Clases esenciales: Apologética

Apologética – Clase 5: La Resurrección

Artículo
21.12.2017

  Descargar Manuscrito en formato Word

 
 

Clase esencial
Apologética
Clase 5: La Resurrección


Buenos días y bienvenido al Seminario Básico «Apologética». En lo que respecta a la fe cristiana, la apologética no tiene nada que ver con defender o justificar la verdad de la fe cristiana. Es un argumento racional para los propósitos de la evidencia y defensa del cristianismo, y para una crítica de la incredulidad. Mi deseo es que salgas de esta clase fortalecido en tu fe y mejor preparado para dar razón de la esperanza que tenemos a tus familiares, amigos y compañeros no creyentes, a ti y a otros. Oremos antes de comenzar.

¿Por qué crees que un hombre muerto salió de una tumba?

Introducción

La clase de hoy es, al fin y al cabo, LA pregunta fundamental del cristianismo. Lo que alguien cree de Jesús determina la manera en que responderá a muchas otras interrogantes con las que lidiamos. Si Jesús realmente es Dios encarnado, entonces uno también creerá en Dios. Si Dios pudo levantar a Jesús de los muertos, entonces es posible que haya podido decretar los contenidos de la Biblia.

Mientras consideramos esta pregunta hoy, espero poder hacer este argumento eminentemente práctico para que puedas usarlo en tus conversaciones con aquellos que dudan de su fe o con personas no cristianas que afirman no tener fe.

Déjame darte ocho puntos que abordaré sobre Jesús:

  1. Jesús es muy importante.
  2. Jesús fue una persona histórica.
  3. Jesús es el punto de la historia de Israel.
  4. Los profetas de Israel hablaron de Jesús.
  5. Las afirmaciones de Jesús sobre su divinidad son corroboradas por su vida, enseñanza y milagros.
  6. La muerte y resurrección no pueden ser explicadas.
  7. Las vidas de los discípulos de Jesús y el mundo cambiaron dramáticamente después de su vida.
  8. Jesús ha cambiado vidas a lo largo de la historia, ¡y todavía lo sigue haciendo!

Me gustaría que no olvidaras estos 8 argumentos.

1) Jesús es muy importante: Todo el cristianismo descansa sobre la vida, muerte y resurrección de Cristo
Todos saben que los cristianos hacen de Jesús la gran cosa. Sabemos esto por los afiches de Juan 3:16 en los juegos de fútbol; por las personas en el centro comercial que sostienen pancartas y hablan de su inminente regreso; en una ocasión incluso vi una Biblia con el nombre de «Jesús para vaqueros».

Entonces, ¿por qué los cristianos hacen de Jesús la gran cosa?

Es porque creemos que nuestro principal problema no es la falta de información. Es decir, nosotros no necesitamos simplemente ser dirigidos en la dirección correcta para cambiar nuestras vidas. No, lo que necesitamos es una transformación, lo que la Biblia llama una ‘vida nueva’. Nuestro principal problema es el PECADO o rebelión contra Dios, lo que nos lleva a tener una gran deuda con Dios y, ya que nuestra condición es seria el tratamiento también debe serlo.

Esta es la razón por la que los cristianos siempre están hablando tanto acerca de Jesús. Porque solamente Jesús puede perdonar nuestros pecados y cancelar la deuda que tenemos. Sólo Jesús puede cubrir nuestros pecados. Solamente él puede lavarlos y sólo Jesús puede restaurar tu relación con Dios.[i]

Teológicamente, estos son los fundamentos del cristianismo, y ellos descansan en Cristo. Si esto es cierto, tiene tremendas implicaciones para los cristianos.

«Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres» (1 Co. 15:12-19).[ii]

Teológicamente, si es cierto, tiene tremendas implicaciones para los no cristianos: Jesús dijo: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí». (Juan 14:6)

Entonces, Jesús está vivo o no lo está. Él conquistó la muerte o no lo hizo. Podemos tener vidas nuevas y transformadas o estamos viviendo una mentira. Así de altos son los riesgos, tanto para creyentes como no creyentes.

La gran interrogante es: ¿Es esto verdad? [iii]

El filósofo Kierkegaard dijo: «La pregunta central de la humanidad es si Jesús resucitó o no en la mañana de pascua. La manera en que entendemos esa pregunta determina cómo responderemos cualquier otra interrogante».

Bien, como mencioné, los cristianos creen que Jesús está arraigado en la historia—no en la filosofía o ideas—eso me lleva a mi segundo punto:

2) Jesús fue una persona histórica

¿Qué sabemos sobre Jesús?

El tráiler de Hollywood de la película sobre la historia de Jesús es muy dramático. Imagina:

De una pequeña minoría, de un pequeño y despreciado grupo, llegó al Imperio Romano un carpintero campesino. Durante 3 años fue un predicador y maestro itinerante. Vivió sólo 33 años, nunca ocupó cargos electivos, tuvo una posición de poder, escribió algo o dejó herederos. Este hombre fue asesinado en manos de las autoridades y sus pocos, pobres discípulos, en su mayoría incultos, se esparcieron por toda Jerusalén. Sin embargo, ¡de allí salió la iglesia de hoy![iv]

Referencias extra-bíblicas

Existen aproximadamente otras 20 referencias extra-bíblicas de la persona histórica de Jesús. Aunque pensé que valía la pena mencionarlo, casi ningún otro erudito serio negaría que Jesús de Nazaret fue una persona real.

Quizá el relato más influyente que tenemos es el de un historiador judío llamado Flavius Josephus que nació en el año 34 A.D., y se convirtió en fariseo a los 19 años  de edad. En el año 66 A.D. fue el comandante de las fuerzas judías en Galilea. Tras ser capturado, fue enviado a los cuartales romanos.[v]

También conocemos que los historiadores romanos vigilaban la actividad de los cristianos. Cornelio Tácito, un historiador romano escribió aproximadamente 50 años después de los escritos de Josephus:

«Cristo, el fundador del nombre, fue condenado a muerte por Poncio Pilato, procurador de Judea en el reinado de Tiberio, pero la superstición perniciosa, reprimida por un tiempo, estalló nuevamente, no sólo en Judea, dónde se originó el mal, sino también por la ciudad de Roma».[vi]

Jesús indudablemente fue una figura histórica.

Pero los cristianos van un paso más allá de decir que Jesús fue simplemente una figura histórica: también creemos que la historia de Jesús y las palabras de los profetas sirven como una exhibición, y que 4.000 años de historia nos prepararon para Jesús.

3) Jesús es el punto de la historia de Israel

Dios comenzó a presentar su argumento sobre quién era Jesús desde el inicio de los tiempos:

  • Dios estaba trabajando a lo largo de la historia de los israelitas para guiarlos hacia un Mesías. La historia del pueblo era Su historia…
  • Dios hizo un gran esfuerzo con los israelitas para crear la máxima analogía: una descripción verbal en la escala más grandiosa. No solo una parábola o una analogía, él arraigó SU analogía en la Historia, a través de las vidas de los israelitas y su historia.
  • Alguien viene -> por esta razón -> así es como se verá.

Miremos algunos ejemplos de cómo Dios trabajó en el pueblo el Israel.

a) La CAÍDA – un salvador sobrenatural vendrá

En la caída en Génesis 3:15 – Dios le dice a Adán y Eva que busquen a un salvador, a un humano, sobrenatural -> Satanás, Satanás lastimaría.

b) Abraham e Isaac – Dios proveerá el sustituto

En la historia de Abraham e Isaac en Génesis 22:11-14 – Cuando Abraham está a punto de ofrecer a Isaac en sacrificio, vemos más de cómo Dios rescataría a su pueblo. Podemos ver que:

  • No hay mayor prueba de lealtad que dar a tu único hijo por otro.
  • Dios preservará la semilla de la promesa.
  • Es necesaria la ofrenda sustitutiva.
  • Dios suple las necesidades de su pueblo -> Su mayor necesidad es el perdón.

c) La cautividad en Egipto y la Pascua judía: Dios demanda sacrificio – que sólo puede ser provisto por la muerte de un cordero perfecto.

Al rescatar a los israelitas de la cautividad en Egipto en Éxodo 12-15, vemos que:

  • Dios demanda sacrificio.
  • El hijo primogénito representa a la familia asumiendo el destino de la familia.
  • Además del sacrificio—todos—incluso el pueblo escogido, merecen la muerte.
  • Sólo la sangre sustitutiva puede evitar la muerte.
  • La sangre debe ser exhibida públicamente.

d) El chivo expiatorio: En Levítico 16, Dios declara que una vez al año será el Día de la Expiación. Y, en ese día el pueblo recordaría que:

  • Los pecados del pueblo deben ser perdonados anualmente—las personas siempre pecan.
  • Sólo es aceptable un sacrificio perfecto.
  • Una vez que el sacrificio ha sido aceptado, Dios lo envía fuera del pueblo—el pecado es transferido y olvidado para siempre.

e) Muchos otros: Éstas – y muchas otras narrativas de su historia – tenían el propósito de enseñar a los israelitas:

  • La grave situación de la naturaleza del hombre.
  • La necesidad de un sacrificio para lidiar con el pecado del hombre,.
  • Que el sufrimiento debía estar presente.
  • La combinación de la divinidad y de la humanidad requerida para la salvación.
  • La dación divina.

Así, Dios estaba usando acontecimientos para guiar y preparar a los israelitas para un Mesías que se levantaría para salvarlos.

 4) Los profetas de Israel hablaron de Jesús

La versión de Dios de una demostración. Él mostró al pueblo sus planes a lo largo de su historia, pero también les dijo lo que estaba haciendo a través de sus profetas.

Dios envió a los profetas para explicar y predecir el quién, qué, cuándo, dónde y por qué de Jesús. 

La Biblia contiene cerca de 300 profecías que testifican a Jesús y fueron cumplidas en él. Observemos algunos ejemplos. 

Quién: «Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz». Isaías 9:6 

Qué: «Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción». Salmos 16:10 (cumplida en Hechos 2:31)

Dónde: «Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad». Miqueas 5:2 (cumplida en Mateo 2:1-2) 

Cómo: «Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel». Isaías 7:14 (cumplida en Mateo 1:18)

Isaías 53: Y, posiblemente la profecía más determinante se encuentra en Isaías 53. El capítulo capta tan perfectamente el mensaje del cristianismo. Jesucristo es claramente el cumplimiento de esta increíble profecía, y vale la pena que quede registrada en su totalidad. Recuerda, esto fue escrito en el año 680 a.C. este capítulo se encuentra preservado en los rollos del Mar Muerto que datan antes de los tiempos de Cristo.

«Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca».[vii]

Por tanto, vemos que Dios predijo y demostró antes de que Jesús viviera para mostrar su divinidad y el propósito de su venida.

5) Las afirmaciones de Jesús sobre su divinidad son corroboradas por su vida, enseñanza y milagros: La vida de Jesús fue intachable, y sus declaraciones fueron increíbles.

Déjame hacerte una pregunta en las palabras del inmortal Alanis Morissette: «¿Qué pasaría si Dios fuera una de nosotros?» ¿Cómo crees que se vería?

¿Sabio/inteligente, bueno/bondadoso con otros, servicial? Dinos qué pasa, ¿demuéstranos cómo podemos conocer al Padre? No tenemos que especular como Alanis, podemos saber que:

A. Jesús fue un maestro SABIO:

Jesús también es universalmente respetado por todas las principales religiones del mundo como un gran profeta y maestro moral. Su enseñanza es verdad moral exhibida en su máxima expresión. No es un idealismo vago, sino realista y convincente, el producto de una mente sana. Incluso los detractores del cristianismo son rápidos para afirmar que concuerdan con la enseñanza moral de Jesús.

Algunos ejemplos de las enseñanzas atribuidas a Jesús:

  • La Regla de Oro: Trata a los demás como te gustaría ser tratado.
  • Ama a tus enemigos y ora por aquellos que te persiguen.
  • No juzgues y no serás juzgado. Perdona y serás perdonado.[viii]

B. Jesús AYUDÓ a otros – Milagros

  • Realizó 23 curaciones (el hombre con lepra, el hombre paralítico, el chico con un demonio, la mujer lisiada, el hijo del oficial, el hombre que nació ciego)
  • Demostró 9 órdenes a la naturaleza (la alimentación de los 5,000-4,000, calmar la tempestad, caminar sobre el agua)
  • 3 resurrecciones (la hija de Jairo, el hijo de la viuda, Lázaro)

C. Las afirmaciones de Jesús

Hay una paradoja sobre la vida de Jesús, la cual creo captarás si lees los Evangelios cuidadosamente. Para toda su gentileza y templanza, él hizo algunos comentarios absolutamente escandalosos. Las afirmaciones de Jesús:

Jesús afirmó estar por encima de la ley.  Él vivía en una sociedad judía dónde las leyes y los rituales se cumplían estrictamente, pero Jesús afirmó a todos que él está por encima de las leyes. «¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos?» dijo un día. «Ustedes tienen sus leyes y rituales, pero yo sólo hago lo que mi Padre me ordena».

Afirmó ser capaz de perdonar los pecados: Lucas 5. Había una gran multitud rodeando a Jesús, por lo que algunos hombres hicieron un agujero en el tejado de la casa en la que él estaba, y bajaron a un paralítico sobre un lecho. «Hombre, tus pecados te son perdonados».[ix]

Afirmó que nadie podía conocer a Dios, sino por medio de él.  «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí». (Juan 14:6)

Afirmó que resucitaría de entre los muertos. «El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; mas al tercer día resucitará». (Mateo 17:23)

Afirmó ser Dios. «Antes que Abraham fuese, ‘yo soy’.» Juan 8:58 (‘Yo soy’ era el nombre sagrado de Dios en hebreo, impronunciable para cualquier hombre. Después de que Jesús dijo esto, el pueblo trató de apedrearlo porque claramente afirmó ser Dios).

«Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo». (Mateo 26:64)

Finalmente, la vida de Jesús es tan extraordinaria y sus afirmaciones tan claras, que esto condujo a C.S. Lewis a su famosa conclusión trilema. Que Jesús es Señor, un mentiroso o un lunático:

«Aquí, estoy tratando de evitar que alguien diga realmente la cosa más tonta que la gente a menudo dice acerca de Él: ‘No tengo problema en aceptar a Jesús como un gran maestro moral, pero no acepto su afirmación de ser Dios’. Esa es la única cosa que no debemos decir.  Un hombre que fuese simplemente un hombre y dijese la clase de cosas que Jesús dijo, no sería un gran maestro moral. Sería, o bien un lunático—igual que el hombre que dice ser Napoleón—, o, en caso contrario, el demonio del infierno. Es preciso escoger. O este hombre fue, y es el Hijo de Dios; o fue un loco, o quizá algo peor. Puedes encerrarlo por loco, puedes escupirle a la cara y matarlo como a un demonio; o puedes caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios. Pero no caigamos en la simpleza de decir que fue un gran maestro humano. No nos dejó abierta esa posibilidad».

6) La muerte y resurrección de Jesús no pueden ser explicadas. ¡Sirven como el SIGNO DE EXCLAMACIÓN de Dios!

  • Dios usó descripción verbal a través de una nación
  • Dios usó a los profetas para predecir
  • Dios usó la vida de Jesús, sus enseñanzas y afirmaciones
  • Dios usó la resurrección de Jesús de entre los muertos 

Como si él dijera: De acuerdo, aquí hay algo que es de Dios o no lo es. 

Escéptico: «Analogías, predicciones, enseñanzas, milagros, moralidad—sí, sí, quizá otras creencias tengan esto: Roma se creía instrumento de Dios; Salomón fue sabio; la Madre Teresa fue una buena persona moral. Veo a tu Jesús y le llamo».

Dios: «Está bien, déjame ser muy, muy claro. Nadie puede hacer esto a no ser que sea Dios».

Y los cristianos creen que lo que Dios logró en tan solo 3días fue el argumento final de que Jesús era Dios, y que sólo él puede justificarnos con Dios.

Permíteme pasearte por la evidencia del porqué los consumidores cosmopolitas, cínicos y capitalistas del siglo XXI pueden creer que una persona real hace 2.000 años salió físicamente de una tumba. Al final, no pienso que este argumento y la evidencia podrán alguna vez «convencerte» de convertirte en cristiano: Sólo el Espíritu Santo revelando tu pecado y tu necesidad de Cristo puede hacer eso. Mi esperanza es que esta evidencia remueva una piedra de tropiezo en tu incredulidad.

Resumen de lo que pasó en los últimos días de Jesús:

Huerto -> Juicios -> Tortura -> Humillación -> Camino al Calvario-> Crucifixión -> Muerte -> Oscuridad -> Puesto en una tumba -> Gran piedra y soldados -> 3 Días de silencio -> Tumba vacía-> Discípulos fortalecidos -> Mundo cambiado 

El cristianismo no explotó por la muerte de un mártir, sino por la resurrección de un Salvador. Esto es lo que llenó de poder a los discípulos. El cristianismo no tiene sentido sin esto.

Jesús murió y fue puesto en una tumba

Al leer el relato de la pasión de Jesús, su crucifixión, observamos ciertos detalles:

  • Toda la noche enfrentando pruebas
  • Azotado con una larga vara de cuero
  • Corona de espinas en su cabeza
  • El travesaño a Gólgota
  • Clavos en sus manos y pies
  • Una lanza atravesó su costado

Vemos que Jesús realmente estaba muerto

  • Puesto en la tumba de José de Arimatea, miembro del consejo del gobierno judío.
  • Una gran piedra – algunos creen que de 1-2 toneladas – fue colocada frente a la tumba.
  • Guardias permanecieron frente a la tumba: 4-16 destacamento romano.
  • El sello romano fue puesto en la tumba: Como confirmación y advertencia.
  • Jesús realmente fue puesto muerto en una tumba sellada.

Con todo, tres días después, la tumba estaba vacía.

Esto nunca fue refutado. Los discípulos se encontraban predicando en los alrededores y cerca del momento. Las personas podían fácilmente caminar a la tumba. Algunos, sin duda, lo hicieron. Pero que la tumba estaba vacía nunca fue refutado. El simple hecho de que esta pronta proclamación de la tumba vacía tuviera lugar en Jerusalén es extraordinario. El silencio habla audiblemente.

Y, solamente hay algunas posibles explicaciones para esto.

A. Jesús se desmayó – Él en realidad no murió

Creo que John Stott refuta muy bien este escenario: «¿Hemos de creer que después de los rigores y dolores del juicio, la burla, el azotamiento y la crucifixión él podría sobrevivir treinta y seis horas en un sepulcro de piedra sin calor ni comida ni cuidado médico? ¿Creemos que él podría reanimarse lo suficiente para realizar el acto sobrehumano de levantar la piedra que aseguraba la boca de la tumba, y hacerlo sin molestar a la guardia romana? Que luego, débil, enfermo y hambriento él podía aparecer a los discípulos en una manera tal como para dar la impresión de que había derrotado a la muerte? ¿Creemos que el podría continuar reclamando que había muerto y resucitado, y que podía enviarlos a todo el mundo y prometerles que estaría con ellos hasta el fin del mundo?».

B. Alucinación – Todos los avistamientos de Jesús fueron falsos – Las personas no querían creer que Jesús murió – y esto les produjo alucinaciones

Tanto los Evangelios de Lucas y Juan enfatizan la propia incredulidad de los discípulos ante la solidez de lo que estaban viendo, el autor de Lucas por ejemplo, registró maravillado, «…le dieron un pedazo de pescado asado, y él lo comió mientras ellos miraban». (Lucas 24:42-43)

El autor de Juan nota la insistencia del discípulo Tomás de no estar preparado para creer a no ser que colocara sus dedos en las heridas del costado de Jesús, y registró que a Tomás se le permitió específicamente hacer esto, «¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo». (Lucas 24:38-39)

Explicar la resurrección como una alucinación es simplemente inverosímil. Además, una vez que el Camino hubiese sido llevado, las autoridades simplemente habrían producido un cuerpo para exponer la falsa enseñanza.

C. El cuerpo fue robado:

Por las autoridades romanas o judías…

En Mateo 28:11-15 leemos sobre una idea de cómo la tumba se encontraba vacía. Es interesante, ¿no? Que esto resalta el hecho que de las autoridades NO pudieron producir el cuerpo. El simple hecho de que ellos tuvieron que sugerir que el cuerpo había sido robado muestra que la tumba donde se sabía que Jesús reposaba también se sabía que estaba vacía.

De nuevo, no ganaban nada con mover el cuerpo, y, aun si lo hubiesen robado, ¿por qué lo producirían  una vez que fuese ventajoso hacerlo?

D. Por los discípulos…

Los guardias Romanos vigilaron continuamente la tumba porque las afirmaciones de Jesús de que resucitaría de los muertos eran conocidas. Su presencia habría hecho casi imposible que los discípulos robaran el cuerpo sin llamar la atención. Parece improbable que unos desanimados discípulos hayan vencido a un soldado romano en combate, y que luego hayan robado el cuerpo.

1 Co. 15:3-8 es especialmente importante porque se remonta fácilmente a la primera década después de la muerte y resurrección de Cristo. Aquí el testimonio de Pablo implica verdaderamente su incredulidad en la tumba vacía. Y las personas nombradas estaban vivas, y se podía hablar con muchas, particularmente en Jerusalén. Además, estos testigos hicieron que Jesús se les apareciera, ellos no podían encontrarlo. No suena como algo que ellos hubiesen inventado.

La Explicación más plausible para la tumba vacía – fue que Jesús realmente resucitó de entre los muertos.

Los cambios que surgen después de la resurrección de Jesús parecen confirmar esta explicación.

7) Las vidas cambiadas de los discípulos y el mundo cambiado.

A. Las vidas de los discípulos

El comportamiento de los apóstoles tras la muerte de Jesús no sólo desafía la teoría de la conspiración, sino que también corrobora la teoría del milagro. El día que Jesús murió, ellos lo abandonaron y le rechazaron, aterrados por las autoridades judías. Luego, 11 de los 12 y muchos otros que sufrieron muertes de mártires testifican al Cristo resucitado. ¿Cómo explicas esta repentina transformación? ¿Qué habrían ganado estos hombres de su engaño? Sólo rechazo, desprecio, y finalmente sus muertes. Los apóstoles estaban en condiciones de estar seguros de la verdad, y las personas no mueren por algo que saben es mentira. 

Illustración[x]: Las Crónicas de Narnia, ¿la última batalla? 

B. La iglesia creció desmesuradamente.

También vemos que la iglesia creció.

Sabes, el cristianismo tuvo que comenzar de alguna forma, y si solamente lees los Evangelios hasta la crucifixión, será complicado explicarlo.

Jesucristo no murió como el primer mártir por una buena causa para así encender a las masas. No  hubo disturbios ni marchas cuando él fue asesinado. Sus seguidores eran relativamente pocos. ¡Las masas no se enfurecieron por la noble muerte de Jesús!

Fue la resurrección de Cristo lo que avivó a la gente, eso inició la explosión que es la iglesia cristiana, cuyo impacto continúa en las vidas de muchos de nosotros hoy. ¡Sin la resurrección no hay cristianismo!

Creo que el motivo de este crecimiento fue registrado en Hechos 5:

«Antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada. Después de éste, se levantó Judas el Galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados. Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá, mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios».

Esto lo dijo un fariseo llamado Gamaliel mientras  trataba de persuadir al concilio para que dejara en paz a los discípulos.

8) Sucedieron otros cambios históricos 

a. El día de Sabbath– el día original de adoración para los judíos fue cambiado de sábado a domingo.

Muchos eruditos que han examinado esto, sugieren que en realidad, el argumento más pesado para la resurrección es el cambio del día de adoración de sábado a domingo. Los hábitos religiosos se encuentran—según la opinión de sociólogos, antropólogos y demógrafos, entre los hábitos más lentos de cambiar. Entonces, ¿cuál puede ser la razón para el repentino cambio entre judíos del primer siglo de una práctica que era tan central para su fe?

b. La introducción de la comunión.

Si Jesús no hubiese resucitado, ¿crees que sus seguidores habrían instituido el sacramento de la comunión? Ciertamente el recuerdo de la cena que condujo a la traición y crucifixión de Jesús habría sido un dolor insoportable. ¿Qué cambió el sufrimiento de la Última Cena en una comunión de gozo en todo el mundo?

c. El calendario cambió eventualmente.

Los cambios que ocurrieron en el mundo por causa de la vida de Jesús de Nazaret fueron colosales. Malcom Muggeridge resume su impacto:

«Detrás de los escombros de estas civilizaciones se encuentra la gigantesca figura de Jesucristo, por quien, en quien y a través de quien el hombre puede finalmente encontrar la respuesta para sí mismo y para la historia». [xi]

8) Jesús ha cambiado vidas a lo largo de la historia y todavía sigue haciéndolo – Nuestro testimonio personal

Pero no son tan solo estos grandes cambios en el mundo lo que nos lleva a creer que Jesús resucitó de los muertos, asimismo la vida de muchos de los santos a través de la historia que también han experimentado cambio en sus vidas.

  • Spurgeon, sentado en la parte trasera de una capilla en una mañana invernal y fría junto a diácono diciendo: «Mira a Jesús. Todo lo que tienes que hacer es ver a Jesús».
  • CS Lewis: Profesor de la Universidad de Oxford con serios problemas intelectuales que tuvo que superar.
  • Colson: Quien tuvo que ser arrestado para aprender que la libertad se encuentran en Cristo.
  • Mi vida.

Sabes, así es como me convertí en cristiano:

  1. Eclesiastés– Sin sentido
  2. Filipenses – Contento en cada situación
  3. ¿Por qué? Por Cristo –Él promete cambiar nuestras vidas– desde amar los autos, las cosas y a nosotros mismos – hasta amarlo a Él.
  4. La gente cree que no quiere que sus vidas sean cambiadas – no de la forma en que Jesús las cambiaría – Pequeños cambios primero – pero luego más dramáticos con el tiempo.

Ilustración: El peregrino en el Progreso del Peregrino con la gran carga en su espalda. Aliviado cuando fue removida.

¿Por qué crees que un hombre muerto salió de una tumba?

  1. Jesús es muy importante.
  2. Jesús fue una persona histórica.
  3. Jesús es el punto de la historia de Israel.
  4. Los profetas de Israel hablaron de Jesús.
  5. Las afirmaciones de Jesús sobre su divinidad son corroboradas por su vida, enseñanza y milagros.
  6. La muerte y resurrección no pueden ser explicadas.
  7. Las vidas de los discípulos de Jesús y el mundo cambiaron dramáticamente después de su vida.

Oremos.

 

[i]Entonces – ¿Cómo hizo esto?

(1) descendiendo a la tierra, Dios mismo dejó su trono para caminar entre nosotros.

(2) muriendo en una cruz, para recibir el castigo que nosotros merecíamos, para ser nuestro sustituto. Para redimirnos, término legal que significa pagar la deuda de otro.

3) resucitando de entre los muertos, y demostrando que la muerte y el pecado no tenían poder sobre él, y probando que Dios aceptó su sacrificio a nuestro favor. Él paga nuestra deuda y nos da una herencia como coherederos e hijos de Dios.

Jesús el sustituto de todos aquellos que se volverían y confiarían en él.

Pablo escribe esto a una pequeña iglesia del primer siglo: «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe».

[ii]«Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres» (1 Co. 15:12-19).

[iii]Y, como ya hemos visto semanas anteriores, vivimos en una cultura que piensa que todos pueden construir fácilmente su propio código de moralidad, perspectiva de la realidad y prioridades en la vida. Ninguna religión en el mundo parece tener sentido; al menos no hay diferencia que alguna otra idea, si se cree con la misma sinceridad, no podría hacer.

Ahora bien, esto podría ser cierto si el Jesús viviente del que hablan los cristianos simplemente «viviera» en el sentido de que está vivo metafórica o simbólicamente.

¡Pero no es lo que los cristianos quieren decir cuando decimos que Jesús vive!

No, esa división del Jesús de la historia del Cristo de la fe lo convierte en una idea en lugar de una persona.

Pero el evangelio cristiano no está fundamentado en un libro que Dios dejó caer en la tierra, sino sobre Dios convirtiéndose en hombre, sufriendo por nuestros pecados y resucitando de la muerte en victoria.

La fe cristiana es una fe histórica, en la cual afirmamos que ocurrieron ciertos acontecimientos, y que esos acontecimientos realmente conllevan un significado. Y el hecho central del cristianismo rodea la vida, muerte y resurrección de Jesús.

Como dice el famoso apologista Ravi Zacharias: «Si Jesucristo realmente es quien afirmaba ser, cualquier castigo a su mensaje es la expresión máxima de inutilidad. Por otro lado, si sus afirmaciones eran falsas, todo el cristianismo y gran parte de la historia ha sido construida sobre una mentira».

[iv] Extracto para el 2006: Un breve esbozo biográfico de quien la Biblia dice que fue Jesús:

  • Nació en Belén, pero creció en Nazaret
    • Padres: María y José
    • Primo: Juan el Bautista
    • Hermanos: varios, Santiago
    • Oficio: Carpintero
    • Soltero, nunca se casó
    • Murió crucificado a los 33 años de edad en Jerusalén
    • Murió sin dejar bienes, no escribió nada, sólo un pequeño grupo seguidores
    • No dejó herederos

[v]Él dice en una cita bastante cuestionada:

«Por este tiempo vivió Jesús, un hombre sabio… Que hizo grandes hazañas… Pilato lo sentenció a morir en una cruz, pero aquellos que le amaban desde el comienzo no dejaron de estar apegados a él… Sus discípulos informaron que se les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo;»

[vi]«Pero ni todo el alivio que podría venir del hombre, ni todas las recompensas que el príncipe podría otorgar, ni todas las expiaciones que podrían presentarse a los dioses, sirvieron para liberar a Nerón de la infamia de haber sido creído como culpable de haber ordenado la conflagración, el incendio de Roma. Por  tanto, para reprimir el rumor, acusó falsamente y castigó con las más exquisitas torturas, a las personas comúnmente llamadas cristianas, que eran odiadas por sus enormidades. Christus, el fundador del nombre, fue asesinado por Poncio Pilato, procurador de Judea en el reinado de Tiberio: pero la superstición perniciosa, reprimida por un tiempo, estalló nuevamente, no solo en Judea, donde se originó el mal, sino también por la ciudad de Roma».

[vii]Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

[viii]

  • Si alguien te da una bofetada en una mejilla, ofrécele también la otra mejilla.
  • No hagan sus buenas acciones en público para que los demás los admiren; que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha.
  • No almacenes tesoros aquí en la tierra, donde las polillas se los comen y el óxido los destruye; almacena tus tesoros en el cielo.
  • Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.
  • Si te aferras a tu vida, la perderás; pero, si entregas tu vida por mí, la salvarás.
  • El libro de Lucas registra muchas de las famosas parábolas de Jesús, cada una muestra una percepción más aguda del corazón del hombre. Es como si este hombre nos entendiera mejor de lo que nos entendemos nosotros mismos.

[ix]Jesús dijo. Creo que me verías raro si me acercara a ti para decirte que he perdonado todos tus pecados. No tengo esa autoridad; solamente Dios la tiene. Pero Jesús no lo pensó dos veces. Algunos de los maestros de la ley religiosa que estaban allí sentados pensaron: «¿Qué es lo que dice? ¡Es una blasfemia! ¡Solo Dios puede perdonar pecados!». En ese mismo instante, Jesús supo lo que pensaban, así que les preguntó: «¿Por qué cuestionan eso en su corazón? ¿Qué es más fácil decirle al paralítico: «Tus pecados son perdonados» o «Ponte de pie, toma tu camilla y camina»?  Así que les demostraré que el Hijo del Hombre[a] tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados» Entonces Jesús miró al paralítico y dijo: «¡Ponte de pie, toma tu camilla y vete a tu casa!».

[x] Charles Colson fue a prisión como parte del encubrimiento de Watergate antes de convertirse en cristiano en la cárcel. Él compara el supuesto encubrimiento de los discípulos con el hecho de que la conspiración de Watergate duró un corto tiempo.

«Sin embargo, incluso la posibilidad de poner en peligro al presidente por el que tanto habíamos trabajado para elegir, de perder el prestigio, el poder y el lujo personal de nuestras oficinas no era incentivo suficiente para hacer que este grupo de hombres mintiera. Ni como lo reflejo hoy, la presión realmente fue tan grande… si John Dean y el resto de nosotros estuviéramos tan aterrorizados, no por la posibilidad de las palizas y de la ejecución, sino por la desgracia política y una posible pena de prisión, uno solo puede especular acerca de las emociones de los discípulos… Incluso los fanáticos políticos en el pináculo del poder salvarán sus propias vidas en la crisis, aunque puede ser a expensas de aquel a quien dicen servir tan celosamente. ¿Es realmente probable entonces que un encubrimiento deliberado, un complot para perpetuar una mentira sobre la Resurrección, podría haber sobrevivido a la violenta persecución de los apóstoles, al escrutinio de los concilios de la iglesia primitiva, a la horrenda purga de los creyentes del primer siglo que fueron lanzados por miles a los leones por negarse a renunciar al señorío de Cristo? ¿No es probable que al menos uno de los apóstoles hubiera renunciado a Cristo antes de ser decapitado o apedreado? ¿No es probable que algún documento crucial haya sido producido exponiendo la ‘trama de la Pascua’?».

[xi] «Echamos un vistazo a la historia y qué vemos, imperios levantándose y cayendo, revoluciones y contrarrevoluciones, riquezas acumuladas y desperdiciadas. Doy un vistazo a mis propios compatriotas de Inglaterra que una vez dominaron un cuarto del mundo, la mayoría de ellos están convencidos de que ‘el Dios que los hizo poderosos los hará aun más poderosos’. He escuchado a un alemán loco y desquiciado declarar al mundo que él introduciría el mundo del Reich alemán, y que sería más poderoso que cualquier gobernante antes que él. He visto a un payaso italiano con su propia suposición arrogante de poder. He visto a un ruso asesino en el Kremlin proclamado ser el líder más sabio y grandioso que jamás haya existido. He visto a Estados Unidos más rico y poderoso militarmente que el resto del mundo junto. Si el pueblo estadounidense hubiese querido, podría haber superado a un César o a un Alejandro en el alcance y escala de sus conquistas. Lo he visto todo en una vida, y ahora me he ido con el viento. Inglaterra ahora amenazada con el desmembramiento y la bancarrota, Hitler y Mussolini muertos, recordados solo en la infamia. Stalin ahora es un nombre prohibido en el régimen que ayudó a fundar y dominar durante unas tres décadas. Estados Unidos ahora está obsesionado por el temor de quedarse sin el precioso líquido que hace marchar a sus automóviles, con los horribles recuerdos de una campaña desastrosa en Vietnam y las victorias de los Don Quijotes de los medios mientras cargaban contra los molinos de viento de Watergate, todo en una vida, y ahora desaparecido con el viento… Detrás de los restos de estas civilizaciones se encuentra la gigantesca figura de Jesucristo, por quién, en quién y a través de quién el hombre puede finalmente encontrar la respuesta para sí mismo y para la historia».