zen. Nadie sugiere seriamente que las afirmaciones de Hitler sobre la revelación divina deberían recibir un trato igual al de las hechas por Mahoma o Jesús. Sólo somos tolerantes hasta cierto punto, y con razón. Las diferencias hacen la diferencia.[4]

VII. ¿Es Jesús el único camino?

Entonces, ¿es Jesús el único camino para conocer a Dios, ser perdonados y salvados, y disfrutar la vida eterna junto a él? Sí.

  • Isaías 45:21 : «Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí».
  • Juan 14:6: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí».

Esta es una dura verdad para muchos de nuestros amigos. Es una verdad difícil de escuchar para otros en una cultura posmoderna. Cristiano, necesitamos decir esto convincente, bíblica y sabiamente, pero como apologistas cristianos, debemos proclamar la Palabra de verdad.

  • Como dice Romanos 1:16-17: «Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá».

Como creyentes, ¿cuáles son las acusaciones a las que debemos estar preparados para responder cuando decimos que Jesús es el único camino hacia DIOS?

  1. Afirmar que Jesús es el único camino es arrogante

Aquí deberíamos usar como argumentos las propias palabras de Jesús (Juan 14:6, Juan 17) y de los discípulos (Hechos 4:12, Romanos 6, etc). Podemos utilizar argumentos con respecto a la validez de los manuscritos del Nuevo Testamento para señalar la autenticidad del registro histórico. Estas no son nuestras afirmaciones.

Además, hay muchas otras religiones que hacen afirmaciones exclusivas de la verdad. Hacer tal afirmación no prueba su veracidad, pero tampoco es una afirmación limitada al cristianismo.

Finalmente, volvamos a lógica simple. No es posible que todas las grandes religiones del mundo sean caminos válidos para llegar a Dios.

  1. Jesús no puede ser el único camino, porque las otras religiones serían falsas

Independientemente del sistema de creencias que adoptes, dirás que tu sistema es correcto y que los miles de millones de personas que no lo aceptan están mal. Si el Islam es correcto, los miles de millones de personas que no son musulmanes están equivocados; si el judaísmo ortodoxo es correcto, los miles de millones de gentiles están mal. Si es correcto aprobar los múltiples sistemas de creencia porque todos son caminos válidos para lograr la iluminación espiritual, los miles de millones de cristianos, judíos, musulmanes y otros que creen en religiones exclusivas son intolerantes, y por consiguiente, están mal. Puedes ver que la lógica se desmorona.

  1. Todo lo que realmente importa es que la gente busque sinceramente de Dios

Quizá escuches a la gente decir que la sinceridad es lo más importante en las religiones, y que el resto son simples detalles. Son esos mismos detalles los que hacen la diferencia. Si tuvieras que examinar un billete de $50 falso, éste se verá y se sentirá como el verdadero. Puede que necesites un tratamiento especial para descubrir las diferencias. Sin embargo, son esas pequeñas, pero reales diferencias las que hacen que uno valga $50 y el otro nada.

Asimismo, si la sinceridad fuera la prueba, virtualmente cualquier engaño o persuasión metal «sincera» sería legítima.[5]

VIII. ¿Qué hay de aquellos que nunca han escuchado las buenas nuevas de Jesús?

Por último, ¿qué pasa con aquellos que nunca han escuchado de Jesús? ¿Podrían ser salvos? Esta es una pregunta que surge en la apologética, y algunas veces está relacionada con la pregunta de si Jesús es realmente el único camino.

Los amigos pueden plantear esta pregunta como una duda intelectual honesta, o pueden plantarla como una maniobra evasiva en un intento de evadir la declaración del evangelio en sus vidas. Será importante que determines cómo les responderás. Ellos son responsables ante Dios en el cielo por lo que hacen con Jesús.

Como dijo Jesús en Juan 3,

«Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas».

La Biblia tiene mucho que decir al respecto.

  • Toda la humanidad está bajo el juicio de Dios porque todos los hombres y mujeres son pecadores, moralmente responsables ante Dios, y deben responderle.
  • Romanos 1 enseña que el infinito poder de Dios y su deidad son evidentes a través de la creación.
  • Romanos 2: «Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio».
  • Romanos 3 dice que «por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios».
  • Isaías 40 dice que nadie busca a Dios e Isaías 53 dice, «Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino…».
  • Isaías 64:6 dice que nuestras justicias (buena vida) ante Dios son como trapos de inmundicia.
  • Hebreos 9:27: «Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio».

La humanidad está condenada al juicio de Dios por las 4 C’s:

  1. El testimonio de la creación,
  2. la conciencia en ellos,
  3. su propia culpabilidad en Adán y Eva en la Caída,
  4. y su comisión de pecado personalmente.
  • Todo el que invoque el nombre del Señor, DIOS, será salvo
  • 2 Pedro 3:9: «Él es paciente… no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento».
  • Romanos 5: «Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros».
  • Romanos 10:13, Joel 2:32 «Y  todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo».

(3) La Escritura está llena de ejemplos de hombres y mujeres que confiaron en Dios con información incompleta, sin embargo, son salvos

  • El pueblo de Dios tiene una relación con él porque confía en él en fe.
  • Así como Hebreos 11 deja en claro, los santos del Antiguo Testamento están en una relación con Dios porque respondieron confiadamente a lo que Dios había revelado de sí mismo.
  • ¿Eso quiere decir que Jesús fue innecesario para ellos? En absoluto. Como también deja claro en Hebreos 11, Jesús era el Mesías prometido y el sacrificio perfecto para todos los que se arrepentirían y creerían en Dios.
  • Hechos 10 cuenta la historia de Cornelio—un centurión temeroso de Dios a quien Dios habló a través de un sueño, y luego a Pedro—quien se arrepintió y creyó, confiando en Dios.
  • Josué 2 narra la historia de Rahab, una mujer pagana, que confió en el Dios de los israelitas, y, como Hebreos 11 aclara, le fue contado por fe.
  • 2 Reyes 5 cuenta la historia de una élite pagana, Naamán, cuya vida fue salvada porque confiaba en el Dios de Israel.

Entonces, ¿qué hay de aquellos que nunca han oído?

  • Todos sabemos que los hombres y las mujeres que no conocen a Jesús como salvador viven bajo el juicio de Dios.
  • Pero también sabemos que Dios salvó a aquellos que le llaman en fe.
  • Dios se glorifica y cumple sus propósitos de conformarse un pueblo de cada lengua, tribu y nación.

Si piensas que «no es justo» que algunos perecerán bajo el juicio de Dios, tienes que reflexionar sobre tu definición de lo que es «justo». Amigo, no necesitamos a un Dios santo que sea «justo» con nosotros. Necesitamos que sea misericordioso. Lo único que merecemos es su juicio. Pero él ha sido tan bondadoso con nosotros en Cristo.

La Biblia no responde directamente esta pregunta.[6] Pero, ¿por qué importa? La cuestión para los apologistas, es que han escuchado el evangelio, han recibido las buenas nuevas de Jesús.

Si no eres cristiano, necesitas saber que estás bajo el juicio de Dios. No obstante, las buenas nuevas es que Dios ha hecho un camino—al entregarse—para mitigar su ira en tu contra. ¿Qué harás con estas buenas nuevas? ¿Qué harás con Jesús? No deberías presumir la paciencia de Dios, sino pedir su misericordia, arrepentirte y creer.

Si piensas que «no es justo» que algunos perecerán bajo el juicio de Dios, tienes que reflexionar sobre tu definición de lo que es «justo». Amigo, no necesitamos a un Dios santo que sea «justo» con nosotros. Necesitamos que sea misericordioso. Lo único que merecemos es su juicio. Pero él ha sido tan bondadoso con nosotros en Cristo.

Creyente, eres responsable por lo que haces con Jesús. Como dice Romanos 10, «¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?». ¿Estás hablando a tus amigos de las buenas nuevas de Jesús? ¿Estás defendiendo la fe y criticando la incredulidad?

[1]Las religiones y creencias en las que nos enfocaremos hoy no son dominantes en los Estados Unidos. No, es más probable que vivas o trabajes cerca de alguien que es mormón, judío o católico que de alguien de una de las principales religiones del mundo. Y esa es precisamente la razón por la que nos enfocamos en estas tres, es probable que estés más familiarizado con la participación de amigos y colegas por el evangelio. Queremos enfocarnos en lo que es «importante» mundialmente, y no solamente en los Estados Unidos.

[2]La religión fue fundada por Gautama, príncipe rico que después se convirtió en Buda. Él creía que la libertad se obtenía por medio de la liberación de las trampas de la ansiedad. Y es su meditación la que da una sensación de libertad de la ansiedad, concediendo la capacidad de vivir en el presente y lograr la unidad con el resto de la creación. Llamado Bodi o ‘despertar’, llegó a su comprensión de la naturaleza del sufrimiento, su causa y una forma de detenerlo. Buda luego dedicó el resto de su vida a enseñar la forma para dejar de sufrir.

[3]: 1) la erspectiva correcta, 2) la intención correcta, 3) el discurso correcto, 4) la acción correcta, 5) el sustento correcto, 6) el esfuerzo correcto, 7) la atención correcta, 8) la concentración correcta- Meditación.

[4]Si se les pregunta sobre la historia de los tres hombres ciegos y el elefante, aquí hay algunos puntos.

  • Primero, imaginemos que la parábola era algo correcta. Bueno, aún confirmaría que hay un elefante. Y si todas las religiones son ciegas, ¿eso no dice algo sobre el estado de la humanidad?
  • Pero en realidad, el problema con la analogía, sin embargo, es simple: ¿cómo podría uno probar la premisa básica de que Dios es como el elefante? ¿Cómo podría uno probar que las diferentes religiones son como los ciegos? La prueba es imposible. La parábola simplemente lo afirma dogmáticamente: así es la realidad.
  • Curiosamente, en la tradición budista de la que proviene esta historia, la historia funciona perfectamente, porque ilustra una comprensión budista de la Última Realidad, todas las expresiones y entendimientos de Dios son válidos, incluso si parecen incompatibles. La historia parece ser objetiva y justa para todas las religiones, pero en realidad es una metáfora apilada diseñada para favorecer a una determinada conclusión.

[5]Si la sinceridad fuese una prueba, tú y yo podríamos pasar algunos minutos creando una nueva religión, simplemente escribiendo algunas creencias sobre Dios, el estado del hombre y el camino a seguir en la vida. Podríamos decir que tú eres Dios, y que una máquina de helados, el estado del hombre que si no tiene suficiente helado, y el método de redención es que todos deben pagarme para obtener helado. Esto podría ser un nuevo esquema de crecimiento financiero, pero no tiene ninguna conexión con la realidad.

[6]Todos los cristianos aman a Dios porque él nos amó primero (1 Juan 4:19) y escogió salvarnos. Dios puede revelarse a quienes ama, como él quiera. No es infrecuente que los misioneros cristianos pioneros hayan encontrado la respuesta a su mensaje: «Esto es lo que hemos estado esperando. ¿Por qué no viniste antes?». Tales revelaciones inusuales están totalmente dentro del poder de Dios, y son totalmente prerrogativa de Dios. Pero la forma normativa en que Dios se revela a sí mismo es claramente a través de las Escrituras. Aleccionador, la Biblia aclara que Dios se ha revelado a la humanidad a través de la creación y en la conciencia de modo que todos los hombres son responsables.